VEN A LA ORILLA Y QUÉDATE CONMIGO. PODRÁS CONOCERME A TRAVÉS DE MIS RELATOS Y MI POESÍA. TAMBIÉN CON ALGUNOS DE MIS PENSAMIENTOS Y OPINIONES. SIEMPRE QUE VENGAS ENCONTRARÁS ALGO DE CULTURA Y ARTE. Y TODO AQUELLO QUE CREA QUE TE PUEDE INTERESAR.
SE ME OLVIDABA PRESENTARME: SOY MOS Y ESTA ES LA ORILLA DE LAS PALABRAS; EL LUGAR DONDE SIEMPRE SERÁS BIEN RECIBIDO.

Seguidores

domingo, 10 de noviembre de 2013

GALIMATÍAS


GALIMATÍAS

No es fácil referir aquí,

en un puñado de versos vestidos de insomnio,

cuanto acontece a uno.

Tal vez porque mi cabeza es un embrollo,

un galimatías de pensamientos,

un aquelarre extraño donde las brujas

se reúnen con los ángeles y el demonio

platica  cordialmente con los apóstoles

mientras yo les invoco a todos ellos.

Qué puedo decir…

Cómo describir que, a veces, ni yo me entiendo.

El tiempo pasa veloz, indiferente, casi cruel,

ante los sueños y las vidas que conformamos.

Y otro noviembre cubre de hojarasca mi retrato,

lo que ya soy y lo que nunca seré.

Siempre me sentí forastero, desubicado;

huésped de un mundo que me acoge sin más

pero que también me ignora.

Aunque he oído demasiadas veces

que todo es relativo, que si uso mucho el gris

en la mirada, no sabré contemplar otros colores.

Es complicado ahora y en este país vislumbrar

el arco iris, la vida en rosa y los brotes verdes

que tanto vociferan los políticos desde su 

poltrona.

(Perdón, no quería escribir hoy de política.

Será mejor que vuelva a mi galimatías).

Tengo varios defectos y algunas virtudes

que aquí, en este pasaje público, huelga

nombrar.

No sé si estoy luchando contra el desánimo

o librando de nieblas este episodio vital

en el que hoy me encuentro.

Quiero continuar gastando tinta,

plasmar luces y sombras en cada párrafo,

el norte y el sur de las gentes;

mi propio vaivén si cabe.

Apuesto por seguir respirando palabras,

desmadejando este embrollo de letras

que quieren quedarse conmigo.

Y seguir; aguantar  entre mis papeles

la sensación de desastre que me invade.

Solo yo puedo salir de la tormenta silenciosa

que convive en mi interior y me naufraga.

Renovaré el pasaporte para continuar el viaje

por el mar de los poemas y el país de los

cuentos.

Pero no puedo prometer nada; lo siento:

soy una vasija de barro porosa y frágil,

un jardín sin abonar, un juego sin alicientes,

un cruce de caminos a ninguna parte,

un creyente sin dioses que venerar.

Tengo sueño; debo dormir un poco más.

Pronto amanecerá jovial un nuevo día.


© Ceferino Otálora (Mos). 9 de noviembre de

 2013

Imagen tomada de Internet. © Su autor.

42 comentarios:

Mos dijo...

Bueno, amigos blogueros, aquí estoy después de varios meses casi ausente. Vuelvo con este poema (o intento de poema), para intentar proseguir las andanzas en el blog y despertar.
Sí que os he echado de menos en varias ocasiones aunque he visitado con menos frecuencia vuestros espacios y me he enterado tarde de algunos episodios vitales de vosotros que han acontecido en esta larga ausencia y que, por una razón u otra, eran importantes en vuestra vida. Como quiero ser honesto desde aquí diré que os visitaré con más calma, sin grandes obligaciones pero, cuando lo haga, lo haré con ganas y con libertad para hacerlo. Parafraseando a una amiga bloguera diré que “no paso lista ni me gusta que me la pasen…Esto es ocio y el ocio es libre…Internet tiene su tiempo y la vida el suyo”. También el estado de ánimo es cambiante al igual que la vida con sus pormenores y situaciones. Será la crisis que todo lo impregna, no lo sé.
Venid a mi orilla cuando queráis. Siempre seréis bien recibidos.
Un abrazo muy especial a Trini, Isabel, Tesa, María, María mi paisana, Ximo, Luisa, Pedro Luis, Yolanda, María del Carmen, Jorge, Belén, Diego, Sindel, Maite, Gizela, India, Humberto, Darilea, María Jesús, Maribel, Arturo, Gustavo, Luis, Kasioles,…
Mos.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Me alegra infinito leerte, aunque sea con un poema de corte existencial y meditativo, cuajado de dudas, plagado de desazón. Y es que la realidad que vivimos es muy turbia, querido Mos, muy fea y desmoralizante. Si a eso le unimos la natural angustia que estar vivos nos plantea...
Me ha gustado tu poema, amigo, su sinceridad y los miedos en él expresados, esos miedos que tantos compartimos, esos miedos que nos unen en esta materia humana tan frágil y tan llena de sueños al tiempo.
Es duro vivir, pero ya que lo hacemos, hagámoslo de forma consciente, entregados a lo que nos gusta más allá del resultado.

Y en cuanto al blog, qué decirte... Ya sabes bien lo que pienso y me encanta que hayas usado esa cita de mi última entrada. Por mi parte, absoluta libertad. Yo también la tengo contigo. Eso sí: decirte que sé que eres de esas personas auténticas con las que se puede contar. También: que no te olvido.

Un abrazo lleno de cariño.

Innombrable dijo...

PUES BIENVENIDO DE VUELTA A ESTA TU ORILLA, ESA ORILLA QUE ALGUNOS HEMOS TOMADO COMO NUESTRA Y QUE COMPARTIMOS ESE MAR DE LETRAS QUE NOS UNE.
TE MANDO UN ABRAZO
CARLOS

lunaroja dijo...

es un placer volver a leerte,a pesar de que el poema refleja crisis,por momento cierta angustia,pero,creo también que todas esas emociones forman parte del proceso vital de los seres humanos. Por otro lado,me encanta tu vertiente en verso!

maria del carmen nazer dijo...

¡HOLA MOS !! A mí no me importa se me visitas o no me visitas , sí me importa y me hace muy feliz tenerte de vuelta. Y no estoy de acuerdo con lo que dice tu galimatías . Eres un hermoso ser humano, un ser luminoso
eres ese gitano de aquella preciosa poesía que has escrito hace un tiempo. ¡APAPACHOS !! y un regreso lleno de alegría .

Ame dijo...

Hola Mos

Es complicado ver la vida en rosa creo en todos lados, pero siempre hay un pequeño brote verde en algún punto, hoy he visto uno en tu regreso.

Besos Mos

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

Has descrito a la perfección esos estados de ánimo que nos consumen y, también, nos dan esperanza.
Ese Viaje por el Mar de Poesías y el País de los Cuentos nos da Vida y transmiten energías a los que tenemos la suerte de leerte.
Siempre esperemos ese Amanecer y la jovialidad del día que empieza.
¡¡¡Gracias por acordarte de mi en tu dedicatoria!!! Eres una Gran Persona, Todo Corazón y Humanidad.
Abrazos.

Tracy dijo...

Yo no paso lista pero me gusta verte por este terreno y me alegro de que estás con nosotros.
Un abrazo fuerte, fuerte.

María dijo...

Amigo, Mos:

Todo cambia, nuestro estado de ánimo, los días, la ilusión, es normal, que el estado de ánimo cambie, parece que con la crisis, la blogosfera está más apagada y sin ilusión, es lo que a mí me parece, aunque también es cierto, que los blogs no deben convertirse en una obligación, cuando es así, ya deja de ser mágico este mundo de letras.

Escribir cuando nos parezca, o tengamos ganas, igualmente, visitar a los demás cuando podamos, no siempre tenemos las mismas ganas de estar por aquí, hay otras muchas obligaciones en la vida real que hay que atender, eso todos los entendemos o deberíamos entender, amigo Mos, no te sientas obligado de visitarme, eso jamás, así como de estar por aquí, aunque bien cierto es que sin ti, la blogosfera está más apagada, no sólo por la crisis, yo echo de menos tus relatos, poemas, y sobre todo, retos, y me alegra que te vuelvas a asomar por aquí, aunque lo hagas de tarde en tarde.

Mil gracias por siempre estar.

Un beso enorme a ti y a tu familia.

MAJECARMU dijo...

Mos,me alegro de tu vuelta y de esa autenticidad, que sobrevuela tus palabras...La vida tiene muchas etapas, comos evolución continua y caminamos aprendiendo y compartiendo...Cada cual tiene su vida,sus circunstancias y su tiempo, que son sagrados...Por tanto,siéntete libre y cómodo, amigo.Hace tiempo que aprendí a dar siempre un margen de confianza a todos y gracias a eso no juzgo a nadie y conservo la paz interior, que es importante.
Te dejo mi gratitud por tus Galimatías-reflexiones y espero que estés bien tú y tu familia.
Mi abrazo inmenso y bienvenido, Mos.
Feliz semana y mi ánimo.
M.Jesús

TriniReina dijo...

"Solo yo puedo salir de la tormenta silenciosa
que convive en mi interior y me naufraga".

Con esto ya se resume todo,Mos. El protagoniosta del poema ya sabe que ese es el camino que debe seguir.
¿Qué cuesta un mundo? ¡Toma, y a veces dos! Pero no queda otra. Bueno, sí, el escribir poemas o relatos e incluso galimatías es un punto esencial para proseguir.

Bienhallado
Te dejo un abrazo u dos:):)

Maruja dijo...

Me gusta tu entrada.
Que tengas un feliz día.

M.JOSE dijo...

Yo también te he echado de menos, me alegra mucho verte por aquí. En cuanto al poema, como siempre, me ha encantado. Un abrazo desde Esquivias y no nos vuelvas a dejar.

María dijo...

¿Tú crees que está bien llamarlo "intento de poema"?. "Pa" matarte, como diría Yolanda.

Me ha encantado, paisano, no sé si te has dejado llevar o te lo has trabajado pero el caso es que no es de lo que lees sólo una vez y eso, al menos para mí, es mucho.

Muchísimas gracias por mencionarme, sabes que el afecto es mutuo y, ya sabes, cuando yo no venga a tu orilla es que realmente no puedo.

Besos

José Manuel dijo...

Lo quieras o no, gris como la vida misma. Eso sí en un amplio abanico de la gama de los grises, como un sueño nublado, muy propio del otoño.

Bienvenido
Un abrazo.

disancor dijo...

Hermoso poema describiendo un estado de ánimo. Espero que el espíritu haya evolucionado hacía el optimismo más feliz.
Un abrazo.

Ximo Segarra "ACAPU" dijo...

Casi oía tu respiración mientras escribías este poema, Mos...

Y es un gusto leerte otra vez, que ya era hora (y no te regaño, eh? que ya sabes que yo también me tomo mis tiempos, y hay que hacerlo así, como bien dices, citando además a Isabel).

A veces pienso que si no fuera por escribir y dibujar ya estaría loco perdido (ahora estoy loco también, pero loco encontrado), va bien para ordenar, o reordenar, o incluso ordeñarse un poco y reírse de uno mismo...

Me ha gustado de tu poema la sinceridad que desprende y esos toques de buen humor que me han hecho sonreír...

En fin, seguro que nos seguiremos leyendo por estos mundos, que creo que vale la pena, cada cual a nuestro ritmo. Piensa que cuando alguien está mucho tiempo sin aparecer por aquí... oye, que alegría da volver a saber de él :)

Bueno, un abrazo bien grande Mos, y gracias por tus comentarios en mi planeta, sabes que allí eres siempre bienvenido :)

ion-laos dijo...

Te entiendo, pero no podemos venirnos abajo, eso es lo que quieren, crearnos angustia y trabajar con miedo y eso no podemos consentirlo. No sé cual es la solución, pero ser pesimista no ayuda para nada y sí apoyarse en la familia y en los amigos, como me ha sucedido a mí.

Pasa cuando puedas, es algo que nos pasa a todos. Ahora por circunstancias más felices, dentro de lo que cabe, tardo más en asomar por aquí.

Muchos besos Mos de corazón, Te deseo de todo lo bueno lo mejor.

Luis García dijo...

Estoy aquí en tu orilla por dos cosas: una para volver a leerte y saludarte. Me alegro de que vuelvas con estos versos. El poema mejora conforma llegas al final, me quedo, amigo, con este verso, sin duda:
"Quiero continuar gastando tinta".
La segunda razón es agradecerte tu comentario en las letras que dedico a una mujer que fue muy buena, que fue una verdadera santa.
Gracias de corazón, Mos. Un fuerte abrazo.

Sindel dijo...

Que lindo volver a leerte Mos, me gustó mucho lo que escribiste, esa confusión repleta de interrogantes encontrados, que seguramente se irán develando. Siempre que nazca un nuevo día, todo parecerá más claro.
A propósito te dejo en mi blog un premio que me han dado, y te lo paso.
Un abrazo enorme y espero que hasta muy pronto!!!

MAR SOLANA dijo...

Hola, Mos:

Vaya, te perdí el enlace y como ando muy liada con mi tiempo en la vida (la que no es ciber;), aparezco cuando puedo por este "extraño" y figurón mundo virtual.
Hoy, no me preguntes por qué, cosas de la vida(la ciber), te he echado de menos mar adentro y he ido a buscarte al escritorio virtual de mi bitácora... ¡no estabas! Desde que abrí el blog, ya me ha ocurrido con más personas; de pronto, desaparecen enlaces o desaparezco yo de cuadros de seguidores. Me pasó hace poco con Isabel, tu paisana, y con otro buen amigo bloguer que conozco desde que abrí mar adentro... Así que te he buscado en Papá Google y... aquí estoy. Antes de irme intentaré arreglar esta "rotura" virtual y me encaramaré de nuevo a "Tu Orilla", Mos. No se por qué me ocurren estas cosas, pero como ya le dije a Isabel, no soy la única (mal de muchos...), en fin...

El caso es que me he perdido casi media vida tuya. El accidente de una de tus hijas que, afortunadamente, acabó en la feliz y preciosa boda de su hermana. ¡Cuantos avatares, Mos! Bueno, yo también he pasado un final de verano muy complicado... La vida es eso, fluir, avanzar, acontecer...

Te noto apesadumbrado con estos versos. Sin embargo, hay una parte de ti que quiere regresar al mundo bloguer con ilusión, ¡bien!

Yo creo que eres una vasija mejor torneada de lo que tú piensas (hay egos por ahí mucho más porosos que, sin embargo, practican el "autobombo" de maravilla...), un jardín abonado de importantes semillas a la espera de ser recogidas, un juego por jugar en un camino plagado de sorpresas para gente como tú, ¡que siempre cree en la gente! :)

Un abrazo, Mos. No puedo prometerte una compensación a mi ausencia pues ando con el tiempo enredándose en mis talones reales (no cibernéticos)

María Bote dijo...

Me alegra mucho, amigo Mos, poder leerte de nuevo. me ha encantado, es un texto excelente donde desnudas tu alma, tus sentimientos, tu estado de
animo. Donde dices cosas con las que yo me siento identificada, pero que no sabría describir tan magistralmente como tú lo haces. Es una buena terapia poder (al menos para mí lo es)soltar, sobre el papel, la carga de los muchos y encontrados sentimientos que nos pueblan y, a veces, nos abruman.

Gracias, Mos, por escribir y compartirlo. Un abrazo grande.

MAITE N. dijo...

Me alegra mucho tu vuelta!! y además con este galimatías tan original. Muy cierto lo que dices sobre el tiempo que nos ocupa internet, yo ando liadísima como ya sabes con mi proyecto... pero ya está casi listo!!
Un abrazo enorme para ti querido Mos. Por aquí andaremos de nuevo...

Rafa Hernández dijo...

Mos me alegra mucho saber de nuevo de ti, ya que siempre es un placer el contactar contigo. Pues mira; yo si que paso lista, y te echo de menos, ya que tus sensacionales poemas como este último que has publicado y tus grandes relatos siempre me llena el leerlos. Pero primero es la obligación, y luego la devoción. Un blog es una vía de escape para romper con lo cotidiano, pero lo primero y más importante es atender a la vida personal y familiar de uno, y después si queda tiempo y ganas, dedicarlo a las aficiones y gustos de cada uno. Vuelve cuando puedas, pero siempre sin prisas ni agobios, y gracias por pasarte por el blog. Bueno se me olvidaba: que esa prueba que tienes pendientes salga todo muy bien, pero no te fíes, ya sabes que cuando se trata de que te miren de cintura para abajo, hay por ahí mucho depravado. Suerte y un fuerte abrazo para ti, y toda la familia.

Hasta pronto amigo Mos.

Gustavo Figueroa V. dijo...

Pues mi estimado Mos, sólo tengo que decirte que tu regreso, personalmente, me llena de contento y que hacías mucha falta.
En cuanto a tu poema muestra al ser humano en su fragilidad de estaciones y, es que somos así y tenemos que luchar contra o por nuestro propio destino. Ya verás Amigo, que pronto estarás bien equilibrado y viviendo una nueva y vigorosa primavera.
Recibe un abrazo muy fraterno.

Tesa Medina dijo...

Ay, Mos, este galimatías poético me ha calado hasta la huesos, porque sé de qué estás hablando, porque conozco esos caminos de ida y vuelta y sin salida, y esas contradicciones, esos ánimos y desánimos que se embrollan...

...las ganas de irte y las de volver...

Ya sabes que lo raro, lo difícil es vivir con coherencia, y así nos lo muestras con tu sinceridad y tu poética arrolladora.

No te crees obligaciones, ve y vuelve cuando quieras.

De momento, muchas gracias por seguir conmoviéndome.

Un abrazo, Mos.

Gizela dijo...

¿Intento de poema? jajajaja!!!
Déjame reír!!!
Está GENIAL!!!!
Y si de ejemplo de regrso, lo tomo:
A prepararse, que vine MOS con TODO!!!
Me alegra que estés de regreso. Te extrañábamos todos
Escribe, escribe, y sueña mucho, dormido y despierto
Que después de todas las tormentas, sale bello el sol
Abrazotesssssss

Darilea dijo...

Somos demasiados los que andamos envueltos en fantasmas y telarañas que absorben las musas y nos traga sin remedio.
Un besito Mos, me alegra tu regreso. :)

Laura dijo...

Hoooola Mos... te decía en mi blog que ayer pensaba haber dejado mi primer comentario (el primero de la lista) en tu blog. Hoy veo con tristeza que no se publicó y me apena. Por varias razones: porque lo que ayer por la noche decía no soy capaz de escribirlo igual ahora, porque te quería transmitir que siempre ¡eres bienvenido! faltes dos meses, tres o tengas un galimatías en la cabeza imposible de digerir. ¿Qué más da?, ¿Mos? ...los que estamos, estamos, por las causas que sean, y quienes entendemos esto de los blogs sin ánimo de lucro, ánimo de fichajes obligatorios, ánimo de vanagloriarnos de nuestro número de seguidores, etc, etc, sabemos certeramente que la libertad del medio, hace que unos vengan y otros se vayan ¡según dicten sus vidas!.

Personalmente, me alegro de volver a escontrarte y...¡sé libre! ¡disfruta! y no tengas más galimatías en la cabeza. ;)

Besos de tu amiga, en la orilla de mis palabras.

Marinel dijo...

Te entiendo una enormidad...estamos en una etapa de grises casi negros por doquier y cuesta un mundo desembarazarse de ello para advertir otras tonalidades.
Sin embargo, hay que luchar contra el oscurantismo que se nos cierne; siempre hay resquicios de luz iluminando otros colores en espera.
O eso espero...
Besos.

Kasioles dijo...

Me ha alegrado muchísimo tu visita.
Hacía tiempo que no sabía nada de ti, pero otra vez vuelves con el arte en las letras que te caracteriza.
En esas noches de insomnio, cuando nos cansamos de dar vueltas y la mente no deja de trabajar... yo creo que no es el momento propicio para ver la vida de color de rosa.
El panorama, pese a no ser bueno, en nosotros está el tratar de que no nos afecte, no hay que perder la esperanza en ningún momento.
Tú, querido amigo, no puedes pasar desapercibido para nadie, tienes fuerza y garra en tus letras, tienes un corazón solidario y eso va marcando tu vida y la de todos los que hemos tenido la suerte de conocerte y leerte.
Seguro que, al día siguiente, el sol brilló con más fuerza para ti.
Cariños en el corazón.
Kasioles

LOS OJOS DE LA NIEBLA dijo...

Me alegra tenerte de vuelta.
Nos traes reflexiones, dudas que poner en una balanza.
El solo hecho de vivir nos coloca en un camino donde a veces no sabemos que sendero tomar..
Un abrazo

Jorge del Nozal dijo...

Hola Mos.
Si después de todas estas muestras de cariño, no te vienes arriba, es que tienes un problema, que se puede arreglar volviendo a leer todos los comentarios y recapacitando un poco.
Y si eso no es suficiente,vuelve a leer la poesía que nos has dejado y piensa que le haría temblar de envidia al mismísimo Miguel Hernandez.
Un abrazo.

Belén Rodríguez Cano dijo...

Esta mañana leía el post de Isabel y me sentí muy identificada con ella, ahora me identifico en parte también contigo.
No te sientas mal por nada, se supone que estamos aquí por verdadero placer y, si en algún momento, por el motivo que sea deja de resultar placentero y se convierte en una obligación pues lo mejor es cortar por lo sano y dejar que pase el tiempo para aclararnos.
Por mi parte sabes que no tienes que cumplir conmigo para nada, que siempre estaré cerca, muy cerca.
Los amigos no se imponen, se sienten y ya está.
Eso sí, me alegra volver a leer tus reflexiones que siempre son certeras y sinceras.
Te dejo mi cariño, mi amistad y un Beso.

Narci M. Ventanas dijo...

Mos, me han encantado estos versos, son rotundos, intensos, suspiros del corazón y del alma, reflejan toda una tormenta interior, que seguro pasará y el sol nos traerá un nuevo arcoiris repleto de colores tanto en la vida como en los sentimientos, amanecerá que no es poco, en todos los sentidos, y mientras tanto, los sentimientos laten en tu pluma y en tus labios con fuerza y con coraje.

Besos

Luisa dijo...

Hola, Mos.

Primero, bienvenido a tu espacio. Me alego de leerte de nuevo. Se te ha echado mucho de menos.

Un poema muy hablador el tuyo. Todos tenemos nuestro galimatías particular, bien está que les demos voz de vez en cuando, y si con ello llamamos a la reflexión, mejor que mejor. Son tiempos difíciles que nos sacuden en lo más hondo, y tú los has reflejado a la perfección. Buen poema.

Te doy toda la razón en cuanto a las obligaciones autoimpuestas sobre visitas a los blog amigos. Algo que debe ser placentero no puede volverse una obligación. Ni mucho menos. Compartir y disfrutar, de eso se trata.

Un beso, compi.

fus dijo...

Bienvenido Mos, espero que dentro de poco vuelvas a organizar esos eventos literarios que tanto nos has hecho disfrutar. Salir del cìrculo del confort y de lo cotidiano a todos nos da vèrtigo, aunque sabemos que la aventura està fuera de esa linea, debemos saltar y lanzarnos a las nuevos conceptos e ideas, donde nuestra mente encontrarà la creatividad.

un fuerte abrazo

fus

India Rebelde dijo...

Haces bien en vivir la vidaa fuera que aca en la red...

Aunque nos contagiamos, reimos y hasta lloramos con nuestros ciber amigos, creo firmemente que debemos de aprovechar mas el tiempo en compañia de nuestros seres cercanos, sin abandonar por supuesto a los del otro lado del pc...pero siempre mas, a los cercanos...pues aveces nos encaprichamos tanto aca, que no gozamos lo hermoso que tenemos al lado...

Por mi parte mi estimado Mos, y aunque ya me tienes acostumbrada a leerte y visitarte, tambien ando en una de mas calle y familia que ciber... pues la vida y el tiempo es oro!!

Arriba esos animos que Dios no nos pone cargas que no podramos soportar.

Muchos besos y feliz fin de semana!!! Y vuelva cuando tu corazon dicte, que aca seguramente nos encontraras siempre fieles a tu persona.

Sinceramente.

Fatima

elisa lichazul dijo...

un poeta sin postura política es como como el dulce de leche hecho sin leche

imposible separar razón y creación

el poeta involucra las palabras y las palabras nunca son inocentes, están puestas con sentido y razón, tienen la intención clara hacia donde apuntan, por eso ya se sabe
que la palabra es un arma

abrazos y feliz fin de semana

Anna Jorba Ricart dijo...

Y pensando en ti, me he acercado a tu blog y me encuentro con esta entrada, un poema bien armado, realista.
Me gusta que vuelvas a compartir tus escritos. A tu paso, a tu aire, sin apremio, sin obligaciones.
Así es como hay que caminar por la red.
Un abrazo Mos y mi recuerdo con afecto.

Resu dijo...

Noviembre es un mes melancólico por decreto y parece que llama a la reflexión; no sé, quizá es algo que nos va atrapando durante el transcurso del año y en este mes se desata con toda su indiferencia. Nos sacude para ver de qué pasta estamos hechos, si somos capaces de reinventar nuestro día a día y luchar contra el desánimo. Mientras los problemas no nos ahoguen, hay que seguir, la ilusión no se puede perder o sucumbiríamos. Cada uno tiene que buscar su puerta o ventana por donde dejar que salgan los fantasmas. Un fuerte beso.
Nos vemos.

Rosa B.G dijo...

Hola Mos, ahora soy yo la que he estado un tiempo sin visitar los blogs amigos por ocupaciones varias, pero hoy he venido a ver si habías publicado algo nuevo y fíjate cuantas cosas me perdí desde entonces, esto es lo primero que leo...pero estoy a tiempo de releer hacia lo escrito.
Me gusta mucho el poema, lleno de sentimiento, desazón, melancolía y momentos por los que todos algunas veces pasamos inevitablemente. A veces nos hacen más fuertes, salimos revitalizados de esas pequeñas batallas diarias a las que la vida nos enfrenta.
Un abrazo y es una gran alegría tenerte por el blog de nuevo.

Rosa