VEN A LA ORILLA Y QUÉDATE CONMIGO. PODRÁS CONOCERME A TRAVÉS DE MIS RELATOS Y MI POESÍA. TAMBIÉN CON ALGUNOS DE MIS PENSAMIENTOS Y OPINIONES. SIEMPRE QUE VENGAS ENCONTRARÁS ALGO DE CULTURA Y ARTE. Y TODO AQUELLO QUE CREA QUE TE PUEDE INTERESAR.
SE ME OLVIDABA PRESENTARME: SOY MOS Y ESTA ES LA ORILLA DE LAS PALABRAS; EL LUGAR DONDE SIEMPRE SERÁS BIEN RECIBIDO.

Seguidores

sábado, 28 de abril de 2012

ONCE PALABRAS, ONCE LÍNEAS, ONCE VERSOS



Apreciados visitantes: os planteo un reto que más bien es un juego. O puede ser un ejercicio literario o, simplemente, una forma de crear algo nuevo a partir de unas mínimas reglas obligatorias. ¿Quién se anima?
Se trata de escribir un poema de once versos o un relato de once líneas. También se admite una opinión, un pensamiento, una prosa poética pero siempre con once líneas. Ni más ni menos.
Se admiten todos los géneros: la intriga, la comedia, el humor, el terror, el drama, la rima, el verso libre, el monólogo, ... siempre que  se incluyan estas once palabras (no importa el orden): 

1) Máscara.  2) Mañana.  3) Credo.  4) Retrato.  5) Apenas.  6) Disparo.  7) Rebelde  8) Niebla.  9) Quebrada.  10) Golpe.  11) Pensamiento.

Cualquiera de vosotros puede crear algo maravilloso y único. Tomaros el tiempo necesario pero intentadlo. Iré colgando los que vayan llegando y veréis cómo todos nos sorprenderemos. Yo también colgaré el mío pero lo haré el último esta vez. 
Espero que os guste esta idea y que participéis.
Un abrazo de Mos desde la orilla de las once palabras.


APRECIADOS VISITANTES. EL VIERNES 4 DE MAYO TERMINARÁ EL TIEMPO DE RECIBIR TRABAJOS VUESTROS. PARA ESE DÍA COLGARÉ MI APORTACIÓN A TAL RETO. NO SABÉIS LO ORGULLOSO QUE ME HABÉIS HECHO CON VUESTRA RESPUESTA MASIVA. SOIS ESTUPENDOS DE VERDAD.

(Llevo unos días enganchado al ordenador y la pantalla. Veo el correo, leo las nuevas aportaciones, comparo, me recreo, releo, reflexiono con cada una,.y me digo a mí mismo "a veces nos cuesta comunicar nuestros sentimientos, nuestros temores, nuestras inquietudes pero algunos cogemos el papel y expresamos en él todo lo que llevamos dentro. Y eso es siempre positivo. Ocurre que otros lo leen y se identifican o valoran o les llega lo que tú les dejas. Y eso también es positivo"
NOS VEMOS POR LA ORILLA Y MÁS ALLÁ.
Mos.






Me levanté esta mañana
rebelde, fiel a mi credo,
quebrada, me muevo quedo
y voy hacia la cocina

niebla en mis ojos sin gafas
retrato en mi pensamiento
café para el atontamiento
apenas veo las esquinas

voy cegata, sin la máscara,
y la leche que me he dado
más que golpe sonó a disparo.
                                       MARÍA



EL CUADRO
"Un pensamiento cruzó de golpe sus recuerdos, como el disparo repentino que vomita una bala rebelde, imprevisible, al filo de lo evidente… Aquel retrato era una prueba ineluctable de que no se había vuelto loco. Apenas podía caminar, sus pisadas se hundían en el fango de una orilla pantanosa y quebrada por la broza. Sí, era el mismo paisaje que presidía su mesa de comedor, envuelto en la misma niebla que tan absorto le dejaba en un credo, cada mañana, mientras se quemaba el gaznate con el café recién hecho… Aquella idea repentina le obligó a girar sobre sus pasos y miró hacia atrás… Con gran espanto, descubrió otro cuadro suspendido en algún muro fantasmal, oculto detrás de toda aquella densa bruma. Reconoció en él la silueta de su pintor que reía, inmisericorde, y ocultaba su rostro tras una perversa máscara".
                                                     MAR SOLANA







Nació rebelde
sus ojos son el retrato de los de su abuelo.
El vivió con una máscara 
y una niebla en el corazón.
Su manera de vivir fue su credo.
Ella apenas supo de él,
pero lo llevó en su pensamiento. 
Falleció una mañana.
La noticia, un disparo al corazón.
Un tremendo golpe para su alma,
que por mucho tiempo estuvo quebrada.

                                          ION- LAOS





El tibio sol que como máscara extraña

sin más patraña 

acerca la mañana hasta el sofá.

Se le hizo  noche rezando un  Credo 

mientras miraba ese retrato por olvidar.

Apenas roza la luz su cara

como un disparo y abre los ojos

desconcertada.

Siempre rebelde pinta una niebla

en el paisaje mental. 

Se siente lenta, algo pesada 

más bien quebrada por ese golpe 

del pensamiento. 

Cuando al mirar la ventana 

el desconcierto la hace volver 

a la realidad… 

                                  MARINEL





"Credo de la fe,
donde el pensamiento
camina por la quebrada 
rebelde de los sueños...
Sintió el golpe
que el disparo
provocó en la mañana...
quitando la máscara
al retrato
apenas perceptible 
por la niebla..."

                   NIEBLA







"UN GOLPE DE LUZ...!”

MAÑANA, cuando vea en el espejo
esa imagen mortecina, QUEBRADA
y la NIEBLA fría nuble mi pupila.

Tomaré con fuerza y temple mi CREDO
y escapará REBELDE de mi entraña
el DISPARO, que tocará la cima
de aquel PENSAMIENTO, que ya es anhelo...

Y borrará la mortecina MÁSCARA
devolviendo a mi RETRATO la vida,
que será ya un GOLPE de luz certero
APENAS resuene el grito del alba.

                    M. Jesús (MAJECARMU)







La luz de la mañana 
fue un disparo al credo
que sometía mi pensamiento.
De golpe cayó la máscara
y se apagó la niebla.
Rebelde, mi alma quebrada,
recobró su lozanía.
Apenas hubo aire
para el llanto.
Miré tu retrato
y, el olvido me sonreía.

                          TRINI REINA







"APENAS..."

Apenas te recordaba,
pero la mañana preñada de niebla
me trajo a mi pensamiento
con el credo real que rodea tu presencia.

Tras una máscara te escondieron,
retrato de un pasado
por una vida quebrada, 
que de un golpe seco marchitó.

Hasta el último momento rebelde 
un disparo terminó con todo…
menos con tu olvido.

                   MAMÉ VALDÉS





“Jordi recorrió varios kilómetros para visitar una vez más la vivienda familiar. Se encontraba en la buhardilla, cuando del viejo escritorio asomó apenas el retrato de su abuelo que siempre fue un rebelde. Rememoró las viejas historias familiares en las que se decía que un disparo en la noche quebrada, sentenció su final. Vivió su niñez con la carencia de su idolatrado familiar. En su pensamiento era un duro golpe pero una máscara en su semblante hacía impenetrable adentrarse en sus pensamientos más íntimos. Sin darse cuenta, se abrió el día con una mañana de niebla cuando le encontraron rezando un Credo."

                                                                            LOLA RUBIO

                                                     



AUNQUE DIGAN QUE MAÑANA

Aunque digan que mañana no sonará ni un solo disparo y que tras la noche el pensamiento podrá sonreír y cantar y bailar y sentir rebelde

Aunque las máscaras susurren que apenas queda un telediario de miedo y de mierda y que mañana la niebla se levantará…

Aunque las estrellas anuncien que la vida quebrada y mil veces
arrodillada dejará mañana de rezar el credo esclavo eterno y
los expertos aseguren que no amanecerá otro golpe disfrazado de mercado...

Mi retrato sale del marco, sonríe y dice "HOY, TODO ESO LO QUIERO HOY".

                                                    XIMO SEGARRA “ACAPU”







Por la mañana
la niebla difumina
en la quebrada.

Es la máscara
un retrato en relieve
tu pensamiento.

...y es mi credo
el caballo rebelde
de los disparos.

Apenas llueve
golpes en los cristales.

                       DISANCOR







Se quito la máscara por la mañana,
su único credo era su retrato,
apenas se mostró rebelde
y su pensamiento en aquella espesa niebla,
le dio un golpe en su alma quebrada
que de un disparo, certero y a quemarropa,
la dejó tiesa y espatarrada.

                                RAFA HERNÁNDEZ





OTRA MUJER MÁS

APENAS llegó la MAÑANA,
sentí un GOLPE...
como un DISPARO,
era su RETRATO que cayó en mi PENSAMIENTO,
había estado soñando con él otra vez,
llevaba la MÁSCARA de los adioses
para él era como su CREDO pues,
no era la primera vez que se despedía de otra mujer,
y yo QUEBRADA por el dolor, por su ausencia...
resbalaba REBELDE, sin querer
una lágrima en la NIEBLA de mi soledad.
                                                     ESTRELLA





PRISIONERA

Suspirando calla tras la máscara
que la envidiosa niebla tejió.
Rostro sin ojos que observa, cómo la reviste
de gris y humedad...poco a poco, golpe a golpe.

Ella... ¡ayer rebelde enamorada!,
que apenas nacía jubilosa,
contemplaba el retrato de su amado...
ahora oculta su pensamiento,
y mantiene el alma quebrada.

Su credo se cayó tras un disparo del otoño.
Hoy, llora en silencio la mañana.
                                            TERESA



TRAS LA MÁSCARA 

¿Qué sucederá si mañana me quito la máscara? Nadie ha visto nunca mi rostro apenas insinuado, ¡sería un golpe sonado!

Desde aquel día que un disparo accidental deformó la estructura de mi cara dejándola quebrada, sólo queda de lo que fui, un pequeño retrato escondido en un armario. Muchos creen que soy un rebelde y que por oposición a las normas de la sociedad me escondo tras este disfraz. Unos pocos comparten mi credo, considerándome su líder y siguiéndome sin ningún recelo, convencidos de que toda esta parafernalia es fruto de un profundo pensamiento. Aprovecharé la niebla para perderme en la eternidad, para unos sólo habrá desaparecido un inadaptado, para otros quedaré convertido en héroe nacional, siempre me recordarán.
                                                                                             YASHIRA




De mañana, al levantarme, 
apenas miro al espejo, 
veo una máscara por cara,
es un disparo en el alma
que me trae al pensamiento
una persona lejana: 
rebelde con o sin causa,
con su credo por bandera,
sin la esperanza quebrada
un retrato envuelto en niebla
golpe de efecto canalla.
                              TRACY






Mañana amanecerá el día con niebla
que enturbiará la luz iluminada
pero apenas salga el sol
un disparo volará al cielo.

Un golpe será lanzado en sus oídos
pero su pensamiento no logrará 
alcanzar su murmullo.

Rebelde es su mirada
en el retrato de la nostalgia
y la máscara se viste 

con voz de credo quebrada.
                      MARÍA (Algo más que palabras)


Me desperté esta mañana
entre la niebla que cubría la habitación.
Miré a la pared, y allí estaba mi retrato,
aquel que siempre está en mi pensamiento
porque apenas me reconozco
desde el día en el que mi amor recibió un disparo
dejando quebrada mi alma
propinándome el más duro golpe
que hizo que como una rebelde
dejará de lado a mi credo
y viva día tras otro detrás de una máscara.
                                     NATALIA ORTIZ






Máscara en las pestañas de una
Mañana somnolienta, rezando un
Credo impronunciable mientras un
Retrato estampa en el lienzo en
Apenas media hora, suena un
Disparo a lo lejos, y una mujer
Rebelde se pierde entre la
Niebla, cae, se rinde
Quebrada entre la multitud, se oye un
Golpe sonoro y en ese mismo instante su
Pensamiento deja de existir.
                                    Simplementeyo


UN DÍA MÁS
Hoy por la MAÑANA me puse de nuevo mi MÁSCARA, senté en el sillón al primer pardillo que osó llamar a la puerta y sin más PENSAMIENTO que terminar rápido le pregunté de GOLPE a qué había venido. Ya me sé el cuento, siempre es el mismo RETRATO. Con su voz QUEBRADA señaló su cara y dijo que le dolía. Cerró su boca y mientras él rezaba un CREDO, preparé como un autómata el instrumental antes que se vuelva REBELDE y rápidamente, como un DISPARO, inyecté el líquido mágico que consiguió dejarme trabajar en paz y a él terminar con su dolor. APENAS necesité hacer fuerza, su muela cayó rendida en mis manos. He tenido suerte. Si es que soy una sentimental, no puedo ver sufrir a la gente. El dolor no entiende de edad, sexo ni condición. Es lo que tienen los días de NIEBLA, a la gente no le gusta salir y mi jefe es uno de ellos. Se ha quedado en casa tan ricamente pero yo, como auxiliar, no puedo dejar de venir a trabajar.
                                                                                                                                                                           MEN


Quítate la máscara, 
reza un credo,
mira tu retrato,
mañana será tarde
apenas queda un suspiro.
¡Sé rebelde!
no escuches el disparo.
El silencio se ha quebrado,
la niebla enturbia tu pensamiento.
Tienes que estar preparado,
el golpe será perfecto.
                JORGE DEL NOZAL




SOLILOQUIO DEL ALMA LIBRE
Desde la quebrada, sentada, esperando el mañana,
entoné el credo desde ayer aprendido:
Creo en tu retrato por ser mi viva estampa,
creo en la máscara que lo cubre, que no te delata,
creo en el golpe del destino por llevarme hasta ti,
creo en tu pensamiento por ser parte de mí.
Apenas se despejaba la niebla del horizonte,
oí un disparo en el monte.
Me levanté rauda, como el viento arremolinado de un huracán,
corrí desesperada, rebelde, con causa,
repitiendo mi credo  ahogado en un vendaval.
Al llegar, estabas tendido en el agua.
Mi cuerpo sin vida, sólo me esperaba.
                                LAURA GARRIDO BARRERA


JUNTO AL MAR
Mañana será el día elegido, junto al mar

cuando apenas quede luz del sol.
Desde la orilla llega la niebla, a mis pies

Quebrada quedará la tarde, aunque
rebelde, el mar se acerque y me hable.
Sin máscara, la mirada limpia, silente.
Sin credo, palabras arraigadas por el tiempo.

Todavía retumban en mi cabeza como un disparo,
aquel maldito día de golpe de timón
en el que la lluvia hizo desaparecer tu retrato
Ni el piélago, ni el céfiro se lo llevarán de mi pensamiento.
                                                          CABOPÁ




Ambiente apenas vislumbrado
por la niebla camuflado,
cuando un disparo rebelde,
avisó de un golpe traicionero.
El pensamiento enlutado,
un credo olvidado,
una familia quebrada,
corazón enfrentado sin tregua.
A la mañana cayó la máscara,
colgada en el retrato iluminado,
donde la verdad desnuda apareció. 

             DOLCE VOCE- MARÍA EUGENIA






"¿Dónde está
mi luna QUEBRADA?
¿En mi PENSAMIENTO,
quizás?
¿O en ese MAÑANA REBELDE
que de GOLPE nos atrapa?
Como un DISPARO,
la NIEBLA se disipa,
y en un RETRATO sin contornos,
leyendo un CREDO sin palabras,
emborroné mi MIRADA enMASCARAda."

                                      AMIN






DESPERTAR
A golpe de latido
despierto sobre un brazo rebelde

cubierto por un credo atemporal.
Tu mirada quebrada me turba
dejando en la estancia un retrato macilento.

Tal vez mañana, solo tal vez 
abandonaré esta máscara
que apenas me deja respirar,
y entrará en mí la niebla
como un disparo
derecho al pensamiento.

                     RESU BONILLA







“SU RETRATO”

Mi primer pensamiento
al empezar la mañana era él.
Su hermoso rostro rebelde
era mi credo y mi bendición.

La niebla apenas dibujaba su sombra
mientras mi rostro mostraba
una máscara de dolor y tristeza
que reflejaba mi alma quebrada.

De él solo quedó su retrato..
Todo terminó de golpe, como termina la vida
bajo el sonido de un disparo.

                                      Diazul










AQUELLA MAÑANA
SE LEVANTÓ LA NIEBLA.
APENAS DESPIERTA TODAVÍA,
ME PARÉ ANTE SU RETRATO
Y CON LA VOZ QUEBRADA
LE RECÉ MI PROPIO CREDO.
UN GOLPE SECO.
UN DISPARO.
EN MI PENSAMIENTO 
EL RECUERDO BORROSO DE UNA MÁSCARA.
SIEMPRE FUE REBELDE.

              IMPRESIONES DE UNA TORTUGA











Tal vez mañana me despoje de la MÁSCARA
apenas  
DISPARO el pensamiento disipando la ausencia
QUEBRADA la esperanza de encontrarte
APENAS con tu imagen evocando tu esencia 
cuando tú eras mi pasión , mi fe, mi CREDO
cuando mi PENSAMIENTO acariciaba tu pelo
abatido por el GOLPE de perderte
Perdido sin ti REBELDE sin tenerte
llega el MAÑANA envuelto en mis tristes sentimientos.
llenas mi vida contemplo tu RETRATO
Y entre la NIEBLA desapareces de mis brazos.

                                         ANDRÉ DE ARTABRO






Cada mañana al despertar,
la máscara me he de colocar,
pues tengo un credo sobre ésta,
y es que mi retrato debo de cuidar,
apenas abro mis ojos,
me disparo a buscarla donde esté,
pues rebelde es, pero no doblegaré,
y aunque afuera niebla sobre los campos,
quebrada no me quedaré,
saldré con ella a dar mi último golpe,
según mi pensamiento es...

                  INDIA REBELDE






El corazón REBELDE
se inventa la MAÑANA,
un CREDO y un RETRATO
de factura QUEBRADA.
Impasible ante el GOLPE
certero de la MÁSCARA,
del duelo sin DISPARO.
APENAS ve la oscura
catarsis de la NIEBLA.
Es PENSAMIENTO alado.

                           MARÍA BOTE






-Camino-
Apenas inicia el día,
la niebla desaparece,
la mañana muestra su esplendor,
cual credo intempestivo
mi pensamiento va y viene
como disparo de imágenes,
cada una quebrada en su ímpetu.
Vivo retrato soy
sin máscara que adornen,
cual rebelde y armosiosas vivencias
y como golpe acertado la noche se encamina.
                                           Rosa E.






Aquella mañana estaba embotado, como el día: una espesa niebla caía sobre la ciudad. Mis pensamientos vagaban sin rumbo, iban de aquí para allá remoloneando y sin querer decidirse a darme una oportunidad. Mis musas estaban rebeldes o, como decía Serrat, “estarán de vacaciones”. Apenas me faltaban unas líneas para acabar aquella historia. Pero eran las más importantes: el desenlace. Mientras hacía el retrato de aquel personaje malvado al empezar la novela, pensé que al final debía arrancarle aquella máscara de falso benefactor con la que había estado engañando a aquella pobre chica. Desenmascarar al malo al final formaba parte de mi credo literario, no podía consentir que se saliera con la suya. Debía salvar a la chica. Cuando los dos se encontraban al borde de la quebrada, ella consiguió darle un golpe certero que le hizo tambalearse. Sonó un disparo… tensión, por fin, el hombre se precipitó al vacío.
                                                                                       MARTA C.




El velo de la mañana se levanta
y disipa silencioso la tupida niebla.
Un golpe de luz atraviesa mi ventana
que es apenas nada y apenas todo, 
máscara naranja de luz que tiñe de ocre mi velado rostro.
Mi pensamiento vaga, entonces, sobre nosotros.
y pierdo la fe, y olvido el credo del amor, 

y rebelde se vuelve mi corazón dolorido.
Nadie entiende mi alma quebrada
nadie sabe como de cruel es tu retrato
ese que en mi ánimo se entierra como un disparo.

                                                               ANA