VEN A LA ORILLA Y QUÉDATE CONMIGO. PODRÁS CONOCERME A TRAVÉS DE MIS RELATOS Y MI POESÍA. TAMBIÉN CON ALGUNOS DE MIS PENSAMIENTOS Y OPINIONES. SIEMPRE QUE VENGAS ENCONTRARÁS ALGO DE CULTURA Y ARTE. Y TODO AQUELLO QUE CREA QUE TE PUEDE INTERESAR.
SE ME OLVIDABA PRESENTARME: SOY MOS Y ESTA ES LA ORILLA DE LAS PALABRAS; EL LUGAR DONDE SIEMPRE SERÁS BIEN RECIBIDO.

Seguidores

martes, 20 de noviembre de 2012

NO ME QUIERES, AMOR

Para Miguel, Pedro, José Luis,…

No me quieres, amor.

Esa piel tuya que venero no goza de mis dedos;

el  deseo no complacido  se coagula en mis adentros,

se torna hielo ártico sin tu ávida respuesta.

Por qué reniegas del tacto impetuoso que te busca,

de mi cuerpo hambriento de  mieles sagradas,

de todas esas horas donde dos amantes son uno

bajo un cielo voluptuoso de estrellas fulgurantes.

Por qué no das consuelo a estos labios tuyos,

sedientos labios míos desde días remotos,

que sueñan con dibujarte caminos de besos

haciéndote  vibrar en lo más profundo de tu ser.


No me quieres, amor.

Es lo que siento hoy tras muchas noches ingratas,

noches de fango que debieron ser sensuales,

alegres, felices, eróticas, festivas y nuestras.

Puede parecerte un descaro este lamento mío;

te juro que no, que llamo a tu fantasía de mujer

para que venga a mi encuentro todavía ansioso.

Ya sé que llevamos juntos mucho tiempo,

que tenemos cierta edad, qué importa ese matiz

cuando lucho con mi mente para que no me pierdas.

Debía decírtelo: me he propuesto

no sentirme un huésped en tu cama.

Quizá quieras comprender

que aún estoy enamorado.

© Ceferino Otálora (Mos). Noviembre 2012.


45 comentarios:

Mos dijo...

Amigos de la orilla, os dejo un poema reciente que habla de amor. Ese parte del amor que es tan importante en las parejas y que tanto une o desune cuando se da o cuando falta. Y tengo amigos a los que les falta.

Gracias por venir hasta la orilla.
Mos.

Rafa Hernández dijo...

Muy bien Mos. Como siempre tus escritos y poemas levantan polvareda, por lo bien que lo difundes y expresas.Te digo esto porque hay cierta clase de poesía que es tan sumamente refinada que es hasta difícil de entender. Tú clarito pero con una gran exquisitez. Desde luego cuando el amor falla en la pareja; esa pareja no se hace muy vieja.

Un abrazo Mos.

Laura dijo...

Pues sí, esa carencia de amor en lugares donde uno se siente huésped, o convidado de piedra, o "seta" perdida en un bosque que no deja ver el horizonte... no sé. Me ha parecido triste y desalentador.

Bien contado mos. Espero que no sea "vivencia" propia. ;)

Un beso.

Belén R. dijo...

El desamor es un camino de ida y vuelta. Es duro sentirse huésped en tu misma cama cuando quien está a tu lado es la persona que comparte tu vida.
No se puede obligar a nadie a que nos ame,pero podemos buscar a alguien que sí lo haga.
Un lujazo leerte siempre.
Un besito.

MAR SOLANA dijo...

Hola, Mosito :D

Este poema reúne sentimientos de amor muy variados... Por una parte, aquel amor nostálgico, pasional (casi fiera) de juventud, por el que todos hemos suspirado y por el que, casi, no hacían falta las palabras o los hechos para consumarlo...

También me evoca el amor maduro, el de la mitad de la vida, ese que muchas parejas tienen y no saben expresar porque ya es de otra forma, más pausado y menos impaciente; y por ello, muchos dejan escapar. Es primordial que los hombres aprendan a comunicar sus inquietudes/sentimientos (este poema es un buen comienzo ;)) y que nosotras, las ladies, comprendamos que no todo son adivinanzas por vuestra parte y aprendamos también a pedir lo que deseamos...

Besotes ya muy otoñales desde mar adentro en calma :)

Enry Baskerville dijo...

El amor es el motor de la vida, si se alimenta, por años que pasen no envejece en su esencia, solo se trasforma.
pero.... si el amor se va, como cantara Roberto Carlos...

"...ya no habrá pasiones
en los corazones y en su palpitar"...

¡ojalá ! sepamos cuidar al amor para sentirlo durante muchos años.

Mis saludos Mos.

Anna J R

Ana dijo...

He tenido la suerte de leerlo con banda sonora incluida (escuchaba música) y me ha llegado tanto que tengo el corazón a mil, jeje. Que suerte escribirle así al amor, tener todas las palabras y plasmarlas. Te felicito, me ha gustado mucho.
Saludos
;)

Tracy dijo...

¡Qué bonito, Mos, qué bonito!

ion-laos dijo...

Pero han hablado entre ellos para aclarar la situación? Es un continuo yo, yo, yo, y el otro, dónde queda?

Besos Mos.

Pedro Luis López Pérez dijo...

Ese Amor que parece desvanecerse, esas palabras en zozobra, esa miradas ausentes...ese sentirse huésped en esa cama que, antes, encendía y apagaba pasiones...Realmente un maravilla de Lectura.
Un abrazo, Mos.

Sindel dijo...

Un poema que destila desamor, en cada palabra se respira el lamento de no ser mirada o deseado.
Un tema que a todos nos ha pasado alguna vez, que toca y llega.
Un placer leerte como siempre Mos.
Un beso.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Un poema descarnado, duro, que pone el dedo en la llaga. Porque es triste sentir estrellarse el deseo en un océano de hielo. Porque es amargo saberse al margen, condenado a la propia piel cuando se aspira a la del amante.
El tiempo, en ocasiones, afrenta de este modo tan terrible a los amores duraderos. Y no es que uno no quiera al otro, es que, de pronto, no caminan al compás.
Un abrazo, Mos.

María dijo...

Mos, me ha encantado este poema en el que expresas el desaliento, el vacío, el desamor.

Dos vidas unidas en un círculo que es la rutina y la apatía, donde nada queda y todo ha terminado, están por estar pero nada queda de esa pasión ni ese amor que un día les llevó a unirse.

Muchas vidas hay como éstas que expresas en tu poema, me encanta tu faceta poética.

Un beso.

Paty Carvajal dijo...

Que tristeza es dormir al lado de quien se ama y no poder acariciarlo y fundir la pasión en su cuerpo entero. Es preferible estar realmente solo, porque la soledad acompañado es más dolorosa y extensa. Un lamento hecho verso, muy estremecedor y delata una situación muy común. Felicidades Mos.

Ame dijo...

Es una súplica amorosa al reencuentro, cuando la rutina entra si no hacemos algo, estamos perdidos, un tema muy común desafortunadamente, eres dulce en tu forma poética, me gusta :)

Besos Mos

Luisa dijo...

Hola, Mos.

Ay, el amor! Ni contigo ni sin ti… Doloroso ubicarlo en el corazón cuando se siente no correspondido. Es como un sudario que viene grande, pero mortaja al fin y al cabo.

Un poema precioso, compi. Creo que tu dedicatoria se tenía que haber hecho extensible a muchos más, jejejeje. Para algunos el amor es un cuervo ya muy viejo que no hace nido en el lecho acostumbrado. :)

Un beso muy fuerte.

TriniReina dijo...

Mos, creo que has versado sobre el peor de los desamores. Digo el peor porque a ciertas edades e instalados en ese punto que tan bien describes, la salida no se halla por ningún lado y sólo queda seguir, continuar, adentrarse cada vez más hondo en ese vacío....

Cuando te pones a poemar, lo clavas.

Abrazos

Arturo dijo...

Mos:
Un tema urticante, como es el fin de la pasión, en tiempos diferentes, dio marco a un descarnado poema.
Me trasladó a "Amor se llama el juego", de Joaquín Sabina.
El amor mutuo y perenne es algo raro: por lo general, las parejas bien constituidas asumen la etapa posterior a la pasión con el goce de la compañía u otros modos de transitar la vida. Aquellos que no se adaptan a ello, cambiarán de pareja como de medias...
Te felicito por tu poema, es crudo y realista, aunque el enamorado no caiga en cuenta de la dinámica de las relaciones que, como se ha dicho, es algo muy frecuente.
Un gran abrazo.

Gizela dijo...

Muy bueno Moss!!!
Ya lo he dicho antes, me encanta tu faceta de poeta
Todos los versos me gustan, pero dos metáforas, se clavaron en mi mirada
"que sueñan con dibujarte caminos a besos" Ufffff!!!!
Super sensual!

"No sentirme huésped en tu cama"...super real y tan triste!

Besotesss poeta!

HUGO JESUS MION dijo...

Hola, Mos. Qué bueno leer tu poesía, es valiente escribir y publicar sobre un tema que no es propio (entiendo que eso no te pasa a ti, sino a alguno de tus amigos). Expresa notablemente la soledad y la angustia de quien se siente, como bien lo expresas, huésped en su propia cama.
Ahora, sabes que siempre voy un poco más allá, y me fijo en las formas, así que me saldré de la línea de los demás comentarios. Escribiste "de todos esas horas", claramente un error de tipeo. Y en el primer párrafo, yo colocaría los signos de interrogación, aunque puede ser una decisión tuya no incluirlos. Un abrazo, Mos, y gracias por compartir unos versos tan sentidos.

José Manuel dijo...

Donde ha habido pasión y juventud, el amor madura y hay que aprender a vivirlo de otra forma, sino nos convertimos en extraños bajo el mismo techo que simplemente conviven juntos. De tu poema se desprende un aleccionador mensaje, la perdida del dialogo con los años.

Un abrazo

Luis García Romero dijo...

Esto es muy bonito, me ha quedado una sensación agradable al terminar. El paso del tiempo puede convertirse en un obstáculo contínuo, si se consigue saltar se consigue el amor eterno.
un fuerte abrazo desde tu orilla

Maruja dijo...

Gracias Mos por esta linda entrada. Me ha encantado tu poema.
Un gran saludo.

MAJECARMU dijo...

Bien Mos...Despacito y buena letras...Asi has expresado tu poema,que nos ha llegado a todos rotundo y sincero...Ojalá se rompieran los silencios y se hablara con el corazón,porque ese lenguaje es renovador y constructivo.
Mi felicitación y mi abrazo inmenso por este hermoso y solidario poema,que nos ha llegado a todos al alma,amigo.
FELIZ DIA,MOS.
M.Jesús

El moli dijo...

Triste poema amigo, quienes alguna vez pasamos ese mal trago lo sabemos.
Muy bien escrito, felicitaciones.
Un abrazo.

ALBORADA dijo...

De principio a fin, intensamente hermoso.
Un llamado a ese amor que late dentro de nosotros y a veces solemos ser indiferente a su sonido.

Mis fraternos saludos, Mos.

Marinel dijo...

La vida de los años,suele decirse...
Y es que es muy difícil mantener encendida una llama a la que los avatares no dejan de soplar.
Existen,por otro lado,reminiscencias de la pasión,como son la ternura,la complicidad,la amistad...
En fin,poema duro por lo real y sin embargo hermoso.
Besos.

Aristos Veyrud dijo...

Lo triste de la situación podría estar en no darse cuenta de las causas del conflicto. Actualmente los avances de la psicología y la concejería de pareja han alcanzado muchos recursos que pueden ayudar, puede que no se trate de desamor, con el tiempo la biología cambia y el deseo y función hormonal varían en una de las partes. Si el problema es que hay un tercero eso ya sería otro problema que igual tiene solución. El todo está en no sumirse en el silencio y el aislamiento, respuestas efectivas en estos tiempos sobran aunque duelan y demoren un poco en superarse.
Buen poema que presenta una situación bastante común pero no lo suficientemente tratada por estos días.
Saludos Mos!!!

Mariangeles Ibernón Valero dijo...

Perfecto Mos...
amor y desamor, alimentar el fuego y la llama, no es tarea fácil, porque un día te das cuenta que la vida se te va de las manos y piensas, en que momento dejé de quererte?
Creo que este tema me supera.
Un abrazo MOS...

moderato_Dos_josef dijo...

Precioso Mos, escrito con el alma. Yo encuentro algo de amor en mi vida, pero muchas veces lo echo de menos y siento me haría falta mucho más. Creo que este mundo necesita raudales de amor, tal vez así nos iría, a todos, mucho mejor.

Un abrazo.

Marta C. dijo...

Hola, Mos. Como sabes, la poesía no es mi fuerte, por ese motivo voy a abstenerme de hacer un comentario crítico, no me siento autorizada. Te haré solo un comentario personal. Tratas un tema que afecta especialmente a parejas que llevan tiempo juntos, también a parejas con una cierta edad. La pasión se va diluyendo con el tiempo, es inevitable. Las hormonas tampoco ayudan. Queda el cariño, la complicidad, los hijos, las experiencias vividas, quedan muchas cosas que compartir. Si la pasión se alejó un poco puede ser el cariño el que lo suscite. No es el mismo tipo de relaciones que cuando se es joven, es un sexo tranquilo, sosegado, los cuerpos se conocen muy bien, si se consigue evitar la rutina puede ser igualmente gratificante, de una manera diferente pero si el amor persiste, persistirá el deseo. Un tema muy bien tratado que muestra algo real con palabras muy bellas. Un beso.

PiliMªPILAR dijo...

Hola, querido Mos: Muy bien por tu poema, enredado desenredado en esas veleidades del amor, cuando ya no es pasión. De la pasión, cuando se presume que ya no es amor.
De las tardes lujuriantes cuando solo noche triste aguardan...
Cuando a deseo no complacido responde hielo ártico...
No es sino la evidencia personal interiorizada.
Comparto casi al completo.
Un abrazo, Mos

impresiones de una tortuga dijo...

Conozco menos tu faceta poeta, pero nunca me defraudas porque le pones el mismo sentimiento siempre.
A todo lo que haces le pones el corazón y por eso nos llega a tanta gente.
Me alegro tanto de conocerte, Mos.
Un abrazo gigante.

Volarela dijo...

Precioso, bravo, es que llegas hasta la médula con esas palabras.

Un abrazo.

Jorge del Nozal dijo...

Un gran canto al amor incomprendido, perdido, maduro. Ese amor que se siente y no se explica, el amor que se ha ido fraguando con los años. En definitiva, el amor de un hombre y el sueño de una mujer.
Me ha gustado lo que has expresado en este poema.
Un abrazo.

disancor dijo...

Maravilloso poema de amor.
Feliz fin de semana.
Un abrazo.

Tesa Medina dijo...

Y qué importa si estamos viejos, si se nos gastó un poco la pasión, todavía nos queda la ternura, la complicidad, el juego, el guiño, y alguna vez recordar aquellos momentos tórrido y reirnos juntos, mirándonos a los ojos.

Eso es lo que me inspira tu bello poema, aunque triste y desgarrado porque está contado desde el desamor.

Pero no hay por qué conformarse, cuando un amor ya no tiene ni rescoldos que avivar, lo mejor es dejarlo. Nunca es tarde ni se es demasiado viejo para el amor.

Mos, poeta, estoy de mudanzas, así que andaré por la blogosfera a ratitos.

Un abrazo,

Ángeles dijo...

Mos, es un poema precioso, un canto al desamor, pero real y lleno de sentimientos desbordados con el más bello lirismo. Cuándo el amor se convierte en rutina, y vuela con alas pardas sobre cenizas.
Me ha encantado Mos.

Un abrazo.

lunaroja dijo...

Es tan duro el desamor que resulta quizás más efectivo a la hora de escribir algo que penetre más allá de lo escrito. Y tú llegas.

India Rebelde dijo...

Gracias por deleitarnos con tus relatos y poemas... eres una cajita de bellas sorpresas literarias ehhh!!!

Te dejo un abrazo calido.

Juan Carlos Ticacala Vargas dijo...

amigo mio , un buen poema lo mas rescatable de él, es su libertad, su fuerza. déjame desglosarlo , armar ese rompecabezas de sentimientos encontrados para poder sentirte mejor :

No me quieres, amor.
Esa piel tuya que venero no goza de mis dedos;
el deseo no complacido se coagula en mis adentros,
se torna hielo ártico sin tu ávida respuesta.
Por qué reniegas del tacto impetuoso que te busca,
de mi cuerpo hambriento de mieles sagradas,
de todas esas horas donde dos amantes son uno
bajo un cielo voluptuoso de estrellas fulgurantes.


hasta aquí lo que siento es que extrañas sentir su piel , su pasión su cuerpo, pero en el final :" bajo un cielo voluptuoso de estrellas fulgurantes "

" estrellas fulgurantes " se sabe amigo que las estrellas fulguran así que esa palabra esta demás y le quita fuerza a tu buen comienzo.


Por qué no das consuelo a estos labios tuyos,
sedientos labios míos desde días remotos,
que sueñan con dibujarte caminos de besos
haciéndote vibrar en lo más profundo de tu ser.


el final con estos que versos que están bien trabajados amigo mio, el final con ellos es solo que me vuelven a repetir lo que al comienzo ya me diste a entender osea son redundantes y no dan mas fuerza a tus sentimientos o mejor dicho a lo que quieres hacernos sentir.


No me quieres, amor.
Es lo que siento hoy tras muchas noches ingratas,
noches de fango que debieron ser sensuales,
alegres, felices, eróticas, festivas y nuestras.
Puede parecerte un descaro este lamento mío;
te juro que no, que llamo a tu fantasía de mujer
para que venga a mi encuentro todavía ansioso.
Ya sé que llevamos juntos mucho tiempo,
que tenemos cierta edad, qué importa ese matiz
cuando lucho con mi mente para que no me pierdas.
Debía decírtelo: me he propuesto
no sentirme un huésped en tu cama.
Quizá quieras comprender
que aún estoy enamorado.

aquí si que te aplaudo, aquí si que es como tu dices "otro matiz", aquí se ve otro color y una belleza de libertad en la palabra, pero al final no se trata de lo que ella quiere sino de lo que debería ser , hubiera sido mas impactante tu final, si hubieras terminado tus verso así:

Debía decírtelo: "me he propuesto
no sentirme un huésped en tu cama.
Quizá deberías comprender
que todavía sigo enamorado".

un gusto pasar por aquí y aprender algo gracias a tu poesía, se que entenderás mis comentarios , que no seras como otros escritores o poetas que cuando uno le dice algo que cree que no siente o que para el esta muy usado, salgas a insultar o a ofender, en ti eso no seria posible , pero en muchos blog no se puede opinar libremente , por que creen algunos que la poesía que trabajan es perfecta .

cuídate mucho amigo mio, que la libertad , la fuerza y la belleza de las palabras sigan aquí contigo hasta el fin del cuento, cuídate mucho.

bixen dijo...

No lleva tilde 'así' y 'puede ser' te lo cambio por 'pudo ser'. Lo siento, pero me revienta que se corrija cuando no procede.
"Dime de que presumes y te diré cómo eres" (va por mí).

María Bote dijo...

Felicidades, Mos, por escribir un excelente poema de amor y desamor al mismo tiempo.

Gracias, amigo, por escibir y compartirlo con nosotros, tus seguidores.

Feliz domingo y besos. María

MAITE N. dijo...

Fantástico poema Mos, no había leído ninguno tuyo. Me ha encantado.
Saludos.

Narci M. Ventanas dijo...

Este poema tiene la fuerza de todos los vientos y duele como desgarro del alma.

Esa antítesis entre el principio "No me quieres, amor" y ese final "que aún estoy enamorado", lo resumen todo. Nada resulta más demoledor para el ánimo que un amor no correspondido, y más aún cuando se comparte la cama con esa persona que pudiendo ser nuestro bálsamo, es el veneno que nos corroe cada sgundo.

Besos