VEN A LA ORILLA Y QUÉDATE CONMIGO. PODRÁS CONOCERME A TRAVÉS DE MIS RELATOS Y MI POESÍA. TAMBIÉN CON ALGUNOS DE MIS PENSAMIENTOS Y OPINIONES. SIEMPRE QUE VENGAS ENCONTRARÁS ALGO DE CULTURA Y ARTE. Y TODO AQUELLO QUE CREA QUE TE PUEDE INTERESAR.
SE ME OLVIDABA PRESENTARME: SOY MOS Y ESTA ES LA ORILLA DE LAS PALABRAS; EL LUGAR DONDE SIEMPRE SERÁS BIEN RECIBIDO.

Seguidores

jueves, 30 de agosto de 2012

TENÍA QUE DECIRLO




En una de las noches calurosas de este mes de  agosto me desvelé. De repente me invadieron pensamientos que giraban en torno a mi comportamiento hacia vosotros; de mi actitud hacia vuestros blogs y todo este entramado que formamos a través de la Red. También del porqué, del sentido de este blog.

No sé si sabré explicar en esta entrada tal como mi cabeza me lo transmitía en dicha noche de insomnio. Fueron muchos minutos reflexivos conmigo mismo pero intentaré exponer algo con la mejor de las intenciones.

“Mos en la orilla” nació tras desaparecer el blog “ESFERAdeLETRAS”, el blog del grupo literario en el que estuve unos años y donde todos colgábamos parte de nuestra creación y recibíamos visitas de varios de vosotros. Me pareció interesante abrir una página propia y seguir dando a conocer mis escritos y, a su vez, contactar con otras personas con espacios e inquietudes parecidas.

Así, poco a poco, fui visitando páginas similares por la Red. Sin mencionar nombres diré que algunos sois indispensables para mí y que soy leal a vuestros blogs. Y no tienen por qué ser blogs específicamente literarios porque hay valores que aprecio más que la literatura y me gana la gente  con su día a día y su forma de ser, pensar o vivir. Además, discrepar es interesante siempre que se haga desde el respeto y el análisis objetivo. Las ideas no deberían estar por encima de las personas. Por eso mi lista de blogs es algo variopinta pero me encanta.

También me he llevado alguna decepción. Qué se va a hacer. Me refiero a gente conocida que tienen blog, que los visito de vez en cuando y no dan señales de vida por la orilla. Somos ya todos mayorcitos y procuraré que no me afecte demasiado tal descortesía aunque no entiendo algunos silencios en personas que conozco o en otras que sé que fisgonean por estos lares. Estoy convencido que otros blogueros opinarán lo mismo de mí por ser poco atento con ellos. Tal vez todos tengamos una explicación al respecto.

Últimamente, con los retos literarios que planteé, habéis llegado hasta aquí nuevos visitantes. Eso me ha llenado de satisfacción y he podido conocer a más gente a tener en cuenta. La orilla se ha desbordado a veces con comentarios; con personas con ganas de participar y ser conocidos y valorados. Con ganas de mostrar sus blogs y su creatividad. Y eso, por supuesto, es muy loable. El problema surge cuando esperáis mis visitas de una forma continuada, precisa y rauda. Sé que en algún caso ha sido así y alguien se ha llegado a molestar y yo lo siento de veras.

Se me hace difícil compaginar la vida laboral, familiar y el tiempo libre; el tiempo donde haces actividades propiamente tuyas y de ocio personal. Y es que abarcar todo  es imposible. Como imposible es leer todos los libros que existen o pasan por tus manos  y te gustaría leer, o ver las películas que se anuncian interesantes o visitar las ciudades y países que existen y te llaman la atención. Es imposible abarcar todo aunque se quiera.

En mi caso escribir requiere de un tiempo necesario donde me aíslo y procuro plasmar lo que pulula por mi mente. A veces las musas acompañan el esfuerzo y la disposición; otras pasan de largo durante horas o días. Seguro que a todos os suena esto que digo. Además, yo no soy un autor prolífico al que le invaden los relatos y poemas en la cabeza con ganas de salir al papel, no. Aunque cuando las ideas fluyen intento aprovecharlas al máximo.

Dicen, y yo lo repito, que cuando un autor entrega su obra deja de pertenecerle para pasar a manos del lector, el mismo al que va dirigida. Puede que sea así pero muchas, muchas veces me invade la sensación de que algunos o varios lectores no leen en profundidad. Me parece que no captan el mensaje de lo que escribimos o que se conforman con una lectura simple o poco crítica. Otros, sin embargo, intentan desenmascarar cada verso o cada texto y aprecian mejor lo que el autor ha querido mostrar. En este sentido algunas veces me han llegado comentarios o me han escrito a mi correo agradeciéndome el haber sabido captar la esencia de algún que otro poema o relato. Y eso te gusta. Como te llena de satisfacción saber que algo que has escrito le llega a muchos de tus lectores. También hay quien me ha hecho alguna observación para mejorar el texto y procuro corregirlo si lo creo conveniente. La verdad es que suelo hacer caso a quien sé que tiene un buen criterio literario. También hay quien pasa por la orilla casi de puntillas; con comentarios del tipo “Me ha encantado tu relato, te felicito”, “preciosos versos, escribes muy bien”, que te dejan un poco con la boca abierta y pensando si de veras habrán  leído la entrada en cuestión.

No creáis que soy un entendido en la materia literaria, que no lo soy. Muchas veces hay lecturas (sobre todo poemas), que no logro entender. En algunos hay un uso desmesurado de metáforas y recursos literarios que se me hacen difíciles de descifrar. Cuando eso me ocurre procuro no comentar o decir claramente que no llego al poema. Otras veces he recibido felicitaciones por saber dar con el misterio que encierran. Lo cierto es que intento analizar todo cuanto leo pero supongo que, para algunas lecturas, me falta preparación. Otra duda que tengo es saber si la gente que escribe prefiere una crítica sincera de sus textos o, por el contrario, se conforma con comentarios aduladores poco profundos. Lo digo porque todos tendemos a proteger mucho nuestra creatividad. A mí desde luego me interesa mejorar y si para eso tengo que ser advertido de mis fallos, aceptaré (aunque sea a regañadientes), que no me ha salido un relato redondo. ¿Por qué no?

En fin poco más, estimados visitantes. Borraré de mi lista viejos blogs que no dan señales de vida y lo lamento. A su vez incluiré otros muchos nuevos e interesantes que visitaré con mayor o menor asiduidad por todo lo expuesto. Seguiré fiel a los que me han ido ganando en mi cabeza y mi corazón. Fijaos, ahora mismo echo de menos a Ximo Segarra y su blog “Las cositas de Acapu”. Un gran tipo este Ximo del que espero que todo le vaya bien y que vuelva algún día por la Red: este entramado virtual que bulle con personas que aportan talento, sabiduría y mucha, mucha humanidad.

No sé si me he explicado, amigos de la orilla, pero tenía que decirlo y saber vuestra opinión.

Un abrazo para todos.

Mos.

63 comentarios:

Mos dijo...

Tenía que decirlo, sí. Aunque no sé si he sabido expresar lo que medité esa noche calurosa de agosto.
Ahora queda saber lo que vosotros opináis al respecto.

Llega septiembre y hay que ponerse en marcha.

Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

ion-laos dijo...

Hola Mos, sí, te he entendido. Te hablo desde mi experiencia. Lo de los comentarios de me ha gustado, que bonito, bla,bla,bla, eso ya no me afecta, lo acepto y ya está. Cuando una situación no la puedes cambiar, lo mejor es la aceptación. Si quieren venir, que vengan, si no, que no lo hagan, que a tí te nace no tenerlos, no los tengas, yo también en alguna ocasión he eliminado blogs, no tienes por qué cargar con algo que te disgusta.

También me pasa, que como no soy poeta ni entendida en la materia, bastantes veces me encuentro con escritos que no entiendo, y los releo mil veces, pero no me voy sin dejar lo que opino, que he entendido el mensaje, bien, que no, pues lo siento, pero mis entendederas hasta ahí llegan. Sí pienso que debería ser importante para la gente que escribe tan bien, que entiendan que no todos tenemos esa capacidad de comprender los escritos, y entonces ya se llevarían menos chascos. Pero esta es mi opinión.

Yo prefiero que sean sinceros conmigo. Mi blog es variopinto, no tengo esa capacidad de escribir o no la he descubierto, pero sí sé que me gusta regalar cariño y risas y en ello pongo todo el empeño, otra cosa es que lo consiga.

A veces me cuesta seguir un ritmo porque tengo artrosis prematura en las manos. También trabajo y hay días que me cuesta leeros y lo dejo para el finde. Pero aquí también entra, creo, la capacidad de comprensión de todos. No pasa nada si no se llega a una entrada. El caso es saber, que aunque no vengas a mi casa, sé que estás ahí al otro lado. No sé si me explico.

A veces, hacemos una paradita porque nos agobiamos por lo que sea, y luego volvemos con más fuerza.

Es un tema muy amplio para debatir, seguro que algo me dejo. Si me acuerdo, regreso, jajajaja.

Besos Mos.

MAMÉ VALDÉS dijo...

Esto de los blogs es muy personal, cada bloguero tiene sus propias historias para crear y mantenerlo, y de los comentarios pues más de lo mismo, hay muchos lectores que solo son lectores y está claro que no tienen porque comentar, y si lo hacen te tienes que conformar con su opinión.

En la blogosfera van entrando y desapareciendo gente, esa es la libertad que te da esta historia.

Solo espero que Tomara que tu viera... no desaparezca de tu lista de blogs, un saludo.

lunaroja dijo...

Pues yo creo que has puesto voz a muchos de los pensamientos de todos aquellos que intentamos expresarnos a través de la palabra escrita.

Creo que en esta difícil tarea, siempre aunque no queramos,depositamos expectativas,y esperamos que el otro se comporte como hacemos nosotros,y no siempre es así.

Muy acertado tu texto, haré limpieza de blogs,para añadir otros!
Un saludo y gracias por la invitación.

Ame dijo...

Hola Mos

Sinceramente, soy de las recientes llegadas a tu blog, he comentado poco y ha sido casi por las mismas razones que ofreces, no siempre he alcanzado el nivel para entender un tema, también creo que endulzar el oído no a todos nos gusta, venía de lugares donde todo era, buen tema, excelente, gracias por... en fin, siempre he creído que es preferible una buena crítica que un mal comentario y que el respeto siempre debe ir por delante.

Tu insomnio de agosto ha dejado una buena entrada, digna de valorarse y tomarse en cuenta, no son las veces que llegas y comentas, es el comentario en sí lo que da la satisfacción, (espero no haberme extendido demasiado y tambien transmitir lo que sentí al leerte)

Te mando un beso y mi deseo que te encuentres bien

Luis García Romero dijo...

Te dejo mi opinión, Mos, y un abrazo.

A todos y a cada uno nos afectan las cosas de distinta forma y según que circunstancias. Pero sí que puedo decir algo claro: cada uno comentará a su manera o no comentará. Lo normal es que, si deja opinión en un blog, escriba sólo lo que sea capaz de aportar. Una felicitación escueta si le ha gustado algo y no es capaz de entrar mucho o no tiene ganas. Una crítica, buena o mala, si es constructiva es una bendición. Un simple saludo es signo de que, bueno, ha pasado por ahí y quiere ser amable.
Luego están esas impresiones por lo leído que siempre despiertan la curiosidad del escritor, y a veces lo alegran mucho.
Hay quien pasa y aunque lee, no se le ocurre qué decir, sea por lo que sea.
Y quien nunca porque no tiene tiempo, supongo, o ganas.
Bueno... hay de tó. Una foto muy divertida, Mos. Te leo.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Mos

Me parece una reflexión muy buena, bien planteada y que comparto en un 99,9999999%.

Soy de las personas que me gusta devolver un comentario cuando lo dejan en el blog.

He estado visitando varios blogs porque me gustaba su contenido, y comprendo que a todo el mundo no le gusta o entiende la poesía. Y supongo que aunque nos gustaría que se produjera la reciprocidad, ésta no es garantía de nada, tal vez de cortesía.

Al final, he llegado a una conclusión, qué cada uno haga lo que quiera, porque a veces, como indicas, no se puede visitar a todo el mundo aunque se quiera por falta de tiempo, no por ganas.

Lamento haberme excedido tanto. Comparto tus pensamientos.

Besotes.

Teresa dijo...

Te has explicado muy bien querido Mos, y te entiendo y creo que la mayoría también lo hará. Un blog requiere mucho esfuerzo y tenacidad, lo sabemos quienes lo mantenemos con entradas más o menos regulares. Y ahí, es cuando entra el dicho tiempo que llega agobiando, y termina estresando.

Escribimos una entrada y esperamos la opinión sincera de nuestros amigos y visitantes. No sabemos en qué punto empieza la franqueza y termina la adulación (o viceversa), pero yo a la vez también soy visitante y pienso qué hago yo. Entro, leo, disfruto, procuro entender (textos no muy claros para mi intelecto) y paso a comentar. Hay veces que me cuesta mucho porque no sé si mi opinión, o el sentir que me provocan, coinciden con los del autor; pero sí se una cosa, que me gusta lo que yo percibo, y creo que el hecho de no dejar indiferente es lo que busca quien crea un poema o una prosa.

Como bien dices, entre los blog que seguimos, encontramos mucha variación de temas y estilos. Si en un momento dado, decidimos quedarnos en ellos, es porque de alguna manera nos encontramos a gusto cuando los leemos. La calidad que puedan tener, pues yo no soy quien para juzgarla, (porque no soy una lumbrera). Creo que no se puede (o se debe) criticar unos sentimientos que nacen hondos, o unas ideas creativas, sobre todo porque están hechas con una ilusión enorme, y dañar eso, sí que es delito.

Las personas que pasan de puntillas, también las respeto. Pienso que tal vez no sepan qué decir, lo principal es que lean nuestras obras y no les dejen indiferentes.

En fin Mos, que llevar un blog a veces es tarea ardua (lo sabes bien), pero el tuyo es uno de los mejores que conozco, así que sigue por favor encandilándonos con tus escritos.

Un beso enorme.

(Yo también echo de menos a Ximo)

Tesa Medina dijo...

Hola, Mos, soy de las que prefiero que me digan lo que opinan de verdad. Me encanta.

Me ocurre como a ti, mis blogs se nutren de mi creatividad, tanto la parte gráfica como los textos, por lo que publico cuando creo que tengo algo para compartir y las “musas no han pasao de mí”, como canta Serrat.


Vamos, qué publicar lleva detrás un curro, aunque lo haga porque me divierte y mantiene mis neuronas en forma.


También me leo los textos de los blogs que visito con atención, miro las imágenes y escucho las canciones, y nunca dejo un comentario del tipo “pasaba por aquí”, a mí me parece una falta de respeto por el autor, así que comentar me exige también un curro, pero lo hago con mucho amor.


El blog, como a ti, me ha procurado muchas satisfacciones y pocas decepciones. He hecho muy buenos amigos más allá de lo virtual y también he aprendido.

Así que tampoco me preocupa demasiado si tengo muchos comentarios o "adictos" a mi blog, mientras no me fallen los que ya son importantes para mí.

Ay, Mos, lo quería hacer más corto, pero es que el tema da mucho de sí.

Un abrazo, guapo, y ojo con ese cocodrilo que tienes detrás.

Beatriz Salas dijo...

Mi querido Mos:
Te he entendido de maravilla y comparto absolutamente todo lo que dices. La verdad es que yo soy la menos apropiada para quejarme de que no me visiten porque yo no alcanzo a visitar mucho y es que lo mío conlleva tantas horas fuera que no doy para más.
Si bien entro siempre que puedo en los blogs de tantos y tantos amigos, a todos les pido perdón por no estar más presente y comentar como es debido y no con algo corto para dejar huella de que, al menos, han pasado por mi casa.
Sin duda, las reacciones son parecidas para todos nosotros pero la vida nos frena mucho, Internet absorbe de manera increíble y cada uno va haciendo lo que realmente puede.
Yo sí quiero decirte que me encanta como escribes, con que humanidad hablas y te desnudas para nosotros y te aseguro que cada visita que me haces resulta un gran abrazo muy cariñoso que siempre te agradezco.
Desde que te conocí te llevo en mi corazón y quiero que sepas que siempre puedes contar conmigo.

Muy buena reflexión, porque has ido describiendo lo que vamos sintiendo cada uno de nosotros en nuestros respectivos blog.

Un abrazo grandullón.

fus dijo...

Hola Mos, creo que lo has explicado muy bien en tu reflexión, hay que hacer una distinciòn entre ser bloguero ò sentirte bloguero, el primero viene a mostrar su obra sin otro compromiso, el segundo muestra su creaciòn pero comprende que hay muchas personas que te necesitan por ese vìnculo que se crea como en una familia donde nos alegramos de los triunfos de los demás, pero tambien hay que saber estar en las caidas. Desde que te conozco, de eso ya hace mucho tiempo, he aprendido de ti tu alegría y tu poder crìtico cuando publicas ò cuando vienes y lees los blog de los demàs ó el mio. Igual yo también te he fallado en algùn momento, te pido perdòn si ha sido asì, pero siempre te tengo como uno de los primeros maestros que me enseñó a caminar en esta familia, con tus consejos y tus rectificaciones que siempre las aceptos con la mayor sinceridad.
Enhorabuena por esta entrada que nos hace pensar y volver de nuevo a nuestro camino, son muchas cosas las que tenemos que leer y compartir.

un abrazo

fus

Rafa Hernández dijo...

Hola Mos, yo creo que también te he entendido, lo que ya tengo mis serias dudas es si sabré explicarme. Esto de los blogs es muy complejo, ya que sino dispones de tiempo aveces es muy difícil contestar a los comentarios y tienes que hacerlo simplemente por cortesía, y si dispones de tiempo como es mí caso, resulta que es mucho peor, porque te ves "obligado" a publicar todos o casi todos los días, y esto engancha un montón. Yo muchas veces me he planteado hasta dejar el blog, pero estoy tan picado que no puedo. La verdad es que molesta un poco que muchas veces dejas por ahí comentarios, y la gente no se digna a dejarte a ti uno, aunque creo que no es mi caso, y yo a la gente que les dejo como es en tú caso, y como María, Teresa y que me perdonen los que se me olvidan, sois fieles y me devolvéis el comentario, aunque claro también entiendo que si uno deja comentarios en un blog es porque le gusta ese blog y en lo que él se dice, pero tampoco esa persona está en el deber dejar comentario si por ejemplo mí blog no le gusta. Yo no entiendo ni estoy capacitado para hacer poesía "eso quisiera yo", y en algunos casos de amigos como vosotros digo simplemente que es muy bello lo que decís porque no estoy capacitado para más. Bueno perdona Mos, porque ya me estoy liando como una peonza. Me alegro de tú vuelta, y recibe un fuerte abrazo.

Pedro Luis López Pérez dijo...

Es cierto, en muchas ocasiones se hace muy difícil compaginar nuestra Vida con nuestro Tiempo.
Creo que cada uno es como es y lo que cuenta es eso.
El blog que cada uno confecciona es clara transparencia de su Forma de ser. Los visitantes han de visitarlo si quieren y si no, lo pueden dejar...Hay muchos más que pueden ser afines a sus gustos.
Me ha parecido muy interesante tu Entrada, Mos.
Un saludo.

Anónimo dijo...

todos hemos pasado por lo mismo (Bloggers)en variadas situaciones, este mundo virtual no es diferente al concreto

salutos

lichazul
http://lichazul.blogspot.com

Laura dijo...

Hola Mos. Sabes que soy de las "nuevas", de las que ha tenido muy poco tiempo para descansar en tu orilla. Y te diré más : soy de las que piensa que la libertad de cada uno en este medio consiste en SER como de verdad quieras ser, quieras escribir, quieras pensar, o reflexionar. Nadie está obligado a ser de una u otra forma.

Los que abrimos el blog con la ilusión de compartir, creo que así lo vemos.

Muchos de tus pensamientos son en parte : un denominador común en la comunidad bloguera. No es la primera vez que los veo escritos de diferentes formas. Para mí, lo más real es: que no se puede estar en todos los sitios, a no ser que dediques todo el día a ello. Esta es la causa de muchas decepciones, desilusiones o desapariciones.

A mí, personalmente ...no me importa que alguien diga ¡me gusta! o que otros desgranen los textos hasta la extenuación. No todos somos iguales, ni tenemos las mismas capacidades. Admito incluso a personas que entraron y me leyeron con la voluntad de venderme un apartamento en Cádiz. Considero que efectivamente : hay normas de respeto y comportamiento, y mientras no se infrinjan ... estas pequeñas comunidades literarias son un ir y venir de personas, cada una siguiendo un camino, un tipo de escritura o unos intereses. Hay que aprovechar los momentos y los instantes que cada una de ellas nos brinda. ( También echo de menos a Ximo).

¿Sabes? ...si decidieras borrar a ese kudú con cuernos que asoma en tu columna derecha ... lo sentiría, pero lo entendería perfectamente.

¡Gracias por tu sinceridad!,
creo que esta orilla tiene un buen remero a bordo. Un beso.

Gizela dijo...

Bien bella tu foto...vacacionando!!

Estas reflexiones, creo, son las misma o muy similares, en muchos de nosotros
No es fácil conciliar "la vida", con la vida en Red
El tiempo es un factor a tomar muy importante
Sobre tus otras reflexiones, creo que todos tenemos características diferentes...
Yo por lo menos, por vergüenza, nunca visito a nadie, sólo devuelvo la primera visita
Las demás, dependen de cada blog y de cada persona
Mis amigos bloguer, que saltaron de la pantalla a la vida privada, pueden pasar muchas lunas sin visitarme, y yo igual los visito
Pero con respecto a los demás, pasado un buen tiempo, simplemente me retiro
En cuanto a los comentarios, no sé Mos
A veces, especialmente en poesía, como mi caso, no hay mucho que comentar
Un poema me gusta o me mueve o me emociona...casi nunca me dan ganas de hacer una critica literaria sobre el mismo... así soy yo, y te juro, que soy las que leo todo, con mucho detenimiento

De vez en cuando, yo también hago una limpia, en mi blog roll jajaja
No pasa nada con eso...la gente tiene derecho de olvidarnos, y nosotros de borrarlos y seguir adelante jajajaja!!!

Me alegro que la invitación que leí por teléfono, pues estaba fuera de casa,- y que me preocupó mucho-haya sido este trasnocho tuyo tan motivado y no nada malo jajajaja!

BESOTESSSSSSSSSSS

Diana Profilio dijo...

Querido Mos: entiendo perfectamente cada reflexión y cada análisis y me parece genial que lo hayas expuesto. ¿Cómo no entenderlo si, en cierta forma, a todos nos pasa lo mismo? Desde que comencé con mi blog he pasado por varios altibajos -de hecho, actualmente lo estoy tomando con bastante moderación porque sentí que me estaba desbordando- Me pone mal no contar con el tiempo suficiente para hacer cuanto vos decís. Uno "quisiera" hacer miles de cosas pero la mayoría de las veces nos quedamos en el intento; no por falta de voluntad sino de tiempo material, (y reconozco que cuando pasaba horassss -muchas- frente a la computadora, descuidé otras cosas) Todos tenemos una vida fuera de las letras y del arte que hay que atender. A eso le sumamos el tiempo que debemos disponer para escribir o crear, visitar a los compañeros y amigos bloggeros que no se merecen un trato de "trámite ligero" sino que, por respeto, ameritan una lectura profunda, una opinión o una reflexión sincera. ¿Cómo hacemos para ocuparnos de todo a la vez?
Creo que debemos apelar a la comprensión de cada uno. Hemos construído lazos!!! Que la falta de continuidad de visitas no sea motivo de malestar. En lo que a mí respecta, hay un lugar muy especial en mi corazón para todos lo que se han cruzado por mi camino y no los olvido. Interiormente hay "algo" que me dice que estoy en falta.
Hace un tiempo opté por una alternativa: como no cuento con mucho tiempo busqué a los compañeros por Facebook. Me conecto más seguido y de un pantallazo tengo noticias frescas de todos. NO ES LO MISMO; EL BLOG TIENE SU MAGIA QUE NO SE ENCUENTRA EN OTROS LADOS, pero ante la situación es otra posibilidad. Insisto, NO quiero perder a la gente con quien compartí y comparto tantos buenos momentos. Pero en fin... así están las cosas.
Siempre fue un placer leerte y lo sigue siendo y agradezco profundamente cada uno de tus comentarios porque fueron hechos con dedicación. Prometo pasar más seguido, NO por obligación sino por gusto. Me alegró tu mail y como ves, aquí estoy y seguiré estando. Un MUY fuerte abrazooooooooo y un beso grande, amigo!!!!!! (desde mi orilla hasta la tuya)

estrella dijo...

Hola Mos!!!!

Muchos de tus pensamientos son comunes,el abrir un blog y compartir lo que uno escribe es un acto de responsabilidad y el de querer mostrar pensamientos o sensaciones o sueños...cada uno lo siente a su manera, pero sobre todo es querer conocer a otras personas, las que están detrás de sus textos y eso es lo que más me mueve a mi, será por eso que doy tanta importancia a los comentarios, pues me sirven para descubrir más a la persona, en este diálogo se está nutriendo la amistad, el cariño, la comprensión, suelo hacerlos personales o sea, no me quedo en un me gustó y ya está, aunque respete esta opción, no va conmigo, tiendo a ir más allá, a intentar conocer quién está al otro lado, qué nos está queriendo transmitir...hay veces que no entiendo lo que leo, a veces lo digo pero otras veces simplemente me voy sigilosamente y con pena por no haber sabido comprender el contenido.
En este mundo bloguero se hacen verdaderos amigos y/o amistades entrañables,se respeta y se admira y siento mucha pena cuando alguien se marcha, a veces necesitamos desconectar un tiempo, pero otras veces el problema es mayor y no se vuelve, la vida es así, ahí fuera y aquí!!
Mos tu inquietante noche de agosto te ha dado para una buena entrada y muchos opinamos así.
No siempre puedes aunque quieras devolver todas las visitas, eso sería el ideal pero es más real visitar los blogs de quién quieres cuando puedes, no hay que sellar a la entrada ni hay ninguna obligación, todos tenemos nuestra vida y estamos aquí para disfrutar leyendo, escribiendo y disfrutar de la compañía, pero nos falta tiempo y no podemos llegar a tiempo a todos.Pero ahí estamos y si no es en una entrada estamos en la siguiente y sin agobios.

Buena fotografía!!!!
Celebro tu vuelta y a continuar escribiendo como lo haces, directamente con tu corazón!!!!
Un abrazo!!!

Ana dijo...

No estas solo en tus reflexiones Mos, creo que todos los que tenemos un blog hemos pensado lo mismo alguna vez... habrá de todo, claro, pero lo importante es
no sentirse forzado ni comprometido por nada, que sea todo libre de verdad, así no hay dudas.
Pienso que hay que visitar los blogs porque te gustan, porque te aportan algo, porque te sientes inspirado o identificado... y comentar si quieres lo que te sale, porque a veces no hay nada que decir o ya lo han dicho.
Pero puff, este tema es complicado, entra en juego como es cada persona, y como no todos somos iguales, pues ahí esta...
Creo que estoy divagando.
Saludos

niebla dijo...

Hola Mos, he leído tu largo párrafo,y estoy muy de acuerdo en todo lo que dices y piensas.
ES VERDAD QUE MUCHAS VECES NO ENTENDEMOS, POR LO MENOS YO,LO QUE LEO...y entonces "paso de puntillas"
porque no se que decir...
También comprendo que la mayoría paséis por mi blog sin entenderme...
no me conocéis, y según el estado de ánimo y la inspiración del momento vuelco en el papel sentimientos muy escondidos...y que no tengo a quien contar...es como una descarga del peso que la vida ha amontonando en mi alma...
Por eso aunque sea una palabra de cortesía, yo os agradezco de corazón a todos los que os asomáis de vez en cuando, aunque ni siquiera pongáis comentario, se que me habéis leído, me siento menos sola...
Bueno no se si me he extendido demasiado y me he ido por las ramas...
Mos que te aprecio y te te entiendo.
Mi estado de ánimo no es en muchas ocasiones bueno y prefiero pasar de puntillas...pero siempre os leo a los poquitos que me seguís y sigo en mi corto tiempo de bloguera.
Un fuerte abrazo

Sir Enry Baskerville dijo...

Mos, se agradece tu sinceridad reflejada en este escrito.

Los que llevamos ya tiempo como bloggers, hemos pasado por varias etapas, desde la bella ingenuidad de creerte a la gente,(hasta darte el "batacazo"),pasando por la incredulidad absoluta, para entrar en un equilibrio que se basa en la libertad: ¡que cada cual haga lo que más le convenga! (lo van a hacer igual).
Esa libertad que tú y todos hemos de tener para entrar o no, para comentar o no, para opinar o no, para "hacer limpieza"...¿o no?...

Lo que de esto queda son unos contados"amigos" que acabas conociendo personalmente y unos muchos que no son nada...¡ah! y una cosa en común, todos atrincherados tras una pantalla virtual en la que hoy se está y mañana ¿quién sabe?

Siento hablarte desde mi punto de vista dolido y doliente, descreído y escéptico, que es en eso en lo que me he convertido como blogger tras mi experiencia en mi anterior Rincón de Anna.

Lo importante es lo que uno mismo siente delante del blog, las ganas de expresar, la necesidad de comunicarse, la creatividad que proyecta, la generosidad del compartir, lo mucho que se aprende...etc.

Sea como fuere me encanta haberte conocido y seguirte.

Un abrazo
Anna J.R.

María Bote dijo...

Entrada interesante, sí, pero respecto del comportamiento de cada cual en los Blogs, pues, como en la vida misma. No podemos exigir nada. Es de agradecer las visitas y el comentario por insignificante que sea. Yo, por ej, procuro corresponder, pero la verdad es que se necesita de mucho tiempo y creo que nadie lo tenemos de sobra. Siempre habrá bloggers y temas que te gusten más que otros, como el de nosotros mismos, a algunos les gustarán y a otros no, es normal que sea así.

También a mi me parece más interesante una buena crítica que un halago vacío, Pero ¿cómo sabemos quien está preparado para hacer o aceptar dicha crítica?

Por supuesto, no me apetece herir las suctecibilidades de nadie. Es muy complejo, nunca puede ser igual que en una relacción personal o, que el contacto fuera entre dos o tres bloggers solamente.

Tengo que aceptar que mis poemas, a unos les gusten y a otros no, o que, incluso, haya quien no comprenda las metaforas que utilizo para escribirlos.

Yo escribo, claro está, como me gusta leer. Siempre fuí admiradora absoluta y lectora perenne de la generación del 27 y por ello, estoy segura de que mis poemas, aunque tengan mi propio sello, puede que esten algo influidos por el estilo de de tan admirables y admirados poetas.
Pero claro, como dice el refrán, sobre gustos no hay nada escrito.

Saludos muy afectuosos, amigo Mos. María

Sandra Montelpare dijo...

Hola, Mos! Hace muy poquito desembarqué en tu orilla y no había comentado aún. Comparto tu sentir sobre el ancho mar de la blogosfera.
Tengo un blog roll bastante largo porque escribo más de un blog y se suman con mucho placer bitácoras de lo más variopintas, literarias o no.
En el blog de cuento breve unos cuantos hemos adherido al "Asociación de Blogs literarios que aceptan críticas constructivas" propuesto por Jesús Esnaola. Es enriquecedor aprender de otras lecturas y tallerear los textos.
Pero, para evitar susceptibilidades, eliminé el blog roll visible en mi perfil y tampoco tengo gadget de blogs recomendados.
Leo todo lo que tengo en mi blog roll en un ritual casi diario. No siempre comento porque tengo bastante pudor.
Sin embargo, nunca podré entender los que dejan un comentario y te piden "me sigues?" así , literal. Creo que lo mejor que nos puede suceder es que alguien nos siga porque entró y le gustó y no porque lo hemos mendigado, bah, no sé si entiende...
Aquí, en la orilla de Mos, me quedo. Saludos van

Lapislazuli dijo...

Hola Mos, para mi te has explicado perfectamente. en mi casa suelo tener una rutina leo primero los blog de aquellos que opinan en mi espacio y luego los que me interesan por el tema, la persona que escribe o cualquier otro detalle, opine o no en mi blog.
Luego hay algunos que leo y no opino, no porque no me interese o guste lo que escriben, sino porque al leer los comentarios siento que ya dijeron todo
Un abrazo

Cabopá dijo...

No me extenderé mucho porque ando todavía por el Mar Menor,nuestro mar paisano.

Te echaba de menos, y creo que tú a mi también. Soy de las que pienso que entrar y salir debe ser algo querido, y no por compromiso, así que ya sabes entraré y saldré por tu ventana todas las veces que pueda, si me asomo comento, no soy de las que pasa en silencio...

No me puedo alargar, pero te entiendo y mucho...Yo también echo de menos a Ximo, es un amigo y nos alegraba mucho los días con su humor

BESICOS, BESICOS TODAVÍA SALADOS.

impresiones de una tortuga dijo...

Mi querido Mos, debo reconocer que al principio me preocupaste, más teniendo en cuenta que tuve visita y tuve que dejar a medias tu relato, pero cuando lo he terminado de leer me he relajado ¡no passa nada!.
De ese vestido que describes tenemos todos uno del mismo color.
Yo, tengo gente que ni se me han agregado conociéndolas desde el principio, me dejaban algún comentario de vez en cuando y cuando le dije lo que pensaba con sinceridad ¡nunca más se supo!, otros te comentan si tu comentas a éll@s antes, l@s hay que les dán envidia porque escribes mejor que ell@s, los hay prepotentes e insatisfech@s, de todo hay en la viña del Señor.
Yo, antes me lo tomaba muy a pecho, como se suele decir, pero ya he aprendido a valorar lo que tengo y lo que tengo es muy valioso para mí, porque cuento con unos pocos incondicionales que me dan la vida, entre éllos estás tu, sois como mis amigos del alma y os quiero.
Con respecto a los poemas, la mayoría me aburren y tengo que leer los comentarios para saber un poco por donde van los tiros, porque no llego, pero el problema no es mío sino de las personas que escriben con tanta metáfora que piensan que así son más intelectuales, no me pasa contigo, es rara la vez que no te sigo, porque eres sencillo y coherente, no hace falta más.
El tiempo, el maldito tiempo, a veces pasamos rozando como las alas de una mariposa sobre algún escrito, porque no quieres dejar pasar la ocasión de comentar, sólo para que se sepa que hemos llegado hasta ahí.
Que nada de ésto te quite el sueño, querido Mos, porque eres tan dulce como grande y te queremos un montón.
Oye, ¡anda que vienes flojo de las vacaciones! que no has llegado cuando nos has puesto a pensar y a meditar, menudos comentarios nos están saliendo a todos ¿eh?, esto es un nuevo reto y no nos hemos enterado ¿o qué?.
Y ten cuidadito que te vigilo de cerca ¿no me has visto en la piedra que tienes a tu espalda? sí ahí, cerquita del cocodrilo.
Un abrazo grande como tú.

PD: ¡CON LO AGUSTO QUE SE ESTÁ EN LA ORILLA, POR DIOS!

Humberto Dib dijo...

Se entiende perfectamente, Mos.
Podría escribirte un tratado sobre varios temas que tocas.

En relación con el tiempo, en mi caso puede visitar apenas un 10% de la gente que me visita por semana, pero ya lo dije una vez, no espero ni ofrezco reciprocidad, se hace lo que se puede y quiere. Eso sí, estoy más que agradecido con la paciencia que me tienen, una persona sensata sabe que no puedo recorrer 2700 blogs por semana.

También me decepcioné varias veces al descubrir que había personas que sólo me visitaban si primero pasaba yo, pero a otra cosa, ya no los visito y no me interesa si vienen a mi blog o no.
Sí me molestó mucho un comentario de alguien (justo en este blog, cuando subiste la entrevista que me hiciste), pero sé qué clase de persona es, así que mi enojo duró 15 minutos, simplemente dejó de existir. Me parece increíble que muchos no se den cuenta de qué clase de personas puede haber detrás de la pantalla.

En relación con los comentarios, para mí no son tan importantes, un texto no debería ser comentado, yo no le mando una carta a Murakami para decirle que su novela me gustó o no, simplemente le compro o no otro libro.
Por educación, digamos, nadie te dice: "me pareció una m... tu texto", pero peor es cuando detectas que el comentario nace de una no-lectura, es muy obvio, no sé cómo pueden creer que uno no lo detecta. Repito, hay gente MUY extraña detrás de la pantalla.

Estoy por abrir un blog que se va a llamar 'Diga lo que le plazca', nació la idea de dos colegas de blogs, Marta C. y Susana Camps, quienes intentan por todos los medios que nos dejemos de tanta adulación y digamos lo que nos parece, ya te contaré más.

En fin, los blogs son una muestra de la sociedad, no hay que creer que son un paraíso ni un infierno, son la extensión de sus creadores, por lo tanto, hay de todo y me parece normal, creo que no deberías preocuparte tanto, lo que verdaderamente vale es que este espacio contenga lo que a ti te agrada, es tu lugar.

Te mando un fuerte abrazo.
HD

María dijo...

Hola, amigo Mos:

Te has explicado muy bien, en realidad, siempre lo haces así, y por eso te he entendido porque en cada frase has depositado tu sinceridad y transparencia y con ella nos has llegado al alma como lo haces con tus poemas porque están escritos con tus sentimientos.

Desde mi punto de vista personal, no me gusta juzgar a nadie, no soy Juez para ello, y creo que debemos respetar a todos los que pasan por nuestros blogs, desde los que dejan huellas a los que pasan en silencio, a los que se limitan a decir: "es muy bonito, me ha gustado mucho", o a los que expresan con su pluma su brillante comentario de letras extendidas, que a mí son los que más me gustan, los que expresan sus vuelos, se dejan llevar con sus letras desde su imaginación, comparten sus reflexiones, que los que dicen: "me ha gustado mucho" que no comparten su imaginación sino que sólo se limitan a calificar.

De todas formas se nota perfectamente quién lee los contenidos o quiénes no lo leen, precisamente en mi blog, cuando he publicado algún poema de los demás autores en la sección "Compartiendo palabras", suele haber alguien que entra y se vé que no lee o lee a medias, y se limita a dejar su huella para que después les visite, y creen que son mis poemas cuando son de otros autores y lo pongo claramente.

A ti te conozco desde hace poco MOS, pero sé que eres de las personas que leen los contenidos y dejan bellos comentarios, y yo personalmente prefiero que la gente entre cuando en verdad puede, PERO SIN NINGUNA OBLIGACIÓN, por lo que, te digo, desde mi sinceridad, que por favor, no te sientas obligado a entrar en mi blog cuando no puedes entrar, hazlo cuando puedas y lo desees, porque esto no debe ser un YO TE DOY PARA DESPUÉS RECIBIR DE TI, no, entrar en los blogs a leer debe ser algo más que eso, hacerlo sin ningún tipo de obligación, siempre y cuando se pueda y se tengan ganas.

Y en cuanto a las listas de blogs, yo intento tenerla al día, aunque es imposible porque tengo muchos blogs enlazados, pero procuro eliminar los blogs que hace tiempo ya no publican entradas. ¿para qué tenerlos si dejaron sus blogs y no están por este mundo bloguero o no volvieron a pisar mi blog desde hace años? después de cinco años que tengo mi blog, es normal que unos dejen de visitarlo, otros se cansen, y vengan otros nuevos, aunque tengo amig@s lectores fieles incondicionales desde hace tiempo que me siguen visitando como yo a ell@s, pero date cuenta que son muchos los que han ido dejando sus blogs por unos u otros motivos, aunque con algun@s siga teniendo por otros medios su amistad.

Por cierto, no conozco a tu amigo Ximo.

Interesante, esta entrada, MOS, que nos invita a la reflexión, y además, me alegra volver a leerte porque todas tus entradas son interesantes, y nunca me voy vacía, tu blog ha llegado a ser para mí: IMPRESCINDIBLE.

Un beso, amigo y perdona por la extensión de mi comentario.

El moli dijo...

Amigo, no repetiré lo que ya dijeron todos, esto es así, no escribo poesía porque no se hacerlo, las leo opino si me gustan, y varios le he expresado que no entiendo lo que quisieron decir, mi preparación es muy pobre, pero tengo entusiasmo.
En este medio he conocido muchas personas como vos, a las que sigo y disfruto leyendo, algunas a veces comentan mis escrito, otras nunca aparecen, está bien.
Y a sabemos quienes están, los demás no importan.
Te dejo un fuerte abrazo y continuemos en esta hermosa aventura.

HUGO JESUS MION dijo...

Mos, lo has dicho con mucha claridad y sinceridad. Muchos de nosotros lo compartimos. Creo que el denominador común es la falta de tiempo, porque la mayoría debemos trabajar para sobrevivir, y estar conectado a internet no nos da de comer... Pero a veces llega una señal como la que has enviado, y uno se hace unos minutos para leer lo que propones, y luego leer todo lo que opinan tus amigos, y te digo que de verdad vale la pena el rato pasado frente a la pantalla. A veces paso hasta un mes sin entrar a mi propio blog, así que difícilmente podría estar al día con las visitas a los que "sigo". Me ayuda tener habilitada la notificación por correo electrónico, porque ése sí lo chequeo todos los días, (así me he enterado de tu propuesta). En fin, que no es posible lograr el ideal en ninguna faceta de la vida, menos en esta, que se hace cada vez más enorme.
Gracias por invitarme, y por hacernos reflexionar.
Un saludo desde el invierno del Sur, y sin vacaciones.

India Rebelde dijo...

Hola Mos!!!

Debo en primer lugar, agradecerte dos cosas: 1) La invitacion recibida y 2) por colocar mi blog entre tu listado de blogs afectos. Esta ultima cosa, me llena de orgullo, pues el tiempo que tengo siguiendote, que no es mucho, me ha dado la oportunidad de conocerte y reconocerte como un gran hombre, sobre todo eso, un gran hombre.

Yo no soy literaria ni mucho menos poeta, ni pretendo serlo. La mayoria de post que tengo en mi blog, han sido realizados por pensamientos, frases, videos, imagenes que encuentras disponibles y a la orden en la red cibernetica, yo las recojo, les doy mi toque personal y exteriorizo alguna reflexion que crea conveniente, segun el momento que viva en lo personal, en mi pais, en America o en el resto del mundo, sobre todo aquellas cosas que muy pocos se atreven a vociferar y que me crea con el deber de dar a conocer.

En mi blog, son muy contados las personas que se dignan en dejar comentarios casi seguidos, entre ellos, estan Rafa, nuestro amigo en comun, un hombre con un carisma inigualable, con una educacion incomparable, con un respeto y una virtud al razonar y escribir, que cualquier estudioso sumecumlaude envidiaria, mi ciber amigo querido. La Abuela, un ser que he aprendido a respetar, admirar y porque no decirlo, querer con mucho cariño y afecto. Tengo a Gustavo, un latino colombiano que ha tenido que vivir parte de su vida en asilo politico, el cual he denominado mi poeta preferido, mi poeta de flor de piel, mi consentido, un hombre que tambien he aprendido a respetar, querer y enorgulleserme de sus comentarios y porque no decirlo, de su amistad y afecto sincero. Tambien esta Aristos, un hermoso hombre maduro, escritor, analitico, creativo, lector, con un gran sentido del humor, un hombre que tambien he aprendido a querer y a respetar, aunque por ser latino como yo, me juegue mucho con el, en el mejor sentido de la palabra, a tal punto, que le llamo "chamo", eso de chamo solo lo decimos entre "panas" de verdad verdad, es decir, amigo de verdad. Tambien tengo a Adolfo, otro amigo latino residente en Venezuela, que vive en asilo, esta Ramon, otro español a todo dar. Esta Mafalda, una linda española con un corazon tan grande que no le cabe en el pecho, a ella la admiro y le tengo cariño y respeto tambien, asi mismo esta E.P. otro hombre maravilloso, al cual le debo algunas cosillas, admiro su capacidad de aguante. Y bueno, algunos anonimos que por no tener blog, pero por conocerme personalmente se acercan a dejar alguna reflexion o saludo, en fin.

Porque te digo todo esto??? Por una sola cosa: En mi caso, no me interesa sumar adeptos, seguidores, fans o como quieras llamarlo, se que es una de las razones por la que mucha gente abre un blog, para dar a conocer su "arte" y ganar aficionados que se desvelen en seguirle, NO, yo No estoy aca por eso, yo me conformo con saber o suponer que de las cantidades de visitas diarias que recibo sin que me dejen comentario, al menos, se lleven alguna de las reflexiones que dejo, eso para mi seria el mejor premio recibido por el trabajo, tiempo y esfuerzo que implica mantener activo un blog.

Mos, espero me haya dado a entender, solo me resta decirte: No le des importancia a las cosas que no las tiene, tu continua con tu buen hacer, que para mi lo haces muy bien, y sienta la alegria y el gozo que se siente, cuando sabes que lo que haces ha sido por amor, independientemente de que los demas te lo reconozcan o no.

Te dejo un fuerte abrazo caribeño y mi agradecimiento por tenerme en consideracion.

Aca en Venezuela tienes una amiga sincera que te dara la mano cuando la solicites, eso no lo dudes, eres un hombre que vale la pena.

Sinceramente.

Fatima

Concha Signes dijo...

Gracias Mos por avisarme de esta entrada tan sincera (al menos a mi me lo parece). Comprendo perfectamente lo que has querido expresar, no siempre tenemos tiempo de pasar por todos los blogs que nos atraen y aunque los leamos, no comentamos (aunque nos guste lo leido o visto) y digo lo mismo que tú, yo que sabes tengo varias aficiones, si algo no me acaba de gustar prefiero no comentar. Aduladora soy poco y me gusta la sinceridad como a ti, respecto a mis trabajos en el campo que sean prefiero que me digan la verdad.
Este año no está siendo muy bueno para mí por diversos motivos y no es que haya descuidado los blogs amigos, si no que los mios también lo estan, espero que despues del respiro que me he tomado, continue como siempre, cuando visito tu blog es porque así lo siento y me gusta sinceramente lo que estoy leyendo, de eso puedes estar bien seguro, aunque algunas veces no te haya dejado ningun comentario.
Espero que hayas tenido unas buenas vacaciones, seguiremos en contacto. Te diré que en las noches en las que no puedes conciliar el sueño, por lo que sea, es cuando mejores ideas te vienen a la cabeza, para poderte expresar como tu quieres.
Un abrazo

Luisa dijo...

Querido Mos (perdón por extenderme):
A mí me parece que te has explicado divinamente. Creo que es el sentir de muchos de nosotros. Uno abre un blog por varias razones, tantas como almas hay en la blogosfera. Incluso cuando esa razón es dar a conocer nuestros escritos, los motivos se diversifican. Algunos son aficionados a la escritura y quieren la opinión sincera de otras personas afines. Su aspiración no va más allá y se sienten fenomenal con las críticas constructivas que le hacen llegar a través de los comentarios. Saberse leídos y valorados es suficiente para ellos. Otros, prefieren un intercambio puntual (sea sincero o no). Es una manera de interrelacionarse a diario. Les interesa tener muchos seguidores y que su marcador de visitas eche humo (por algo será, no me cabe duda). Y por último están los que hacen de su blog una herramienta de trabajo (en este grupo me encuentro yo) y donde, además de escritos propios, se intenta dar salida a otros compañeros haciendo reseñas de sus novelas y ofreciendo información sobre eventos y demás (cosa poco atractiva para muchos). Y sí, sienta como un tiro colgar un buen relato en el que has trabajado a conciencia y que te suelten aquello de “Estupendo. Me ha gustado mucho”, sin que te den alguna clave que demuestre que lo han leído y les ha llegado. En fin, que ni tú ni yo somos máquinas de leer, ni “pasamos” de lo que escribe la gente, ni nos interesa acudir a blogs por el mero hecho de dejar un comentario vacio y carente de toda sinceridad. Yo tengo muchos seguidores, pero solo comento en unos cuantos blog, apenas una docena. No me interesa acumular comentarios vacios ni llenar egos. Los cuatro gatos con los que intercambio comentarios son fieles amigos blogeros que se interesan sinceramente por mis escritos y yo por los suyos. Como debe ser en cuanto a un “blog de literatura” se refiere. Yo me desentiendo de los que no tienen mis mismas premisas. Por ahí no paso. Bastante hipocresía hay ya en el mundo.

Un beso muy fuerte, compi.

José Manuel dijo...

Creo que todos te hemos entendido perfectamente, Mos. El mundo de los blogs es muy complejo, yo ya me he dado cuenta y solo llevo aquí unos meses. Te puedes encontrar de todo, desde el simple saludo al comentario de texto más complejo.
Yo cuando subo un poema solo deseo que se lea y alguién quiere decir algo, pues que lo diga, siempre sobre la base de la libertad de cada persona. A todos nos gusta que si visito tu blog, tu hagas lo mismo con el mío, pero respeto la decisión de cada uno, todos son bienvenidos y mi agradecimiento por ello. La fidelidad en esto, es muy difícil, sabemos lo cuesta poder llegar a todos con la asiduidad que quisieramos. El tiempo y la las obligaciones (lease trabajo, familia,...) son nuestro peor enemigo.

Las noches de verano nos traen complicadas reflexiones, gracias por pensar en voz alta y animo para comenzar "el curso".

Un abrazo grande.

disancor dijo...

Me encanta visitar blogs y leer enteras las entradas, pero, por problemas para escribir o por temor a no estar a la altura del texto, no suelo dejar muchos comentarios. No creo que los comentarios hagan que un blog sea más o menos bueno, pues los hay de una gran calidad y no hay quien les comente nada.
Te deseo un buen fin de semana.
Un abrazo.

Angelical dijo...

Hola Mos, las noches de insomnio suelen dar para mucho sí XDDD
Dicen que el camino del escritor es un camino largo y en completa soledad. Mientras antes asumamos esto, mejor que mejor. Claro que lo hacemos para que nos lean, para mostrar lo que hacemos y sentimos peeeeeero ningún escritor puede "obligar" a un lector a opinar en voz alta y sería absurdo escribir con el único propósito de recibir opiniones.
¿Opiniones sinceras o no? amigo mio, ese es el eterno debate. Yo prefiero las sinceras aunque sean malas pero supongo que dependerá de la capacidad de cada uno para afrontar lo que hace mal. De todas formas, según mi experiencia, en talleres y foros literarios sí se puede encontrar gente que lea, analice y "destripe" buscando esa ayuda de la que hablamos pero en blogger, mucho me temo, que la corriente va a favor de esos "Qué bonito" que nos dejan un sabor agridulce.
En fin, que creo que la mejor manera de evitar decepciones, es escribir para uno mismo.

Saludos

Isabel Martínez Barquero dijo...

Tenías que decirlo y los has dicho claro.
Prefiero la sinceridad siempre; eso sí: expresada de modo correcto y con fundamento, porque hay tantos gustos como personas, y a mí el mal gusto me repatea.

En los blogs se practica bien poco la sinceridad. De hecho, yo ando reflexionando a otros niveles, los del propio blog, que creo que se lo desorbita en su función primaria. Para mí, no deja de ser una herramienta a mi servicio, no estoy yo a su servicio, por lo que voy donde puedo y cuando puedo, sin obligaciones. Es más, creo que se debería comentar menos incluso, que la blogosfera empieza a convertirse en un paseo de alocados, que leen de modo superficial para emitir cualquier opinión que les asegure un comentario en su casa. ¡Una locura a la que hay que poner freno! No siempre hay que comentar, ni se tienen ganas. Lo importante es leer de manera provechosa. Existen los seguimientos y los + 1 para apoyar a una persona. A veces, la verborrea es nefasta.
Y, ante todo, libertad: para devolver o no visitas, para comentar o no, que quien no es libre es infeliz y, por lo general, no tiene mucho criterio.
Claro, que hay gente que se mete aquí en plan relaciones sociales y, entonces, todo da lo mismo con tal de conseguirlas. Otros, entre los que me incluyo, estamos para intentar salir adelante en el difícil mundo de las letras y el blog es una muestra (otra cosa es que, de paso, te encariñes con algunas personas).

En fin, ya plasmaré mis propias impresiones con detenimiento en mi blog.

Ya sabes, Mos, por mí puedes hacer lo que quieras. Me gusta la gente libre y sincera, lectora en suma.
Un abrazo y feliz regreso.

MAR SOLANA dijo...

MOS:

Anoche te envié un correo que espero hayas recibido sin problemas (ya sabes como son a veces los servidores y los duendecillos que viven en ellos;)). Ya me dirás...

Este tipo de cosas me gusta hablarlas con un cafelito y, digamos, en una habitación más privada. Y te escribí un correo (estaba que me caía de sueño y no ando con el tiempo a la zaga;) porque vi que era importante para ti; mis amigos saben que SIEMPRE que lo necesiten pueden contar conmigo...

Por cierto, lo del abrazo sin olas no te creas que es algo preocupante mar adentro, no, no... Te lo dije por lo de la luna llena y porque como no pasaste y te quedaste en la orilla... ;))))))))

Un besote.

PSD: te dejé este mismo comentario mar adentro :)

Marta C. dijo...

Aquí estoy, Mos. Lo primero es pedirte perdón porque me voy a alargar un poco, pero creo que el tema se lo merece. Tú sabes bien que comparto tu opinión al 100%. Cuando me decidí a abrir un blog fue porque pensaba que era un poco inútil escribir y que nadie, o solo algunos amigos, leyeran lo que escribo. La segunta intención, que ahora veo ilusoria, era establecer un auténtico DIÁLOGO E INTERCAMBIO DE IDEAS sobre lo que escribo con personas a las que también les interesa la literatura como medio de expresión y de crecimiento personal. Eso es exactamente lo que digo en la introducción de mi blog, no he puesto una frase más o menos bonita o poética, he puesto lo que me gustaría que fuera mi blog: un lugar de debate literario. Por eso, siempre contesto a absolutamente todos los que me comentan aunque a veces los comentarios, es cierto, no me aporten gran cosa. Agradezco el hecho de que me lean y me dejen su testimonio, más o menos interesante para mí. Evidentemente yo preferiría que todos los que me leyeran fueran capaces de aportar ideas para mejorar mis relatos, pero también comprendo que no todo el mundo sabe hacerlo, igual que yo leo blogs de poesía que a veces no entiendo pero me conformo con disfrutar del arte y la belleza de la persona que la escribe. A veces solo quieren disfrutar con la lectura de mis relatos, para mí eso ya es una satisfacción. A veces también me dicen claramente que no me han entendido y yo intento hacérselo más fácil con mis respuestas.
Al poco tiempo me integré en un grupo de blogeros que tienen una actividad semanal y me llevé una grandísima decepción que me costó un gran disgusto con uno de ellos y recibí incluso algún que otro insulto. Ese fue el punto crítico en el que estuve a punto de largarme de aquí. Pero en lugar de eso, abrí otro blog que se llama "Debates literarios" y en él dejaba muy claro que el que no estuviera dispuesto a hacer y recibir críticas constructivas y honestas sobre sus textos mejor que no participara. Puse en un lugar bien visible el logo de la ASOCIACIÓN DE BLOGS LITERARIOS QUE ACEPTAN CRÍTICAS CONSTRUCTIVAS para reforzar el mensaje. A muchos de los seguidores del otro blog, "Relatos" les pareció muy bien. Así ellos no se veían en la obligación de hacer lo que yo pretendía.
Problemas de salud y el descanso veraniego de muchos blogs me obligaron a pausar la actividad del 2º blog, pero pienso reactivarlo en cuanto pueda.
Como dicen que los ejemplos son la mejor ilustración de una idea voy a dejar aquí uno muy revelador.
En la última entrada de mi blog, recibí varias visitas y, como siempre las había de todos los tonos. Pero había dos comentarios, uno el tuyo, en los que me hacíais sugerencias que, en vuestra opinión, mejorarían el relato. Las consideré y lo he rehecho teniéndolas en cuenta. Creo que, gracias a vosotros, mi relato ha ganado mucho y por ese motivo voy a publicar la segunda versión, para demostrar que una crítica bien hecha SIEMPRE ES POSITIVA.
Creo que con eso te lo digo todo.
De hecho, voy a hacer una reorganización de los dos blogs y, como tú dices, también voy a empezar a hacer algo de limpieza.
En septiembre empiezo un curso virtual precisamente sobre relato y dispondré de menos tiempo.
Gracias por darme la ocasión de debatir sobre un tema en el que, como he podido observar, somos muchos los que estamos de acuerdo.
Un beso.

J o s e A n t o n i o dijo...

Hola MOS:
pues yo paso por tu orilla de vez en cuando, pero nunca te he dicho nada, tal vez porque llego a ella desde otra mar.
Suscribo todo lo que anteriormente ha dicho Laura.
Y además he buscado a Ximo, en su rincón, y he visto que igual que llegó, se va; pero al menos lo comunica pues otros, ni eso.
Pero así es la vida.
Un saludo, amigo

Maruja dijo...

Me ha encantado pasar por tu blogs.
Un gran saludo.

Ada dijo...

Hola Mos, cada uno debe de hacer lo que le dicte su corazón, y no sólo con el blog sino con todo. hay personas que pasan por los blog por leer los textos, la información... y no dejan comentarios ni dicen nada, a mí ese andar silencioso no me molesta. Mi blog a penas tiene comentarios, el que quiera volver volverá y el que no debe de seguir camino, creo que no pasa nada y no hay que buscar los comentarios y las lecturas de los que nosotros leemos, solo agradecer. Es una opinión muy particular que mantengo en muchos aspectos de mi vida, a veces esperar decepciona mucho, mucho, mucho.
Un abrazo grande

Laura dijo...

Mos.... he regresado para leer más comentarios ...y creo que debieras publicar un pdf con todo este puñado de pensamientos y reflexiones ¡madre mía! ¡cómo se nota que nos gusta escribir y que lo disfrutamos!.

Un beso.

lagunaseca (Josefina) dijo...

Yo desde mi amor a la poesía y tambien a la prosa, pero con las limitaciones de mi capacidad receptora. Aqui estoy atenta a vuestras magnificas entradas y aprendiendo al mismo tiempo de vuestros escritos.
Esta temporada, que de salud estoy muy mejorada, tengo más trabajo y no dedico todo el tiempo que quisiera a mis blogs.
Un abrazo querido Mos

Arturo dijo...

Mos:
No hace mucho que estoy en tu orilla, sin embargo, considero que puedo emitir una opinión.
Estoy aquí pues me agradó tu manera de obrar y de expresarte; hoy tus buenos sentimientos para con los demás te juegan una mala pasada, ya que te condicionan a pensar que todos son como tú eres.
Leí con atención tu entrada, comprendí tu mensaje, que en cierto punto podría ser el mío, sobre todo en el plano de la poesía, para la que carezco de formación apropiada y que me insume mucho tiempo interpretar -en algunos casos- lo que quiso decir el poeta. La prosa suele ser más comprensible para mí.
En este ambiente hay gente de variados tipos, de variada cultura y de diferentes objetivos posibles: está el que quiere compartir y busca respuestas, el que quiere mostrarse y jamás contesta un comentario, el que contesta todos y cada uno así sean cientos, hay gente que muestra la belleza, sus temores, su dulzura, su inocencia. De cada uno de ellos, siempre algo aprendo. Todos son igual de valiosos para mí.
Si un bloguero dejó de visitarte y su blog te parece interesante, deberías seguir con tus visitas allí; por el contrario, si te desagrada, bórralo del mapa.
A medida que aumentan los contactos (mal llamados seguidores) también se incrementan los compromisos, es inevitable. ¿Cuánto tiempo tengo para leer lo que me gusta? Es escaso.
Por ejemplo: de mi biblioteca he empezado a leer solo el 72,70% de los volúmenes y he concluido su lectura en -apenas- un 56,82% del total. Si considero que pagué por ellos, ¿qué puedo esperar lograr con todos aquellos blogs que poseo en mi lista, que se incrementan de continuo? Estoy obligado a leer los más afines y a hacer muestreo con el resto...
Duro, "como gallo al horno", e insalvable para cada uno de nosotros. Pragmatismo puro. Es preferible que cada vez que visite una página sea un placer en vez de una pesada obligación.
Te envío un gran abrazo.

Marinel dijo...

Querido amigo Mos,qué decirte si todos navegamos en el mismo barco,por el mismo océano!

Mi visión sobre los blogs es muy similar a la de la inmensa mayoría,imagino:
Un desahogo del mundanal ruido real,vertiginoso y agridulce.
Pero un desahogo que va ocupando sitio hasta hacerse a veces tan real que suple en ocasiones al otro,aunque sea en momentos definidos.

Yo también borré blogs a los que comentaba y jamás se dignaron pasar por el mío,(mi casa)a hacerme una visita o lo hicieron apresuradamente,dejando uno de esos típicos comentarios,(que me enrabietan)donde se da una cuenta de que no han leído nada...

Si en esta vecindad, las visitas las hace siempre la misma persona,al final lo mejor es dejar de visitar a quienes no te visitan. Duele decirlo,pero es así.
Yo deduzco que si visito y comento mucho a alguien y ese alguien no me devuelve las visitas es que no le gusta mi hogar y mi escritura,cosa totalmente respetable,así que porqué martirizar con mi presencia?

También a veces voy mal de tiempo a pesar de estar en el paro,porque soy una mujer activa.Aún así, procuro llegar siempre hasta aquellos espacios que son para mí vitales y algunos siguen siendo de los que no espero que me contesten,pero paso silenciosa y leo.

Perdona,porque me he enrollado un montón!
:)
Besos.

Yashira dijo...

Hola Mos, me alegra verte de vuelta, te he echado en falta este verano, pero ya nos dijiste que estabas de vacaciones, tampoco yo he tenido tanto tiempo como otras veces, ni para leer, ni para comentar...

Intentaré decirte mi parecer sobre tus reflexiones.

El que decidieses abrir el blog fue un tremendo acierto, porque nos diste la oportunidad a quienes no te conocíamos, de conocerte, para mí ha sido importante y gratificante este tiempo en el que nos hemos comentado y, por qué no, también ayudado, has sido una referencia.

También a veces me he sentido decepcionada por la falta de atención hacia mi blog de personas que visitaba o que conocía de otras actividades, y al final llego a la conclusión de que no todos somos iguales, ni actuamos igual, y no podemos esperar que los demás actúen como nos gustaría o como haríamos nosotros, simplemente acepto que me hubiera gustado otra actitud por su parte, pero he de respetarles, y además tener claro que no podemos gustar a todo el mundo. Quizás mi blog no les guste y sean corteses al no decir nada, también he descubierto hablando con ellos que algunos simplemente no comentan porque no están acostumbrados a ello.

Es normal que no tengas tiempo de leer y comentar a todos, creo que cualquiera de nosotros sabe lo que es eso; en mi caso he procurado siempre visitar y comentar a todos los blogs que me gustan y especialmente a los que ya considero parte de mis amigos aunque nunca les haya visto en persona, pero han entrado en mi corazón y tienen ese lugarcito especial, aún así, a veces no me veo capaz, me falta tiempo, como bien dices, y me siento frustrada al no poder llegar; pero ojalá cuente con la comprensión de los demás porque sé que a todos nos pasa, tenemos momentos en los que podemos dedicar más tiempo y otros en los que nuestro tiempo es tan limitado que podemos apenas leer y lo que dices de esos comentarios en los que detectas que no se ha leído el escrito, puede ser que suceda, pero piensa algo, si no tienes tiempo de leer pero aprecias a esa persona y ese blog, igual pasas sólo a saludar y decir aquí estoy, no te olvido, aunque no tenga tiempo de leer. Yo agradezco que me dejen un saludo, cuando tengan tiempo ya leerán y si no qué le vamos a hacer...

Ah y también hecho de menos a Ximo por este mundo bloguero, aunque a veces va publicando alguna cosita en Facebook y puedo leerlo y comentarle, supongo que necesita su tiempo para otras cosas, pero sí que se le echa en falta porque es de esas personas que se hacen entrañables con su agudeza y su acertado humor y humanidad.

Te has explicado muy bien amigo Mos, de vez en cuando uno necesita abrirse y decir lo que siente.

Espero que no sean mis blogs los que borres de tu lista, bueno, ya sé que el de poemas no lo visitas ¿ves? ahí te he echado en falta siempre, pero sé que no se puede llegar a todo.

Aunque digas que no eres un entendido, sabes mucho y eres muy perfeccionista, tus escritos suelen ser impecables y eso hace que también nosotros intentemos mejorar, ya lo sabes.

Te dejo un gran abrazo, virtual pero de corazón.

Marta C. dijo...

Bueno, Mos, ya ves que NOSOTROS TENÍAMOS RAZÓN. Es una gozada leer todos estos comentarios. Me admira tu capacidad de motivar a la gente, tus propuestas tienen siempre una estupenda acogida. Te felicito.Un beso grande.
(pronto reiniciaré mis actividades en el blog Debates literarios, ya te llegará. Dejamos a medias una experiencia literaria ¿recuerdas?)

PiliMªPILAR dijo...

Hola, Mos: Ni siquiera sé si me incluyo en la nómina de tus seguidores. Poco importa:
He leído tu entrada. Me he tomado tiempo de leer todos los comentarios. Suscribo prácticamente todos, aunque con dos de entre ellos me identifico plenamente.
Cuando decidimos abrir un blog, inmediatamente se abren como ramificaciones peligrosas otros submundos que nos desbordan y nos esclavizan:
Los visitadores. Los fisgones. Los comentaristas. Los no comentaristas. Los 'deferentes'. los indiferentes. Los que 'si te he visto no me acuerdo'. Los leales fieles compañeros. Los del equilibrio estable. Los del, por contra, equilibrio por las cuerdas.
De modo y manera que, a modo de consejo, mejor que de excusa, lo que te sugiero, Mos, es que no prestes más atención al comentario, sea benévolo o malintencionado, que a tu particular necesidad de escribir.
Algo parecido le decía a Marta en su blog.
Quien quiera leerte, te busque.
Quien quiera comentarte, lo intente
Quien no quiera o no pueda leerte y comentarte, allá su criterio.
Pero ten presente esta máxima:
"Nunca tendremos la culpa de ser tan pocos y tan buenos".-Dijo un Director en un concierto al que solo aisistieron cinco oyentes-
Nada que añadir que no sea un abrazo. Y desearte un 'luenga vida de escritor'.

Lola Rubio dijo...

Querido Mos: Yo te leí desde tus inicios en el desaparecido blog de Esteban Gutiérrez.
Siempre me has cautivado con tus poemas, y tus historias del día a día. Porque un escritor... a parte de ficción creo que debe de contar las historias humanas, de hoy en día.

Mi blog le dí promoción en Facebook, pero parece que no entra nadie, hay que leer y leer en diferentes blogs para que a tu vez seas comentado.

Y yo llevo siete años en diferentes páginas literarias dónde no he hecho otra cosa que leer a "otros" y comentar, no con un "Qué bonito, excelente o me gusta" sino dar una opinión sincera.

Ahora me encuentro moderando unos cuentos compartidos entre diferentes escritores de diferentes nacionalidades. Y es agotador. Ahora que llega Septiembre todo volverá a la normalidad, mi Taller Literario, y si es posible, la radio.

Un entrañable abrazo. Sabes que te leo y comento siempre que puedo.

MAJECARMU dijo...

Mos,se agradece tu sinceridad amplia y generosa,amigo.
Te diré,que hace tiempo aprendí en la blogosfera a dar "margenes de confianza".Cada cual tiene su tiempo y sus circunstancias,unos vienen y otros van,unos comentan y otros no...Lo importante es que cada cual se exprese con sinceridad y libertad...Por tanto,mi respeto para todos y mi gratitud, siempre que reíne la buena voluntad y el compañerismo...
Si alguna vez has faltado he comprendido y he disculpado...Te agradezco tu cercanía y tu buen hacer siempre.
Mi abrazo inmenso y mi ánimo Mos.
FELIZ FIN DE SEMANA.
M.Jesús

Jorge del Nozal dijo...

Hola Mos.
Ya ves que te has explicado perfectamente. Todos te hemos entendido y nos hemos sentido identificados con lo que dices. Y de nuevo y seguro que sin quererlo has conseguido otro nuevo récord.La entrada con los comentarios mas largos de la blogosfera.Has conseguido implicarnos para que demos una respuesta acorde con tu comentario.Y no te voy a decir mas, porque es como que hubieras escrito mis pensamientos, y seguir escribiendo, sería caer en reiteración.
Un abrazo.

Tracy dijo...

Te has explicado divinamente y pienso, punto por punto, igual que tú, así es que gracias por haber puesto tus pensamientos por escrito y leérmelos yo a mí misma.
Me alegro de que de nuevo esté aquí y de ¡¡¡POR FIN!!!, de que tu blog me deje seguirte, es mucho más cómodo para mí que andar buscando si has publicado o no.

Oréadas dijo...

Hola Mos!!
El mundo de los blogs, y sus complicados habitantes, cada uno con una vida diferente, y todos con una cosa en común, la libertad de volar en las palabras.
Si me permites, mi comentario sería algo extenso y por ese motivo me gustaría comentarte en privado, :)así que me voy al correo para hacértelo llegar.
Un besito Mos.

Marta C. dijo...

Mos, solo quería decirte que he reiniciado la actividad en mi otro blog, Debates literarios. Como tú habías participado en una actividad que quedó interrumpida y ahora os propongo acabarla, te lo quería comunicar por si te interesa pasarte por allí y hacerlo. Un beso.

María dijo...

Bueno, pues ya estamos en septiembre, el verano ya se nos va, poquito a poco, y ya comienza el "cole", es un placer volver a ver a todos los blogueros reunidos, la blogosfera estaba algo vacía estos meses atrás.

Aunque no tienes nada nuevo, aquí estoy, pasaba a saludarte, y aunque algunas veces lo hago desde el silencio, hoy me apetecía escribirte algo.

Un beso.

Perlita dijo...

¡Ay, Mos...!Si yo supiera que con ese hermoso lamento tuyo(hermoso, si) que muchas veces he querido decir porque lo he sentido y nunca he expresado, por notar la falta de correspondencia, sana crítica y abrazos virtuales en la felicitación esperada por cuando hacemos algo que nos brota del alma como tu lo has hecho, pues ahora tendría yo el montón de entradas que tu has tenido con tu queja. Ten la seguridad de que a todos nos pasa lo mismo alguna vez.
Yo que soy una charlatana y sentimental impenitente, que me gusta decir lo que siento y que he descuidado muchas veces mis aventuras literarias pegada al blog, a lo más que he llegado en respuestas más o menos, ha sido a 40 o 50. A veces...telegráficas. Hoy estarás contento. Sigo a mucha gente a través de tu blog y algunos son magníficos, así que - te lo dice ya una abuela respetable- quédate con lo bueno. Escribe para disfrutar y fíjate en ese mapa mundi en el que te dice dónde te leen. Eso vale y el comentario escrito no ha de quitarnos el sueño si no llega.
Entre nosotros hay una gran empatía y lo sabes. Con muchos otros, también, y otros, por circunstancias, se van quedando en el lado de la penumbra aunque nos pese. Falta tiempo, amigo mío.
De casualidad he visto tu entrada, porque "mi hotel" veraniego ha estado a tope y aún sigue. Ahora estoy unos días en Madrid y he estado en Fuenlabrada...¡qué pena no conocernos! Y tampoco doy con tu correo y te diría cómo te sigo desde siempre desde que estabas en la Esfera, con Ada y otras personas. No me quiero alargar.
A Ximo, seguro que no le pasará nada. Tanto a él como a Nozal, el de la voz prodigiosa, les deseo lo mejor y a ti...querido maestro. Paisano de los que da gusto pregonar...Que te leamos muchas veces aunque toda respuesta quede en nuestros íntimos sentimientos. Puede que vuelva,pero no sé por cuanto tiempo y el blog me cuesta. Yo sí que ya me multiplico demasiado y no llego, pero si actúo en Murcia (como actriz, claro) te avisaré por si tu guapa señora y tú queréis conocer a una inconsciente sesentona que se atreve con todo.
¡Ah...! :Y no me quites de la lista de tus preferidos, porque seguiré leyéndote.
Un abrazo...¿qué digo? ¡¡mil...!! O todos. Eres una gran persona y no lo digo porque se vea en la fotico que te ha sentado bien el verano, sino porque destilas mucho de todo lo bueno.
¡Viva tu orilla y...Murcia!

Carmen Sabater

TriniReina dijo...

Mos, chiquillo, te has expresado como un libro abierto:):)

Creo que esto mismo que expresas lo hemos pensado todos alguna que otra vez. Yo confieso que lo he pensado muchas veces, sobre todo, cuando ando de "bajona".
Creo que todos llevamos demasiada prisa y está bien que un día paremos y analicemos e intentemos "controlar" en esto de nuestros blog y qué hacemos con ellos y cómo actuamos con los demás que, escriban lo que escriban o muestren lo que muestren, tienen tanto derecho a ser leídos y bien-comentados y respetados en su persona u obra, como nosotros mismos.
Creo que seguiremos en la brecha porque, al fin y al cabo, los blogs nos dan más alegrías que decepciones, no?

Espero seguir leyéndote por mucho tiempo.

(intentando regresar)
Abrazos

Gustavo Figueroa V. dijo...

Amigo Mos:

Es la primera vez que llego a tu "casa" y he leído con mucha atención lo que has escrito sobre tu blog y tu relación con otras bitácoras o con tus lectores; creo que coincido contigo a grandes rasgos...sucede que en la medida que comienzan a llegar más y más lectores te ves casi que en la obligación de la cortesía de devolverles su visita y dejarles un buen comentario que esté de acuerdo con lo que ellos publican; ahora bien, digo buen comentario que no quiere decir adulación porque en el mundo del blog hay de todo y, también es cierto, que uno nota cuando alguien que deja un comentario a leído o no realmente lo que uno ha escrito. Pero, siempre lo digo, cuando trabajamos con la convicción de dar lo mejor de nosotros y de aprender de los demás, entonces, esto es suficiente para estar por encima de pequeñeces que nos pueden dejar un sabor agridulce.
Para no extenderme más en mi comentario, me parece amigo Mos que haces lo correcto en eliminar aquéllos blogs que ya no aportan nada y acercarte a nuevas orillas en donde "florecen nuevas primaveras".
Te envío un fraternal saludo desde Suecia y estaré visitándote cada que el tiempo me lo permita.

Belén R. dijo...

Mos, durante mis vacaciones sólo he podido leeros pero no contestaros y concretamente este post me llegó muy dentro. Por eso no quiero pasar página sin hacerte saber que has expresado con una claridad meridiana lo que bulle en nuestras cabezas muchas veces al plantearnos esta cuestión.
Personalmente llevo muy poquitos meses entre vosotros y estoy en fase de acomodo y discernimiento. Aún así, como bien dices, ya tengo muchos blogs que me resultan imprescindibles y que siempre que visito me aportan más de lo que dejo.
Con otros me pasa lo mismo que a tí: son tan abigarrados que resulta difícil extraer la esencia que quieren transmitir, aunque tambien de ellos se aprende.
Resulta imposible visitar y dejar huella a diario a todos ( y te lo dice alguien con muy poquitos seguidores); la falta de tiempo nos condicina en ese sentido.
Tampoco a mí la inspiración me acompaña a diario y no tengo tantos poemas ni relatos escritos como para publicar contínuamente; es más, me gusta crear sobre la marcha y de la misma forma que en un día puedo escribir varios, otros pueden pasar días o semanas sin que las ideas fluyan por mi mente.
En cuanto a quienes nos visitan es cierto que muchos no son tan asiduos a nuestro blog como nosotros al suyo pero entiendo que, si a mí me cuesta llegar a todos, a vosotros que tenéis infinítamente más visitas os resulta imposible.
Perdona que me haya extendido tanto.
Sólo quería compartir contigo mi sentir al respecto.
Un abrazo.

Nonna dijo...

Hola Mos. Primero darte las gracias por tus visitas y comentarios en mi blog.
Hace un año tuve un blog en el que tenía "tropecientos" seguidores y otros tantos comentarios. Me volvía loca intentando comentar a todo el que me lo hacía a mi. La vida te da un giro inesperado cuando menos te lo esperas y te das cuenta de que, no tienes tiempo para hacer lo que hasta ese momento hacías. Poco a poco esos comentaristas iban desapareciendo, yo no podía devolverles las visitas. Ahí me di cuenta de que much@s las hacían para llenar sus blogs de seguidores y ufanarse de cara al personal de que tenían muuuuchos comentarios. decidí borrar ese blog, acabé algo desanimada; al poco me hice el que tengo en estos momentos. Tengo mi lista "secreta" de blogs que sigo, tengo muchos menos comentarios pero, eso no me quita el sueño..y lo que más me ha asombrado es, que la mayoría de los que me visitan y comentan en estos momentos, lo hacen sin ánimo de que yo les devuelva lo mismo que ellos me dan (bueno, si, todavía hay alguno). Mi vida personal es muy completa, mis hobbies son variopintos y mis responsabilidades son muchas, por ello mi tiempo internauta es algo escaso, lo tengo que repartir entre mi blog y mi web. Me gusta leer blogs de escritores, di con el tuyo y me quedé en el. Te leo al igual que a otr@s buen@s escritores/as. Es tanto el tiempo que invierto en ello que apenas, me queda para comentaros (mal hecho por mi parte).
En mi web tengo comentaristas muy fieles (pocos, pero valiosos para mi) me demuestran que les importa lo que publico, ya que me dan sin esperar nada a cambio.
Muchas veces comento blogs que ni me visitan, me gusta lo que veo en ellos y los sigo. También me apasiona la fotografía, es un tema que me lleva mucho tiempo, hay que editar las imágenes, es un trabajo que me llena mucho y me satisface.
Ya lo ves, coincidimos en que no tenemos tiempo suficiente para todo, asi que, no te preocupes Mos, los comentarios es lo de menos; lo que si hay que valorar son esos que tiene fundamento en sus opiniones, o sea, que si han leído lo que escribes.
Dicen que. "Mas vale poco y buen que mucho y malo"
Puedes venir a mi blog siempre que lo desees sin obligación alguna amigo. Por mi parte es un placer venir a leerte.
Un beso y gracias.

Ly Rubio dijo...

Y bien dicho, me gustó la sinceridad, un gusto encontrarme con tu blog, buena vibra y luz, te sigo... Ly Rubio :)

Narci M. Ventanas dijo...

Te explicas perfectamente, Mos. Creo que la mayoría hemos vivido esas mismas situaciones:

*la falta de tiempo para atender a todos, incluso para atender a nuestros propios blogs,
*la impotencia por no poder responder a todos nuestros seguidores,
*la sensación de abandono cuando alguien que solía comentarnos deja de hacerlo,
*y también ese sabor acre que te dejan los comentarios en los que se percibe claramente que su autor no se ha molestado ni en echar un vistacito a nuestro texto, y pensamos, una de dos:

- O (como diría el autor de Contrapoeticam, Fermín Gámez: sólo viene ha dejar la meadita para que vayamos a comentar tus entradas...

- O, lo que es aún más doloroso y triste para nosotros: no he conseguido llegar a los lectores, no me he hecho entender, por lo tanto, mis versos o mis relatos, o lo que sea, resultan ambiguos, inapropiados, vanos, inútiles o simplemente malísimos.

Y ante esas limitaciones o esas dudas, hasta llegas a desanimarte o a rendirte.

En cuanto a lo demás, sólo decirte que soy de las que prefieren un comentario sincero, con las críticas que sean necesarias, siempre desde el respeto, por supuesto, y a ser posible constructivas. Para ser sinceros no es indispensable ser crueles, me parece, ni siquiera despectivos...

Un abrazo, y conste que cuando no vengo por aquí, no es porque no me gusten tus textos es porque me falta tiempo material, o porque las inquietudes, las incertidumbres o los problemas en general de la vida real no me dejan centrarme como me gustaría hacerlo para comentaros como tú y la mayoría de autores de los blogs que visito con más o menos regularidad merecéis.

Besos