VEN A LA ORILLA Y QUÉDATE CONMIGO. PODRÁS CONOCERME A TRAVÉS DE MIS RELATOS Y MI POESÍA. TAMBIÉN CON ALGUNOS DE MIS PENSAMIENTOS Y OPINIONES. SIEMPRE QUE VENGAS ENCONTRARÁS ALGO DE CULTURA Y ARTE. Y TODO AQUELLO QUE CREA QUE TE PUEDE INTERESAR.
SE ME OLVIDABA PRESENTARME: SOY MOS Y ESTA ES LA ORILLA DE LAS PALABRAS; EL LUGAR DONDE SIEMPRE SERÁS BIEN RECIBIDO.

Seguidores

miércoles, 13 de junio de 2012

CON LA MUERTE EN LOS RENGLONES: PARTICIPANTES EN EL RETO


AVISO PARA LOS NUEVOS VISITANTES: HASTA EL DÍA 19 DE JUNIO SE PUEDEN MANDAR LOS TEXTOS PARA ESTE RETO. LAS BASES LAS ENCONTRARÉIS EN LA ENTRADA ANTERIOR. GRACIAS.
MOS.



Y CRUZO LOS DEDOS
Al final como esperaba esto no es como decían que sería, no existe ni el espacio ni el tiempo, no hay ni premio ni castigo, la sensación es que no hay sensaciones, los latidos ya no se escuchan, el sonido es vacío y el vacío eterno.
Libremente encerrado, preso y guardián del destino, escapar de ser libre y prisionero siendo soberano, librando batallas ya perdidas y viviendo del recuerdo que en el mismo momento olvido.
Mordido por la serpiente arrojo la manzana lejos de paraíso, los orfebres siguen esculpiendo becerros de oros, las ofrendas no fueron suficientes, medias lunas, estrellas y cruces ruedan por el suelo…
Ya todo es infinito, no hay medidas ni patrón, ni verdades ni mentiras, ya solo meditar, cavilo y reflexiono, hago balances y valoraciones pero jamás me salen las cuentas, sentado en el banquillo de los acusados espero la sentencia.

© MAMÉ VALDÉS  2012. (JOSÉ MANUEL VALDÉS GONZÁLEZ)

DESPREVENIDO
El amanecer me sorprende; la sangre sobre la nieve es más roja. Debieron elegirme mientras dormía. El redoble de los sablazos con los miembros insensibles apenas es nada. Las piernas se separan como rodajas de camembert. La respiración es como un fuelle desbocado. Los lamentos en la niebla resultan etéreos, el tiempo no existe; el hambre es atroz, el corazón está en mi cabeza, en mi boca hay un sabor acre a café pero es sangre y sus ojos no expresan emoción mientras devoran mis piernas congeladas. Giro la cabeza; ahí está. Aguarda sentada sobre el tocón de un árbol reventado. Sus cuencas podridas ya no me impresionan...

© José Fernández del Vallado. (josef)

DOS MESES, DOS
¿Cómo puedo explicar, en solo unas palabras, lo que fue para mí tu pérdida? Cuando por fin me quedé sola en casa, después de haberte dejado en ese nicho frío, me senté en tu sillón con el álbum de fotos de nuestra boda entre mis manos y no lloré porque no reconocí a ninguno de los dos.
Sólo dos meses, mi amor; desde que lo supimos hasta que te fuiste, sólo pasaron dos meses.
En ese tiempo corrimos una maratón hacia la esperanza, pero todo fue inútil: el mal ya estaba en ti, extendido como una mancha de alquitrán en alta mar.
No hubo remedio ni opciones; sólo la esperanza y la fe nos mantuvieron en la carrera; pero tu destino estaba marcado con la palabra fin en tu páncreas.
Tengo la sensación de que nos quedamos a medias en la lucha.
¿Por qué no nos dimos cuenta un año antes?

© Salvadora Camacho Cano. (Tortuga)



ESPECTADOR
El hombre tenía las piernas estiradas, con los pies apoyados sobre la pequeña mesa, que estaba cubierta de platillos con restos de comida. Había varias botellas vacías alrededor del sofá, y el cenicero desbordaba de colillas.
En la pantalla del televisor, la película llegaba a su momento más emotivo: el protagonista lograba rescatar a la muchacha, eliminando a todos sus captores, y la tomaba entre sus brazos, para declararle su amor.
Pero el hombre no pudo disfrutar del desenlace. Hacía más de media hora, el paro cardíaco había sido fulminante.

© Hugo Jesús Mion.


DE GRANA Y ORO.
Marcos tenía porte y achuras de torero, pero un defecto para el oficio, que tenía miedo para vender y regalar, pero aún y así era tanta la afición que soñaba con ser figura del torero. A los once años da sus primeros muletazos en la finca de un amigo del padre ubicada a las afueras de Chinchilla el pueblo que le vio nacer. A los dieciséis años y tras cinco años  de periplos por plazas portátiles y pasando más miedo que un nadador negro, se presenta como novillero revelación en la plaza de toros de Albacete y en el quinto de la tarde el novillo que le tocó en suerte, un utrero raquítico con apenas doscientos kilos de peso, bizco de un ojo, cojo de los cuartos trasero y por cuernos dos berenjenas de Almagro al ejecutar la suerte suprema le metió un viaje que le mandó al batatar. 

© Rafael Hernández Bravo.

IGUANA EN SU COSTRA
Llegó la iguana en su terrario pijo,
mini estanque, plantas y calefacción
eran detalles de su “habitación”,
no tardó en ser capricho de mi hijo,

ni yo en convertirme en su chacha,
porque el nene no la alimentaba,
por descontado, menos aún limpiaba
era borde, malasombra y feúcha,

me lanzaba miradas envidiosas,
y era ver de cerca mis pestañas
y buscarse la jodida las mañas
para tirárseme, rauda y con ansias,

a sacarme los ojos y arañarme.
Dejé entrar a la gata del vecino,
por ver si se asustaba del felino,
pensando: “si se lleva un susto enorme,

le dará un infarto al “angelito”
y habrá que darle digna sepultura”
mas, como ni perdió la compostura,
y a mí me tenía ya hasta el moñito,

copié el estilo de la Cosa Nostra,
tuvo la pobrecita “un accidente”
del que, aún hoy, me declaro “inocente”
y finó, achicharrada y con costra.

© Ella Francis. (María)


EL FAN
Desde su debut en una plaza al aire libre, hace cinco veranos, no ha habido actuación que me haya perdido. Tengo que reconocer que siento por Claudio una devoción especial. Se desliza sobre ese estrecho camino de alambre como si fuera un amplio escenario. Anda, corre, gira, salta... como nunca he visto a nadie... ¡y sin red!
Hoy actúa en el Teatro “La damisela roja”... y ahí estoy yo, entre bambalinas. Impresiona ver su porte elegante, su altivez sintiéndose uno de los mejores. Creo que hoy es el día que más voy a disfrutar.
Después de diez minutos de puro espectáculo, realiza un doble salto. ¡Asombroso!, sus pies vuelven perfectamente a su lugar inicial. Doy un paso al frente, e inmediatamente sus ojos se posan en mí. Tras el desconcierto, pierde el equilibrio y cae.
Me pregunto qué le habrá impactado más, ¿mi manto negro, o mi guadaña?

© Teresa Frías.


CLEMENCIA
En tu eterno reino sin fronteras;
caminas lúgubre, sin pausa,
con tu alma negra,
con tu negro corazón;
extendiendo tu manto
sobre la nada...
porque el vacío,
lo cubre todo.
Recorriste el mío
sin tan siquiera mirarme;
tu aliento pasó de mí,
para condenar a mi amado...
y ahora en mí, anida tu alma...
y esto ya no es vida.
Arrástrame a tu mundo,
hazme un hueco en tu osario,
llénalo de ceniza,
extermina mi dolor...
húndeme en el abismo...
pues mis labios no quieren ya maldecir,
y mi mente solo respira vértigo,
a la sombra de tu dalle.

© Teresa Frías.


EN EL ALTAR DE LAS SOMBRAS…

En el altar de las sombras,
tus últimas hebras
sin púrpuras se desangran.

Desde aquél útero primario
te sucedes
-largo o corto el trayecto-
hasta llegar a ese hueco voraz
que inmola tu esqueleto
y te convierte,
en  huésped de la ceniza,
cobrándose el tributo
que la vida exige
a los que llevaron la cruz
de sus hados
o bebieron del gozo
que les diera.

En el altar de las sombras,
tus últimas hebras
sin púrpuras se…
A dolor desnudo entregas el aliento
y cesa la canción de tus arterias.

© Trini Reina.


JAQUE MATE AL ALEMÁN (ALZHEIMER)
La partida la inició el alemán y jugaba con negras, tan negras como sus intenciones. Vino un día y se apoderó de nuestras vidas, ya nada fue lo mismo, él mandaba y movía pieza; “jugaba” bien el maldito pues se iba, poco a poco, comiendo nuestras fichas y acorralando al Rey, a ti, porque tú eras mi Rey, mi padre, mi hijo y todo lo que tú quisiste ser en esa época.
Dejaste de ser el pilar en el que siempre me apoyaba para renacer y ser de nuevo un niño, fuiste el más mimado de mis hijos, con el que no escatimé ni tiempo ni caprichos, al que jamás reñí porque no había que educarte, porque a ti, Papá, tan sólo había que quererte y ayudarte a darle jaque mate al alemán.
Y se lo diste, tras cinco años de partida, y te fuiste con Él a vivir siempre.

© Ella Francis. (María)


DESPEDIDA

Sabíamos  que era una despedida.
El momento de partida estaba por llegar,
prometimos no llorar
aunque pude ver el dolor
que asomaba en tu mirar.
Tu mano en la  mía se posó
fue como una caricia al corazón,
una  hermosa sensación
invadió mi ser y me lleno de emoción.
Con un soplo de serenidad
percibía mi nueva libertad,
no era el momento,
mas tampoco era casualidad.
Fue el cruel destino
que de ti me quiso arrancar.
Contra él no podía luchar
no me dio tiempo de madurar
y hoy me hacía de tu lado marchar.
Era muy difícil entender y aceptar.
Mi mirada con la tuya se encontró
y en lo profundo pude observar
que en tu corazón por siempre
tendría un especial lugar.
Quizá en otra vida y en otra dimensión
el destino nos vuelva a juntar,
para volvernos a amar y por siempre
juntos podamos estar.

© Diana Domínguez. (Diazul)




TE DEJÉ MARCHAR
El ventanal daba hacia la gran calzada, dos siluetas estaban sentadas bajo el farol, uno de ellos era Alfonso, estuvo hablando con él,  ya no le rehuía, pudo observar su mirada tierna y penetrante,  tantos años ignorándola y ahora sentía su alma tan cerca.
Se habían citado para el día siguiente, tenía el corazón acelerado, repentinamente un auto paró frente a ellos y discutieron,  Erika vio como ataron las muñecas de Alfonso y lo arrastraron por la calzada, su reacción: correr tras ellos y salvarlo, dieciocho cuadras de sufrimiento y ahí estaba tirado, lo veía frágil y dolorido,  tomó sus manos y lloró, Alfonso le dijo cuanto la amaba, siempre la vio como su más grande y dulce amor, deseaba casarse con ella, tristemente no hubo más tiempo, Erika sosteniendo sus manos besó sus labios y, destrozada, lo dejó marchar. Alfonso exhaló el último suspiro al lado de su amada.

© Ame Torre. (Ameny)
http://www.ameny-eleden.blogspot.mx/




¿QUIÉN ERES?
¿Quién eres?, que mis ojos no te ven,
me han dicho que pasaste por aquí,
vestías túnica larga y mirada penetrante
como alma desprovista de sentimientos.

¿Quién eres?, que no logro reconocerte,
dicen que vienes mucho por aquí,
que tu rostro tiene negras ojeras
de las noches que deambulas por ahí.

¿Quién eres?, que aunque me visitas
de tu lengua recibo ni un saludo,
y sin invitarte ya te has quedado
en casa demasiadas veces.

¿Quién eres?, que sin conocerte
saludas al pasar por mi lado,
y buscas otros hombres para amar
hasta las últimas consecuencias.

© José Manuel Serna.





SUEÑOS ROTOS
Me despidió en la ventana
con la sonrisa en la boca,
la mirada soñolienta...
y su calor en la cama.

Y me sumergí en el tráfico
distraído y macilento....,
con el sabor de sus labios
y su perfume en mi cuerpo.

Cada vez que la dejaba
era más mi sufrimiento...
ya estaba embarazada,
ya escuchaba su latido
cuando mi oído acercaba....

Y me sumergí en el río
de ruidos, humos, coches...
todos con sueño, con prisas,
con rutinas, con proyectos...
con afanes...

Y en la curva estabas tú,
tú que ni avisas, ni llamas...
arrastrándome en las sombras,
de una eternidad temprana....

© Rosa Molina. (Niebla)
http://amanecersinniebla.blogspot.com.es/




CAMINO DEL CAMPOSANTO
El cortejo fúnebre avanzaba lentamente por el camino polvoriento del cementerio. Delante el cura bisbiseaba rezos y letanías. Seguía un monaguillo balanceando el incensario con la cadencia de sus pasos. Seis de los doce hijos del finado portaban el féretro acomodando los suyos al vaivén del incensario. Detrás, de luto riguroso y velo negro cubriéndoles el rostro, su afligida viuda y las seis hijas consolando el dolor de la madre.
En unos segundos se produjo la tragedia: agachose el monaguillo con gesto rápido a recoger una moneda que brillaba sobre el polvo. Quiso la fatalidad que uno de los vástagos perdiera el ritmo de los pasos que marcaba el monaguillo, trastabillaron sus hermanos uno tras otro, cayendo el féretro y rodando el cadáver del padre a los pies de su viuda.
Seguía el cura caminando hacia el cementerio, dándose en el pecho golpes de contrición por la vida eterna del difunto.

© Marta Coloma (Marta C.)



ENTRE PALABRAS Y TRAGOS
Necesitaba whisky para mirar el frasco de pastillas que tenía encima de la mesa. Pensó que tendría que beberse media botella para tomarse la primera pastilla, y la botella entera para tragárselas todas. No tenía prisa. Por las prisas, por el miedo y por no estar bastante borracho había fracasado en otros intentos. Y como si estuviese de charla con un invisible amigo, hablaba y bebía. Entre palabras y tragos, contaba penas y justificaba su falta de valor para una cosa y su cobardía para otras.
Se vio caminando por un túnel de luz. De pronto una especie de coloso vestido de blanco y con los brazos en cruz, gritaba: ¡PRUEBA DE ALCOHOL!
Abrió los ojos y se encontró con los de una enfermera que sostenía en la mano una bandeja con un vaso de agua y un frasco de pastillas que, recordó, había visto encima de alguna mesa.


© Diego Sánchez Cordero. (Disancor)
http://disancor.blogspot.com.es/



UNOS Y OTROS
Unos
Irán adornados
Con canciones de bellos maestros,
Otros recibirán al pasar
Un rayo de calor y un sonido de humo y cansancio.
Unos
Se revestirán
Con túnicas desangradas
Esculpidas en la piel,
Otros lucharán por retener
Harapos teñidos de barro.
Y el mundo brillará bullicioso
Al paso de unos y otros.
Unos
Marcharán
Con el miedo a la vida
Que siempre los tuvo presos,
Otros pensando una lágrima y un beso
Que siempre los tuvo lejos.
Y el sol nacerá oscuro
Y dorará las cajas iguales.
Porque......
Unos
Adormecen la tierra,
Otros se revuelcan en su esencia.
Porque....
Unos son adornos de la Tierra
Otros  su misma esencia.

© Inmaculada Martínez. (AMIN)

POEMA DE LA AUSENCIA
Dejadme ser cantora de mi ausencia,

cuando la noche siembre mi saliva
y resbalen los tiempos por el surco.
Cuando la luna deje surtidores
de sangre en la frontera del latido


Cuando del otro lado esté mi nombre
mecido por la brisa de las sombras
y los sones inventen los silencios
vertidos en la inmensa soledad.


Dejadme ser cantora desde lejos
y que abonen mis cantos eriales,
herederos de las melancolías.


Dejadme ser cantora de mi ausencia…
© María Bote.

SIN TU OXÍGENO
Grito que tiembla en la noche,
silencio en mi garganta,
sombra que me aplasta
agonía sonámbula sin rumbo.

Atrapada en la oscuridad,
envuelta en lágrimas opacas
mi corazón sin latidos
ya no siente, está ausente.

Sentimientos caducados,
robaron mi alma,
asfixiándome las entrañas
llevándoselas el viento.

Duele respirar sin tu oxígeno,
mirar la luz cuando es tiniebla,
tu ausencia me aplasta,
me enmudece y me amarga.

Mis labios están sedientos sin tus besos
mi cuerpo está dormido sin tus caricias,
ya no sueño, ya no siento, ya no vivo,
tan sólo me quedan tus recuerdos.

© María. (Blog ALGO MÁS QUE PALABRAS)


LOS LIRIOS DE LA LADERA
El horizonte va cerrando sus vértices,


se para la caravana de las horas
en la calle del último
suspiro.
Cuerpo y alma se miran frente a frente
ante el silbido de un tren sin demora,
sin equipaje, sin billete y sin destino,


El pulso y el latido apagan sus ecos,
suspira la estación por el tren, que ha partido
y se pierde en los brazos
de la niebla,
acunado por el beso del viento.
Un canto de silencio, dolor y olvido
va elevando el misterio
de la escena.


Y se enciende la nieve de la cumbre,
que baja la pendiente
como un río,
agua de paz cristalina y serena,
va regando los sueños 
de aquel hombre,
olvidados a lo largo del camino,
son lirios, que pintan la ladera.

© María Jesús Muñoz. (MAJECARMU)

LA ECHAS DE MENOS…
-La echas de menos, ¿verdad Antonio?
-Sí.
-Háblame de ella.
-No... No sé si estoy preparado, doctor. Yo... nunca podré    olvidarla y...
-¿Y?
-Es que ella fue... Ella siempre estuvo a mi lado, ¿sabe? Siempre, durante toda mi enfermedad. Ella me miraba y...

Antonio clava los ojos en un rincón vacío y las lágrimas asoman.

-Ella... Me quería tanto... Pero yo... 


No puede continuar. Se tapa la cara con las manos y deja escapar un sollozo entrecortado.

-Pero tú no la querías.

Antonio mira al doctor con los ojos llenos de lágrimas.

-No. Pero...
-¿Pero?
-Pero hubo una noche que sí. Hubo una noche que sí la quise, doctor. Hubo una noche que estuve a punto de agarrar su mano huesuda y meter mi vida entera en sus cuencas negras... y dejarme envolver por su túnica fría y permitir que su guadaña cortara, de una vez por todas, mi dolor...

© Ximo Segarra. (Acapu)




SUERTE
No lo podía creer, saltaba de felicidad, ¡Por fin! Tanto había ansiado este momento que se sentía exultante. Se asomó a la ventana del tercer piso donde vivía, y allá en la vereda del frente su esposa departía con un par de vecinas.
La llamó a viva voz, sin importarle que todos se enteraran.
-¡Carmela!...
Esta giro su mirada interrogante hacia donde estaba su esposo. Este con gestos ampulosos y una sonrisa de oreja a oreja le gritó;
-¡Carmela, somos millonarios! ¡Gané la lotería!
La mujer quedó anonadada, con la boca muy abierta, balbuceando palabras inteligibles, pero al instante reaccionó y comenzó a saltar y abrazarse con sus vecinas.
Al salir corriendo para ir a abrazarse con su esposo, cruzó la calle sin mirar, el camión no pudo frenar y…
El marido desde el balcón al ver la tragedia comentó;
-No hay nada que hacer, cuando estás con suerte…

© Luis A. Molina. (El moli)



EN EL CEMENTERIO
Y allí estaba ella, frente a su lápida, pensando qué haría ahora de comer si no estaba él, ¿cocinaría para ella sola?, no tenía hambre.
Su mente viajaba a su casa y la veía vacía, abría los cajones y ahí seguía su ropa; ¿por qué entonces él no estaba?, ¿por qué sentía que seguía con ella si su cuerpo yacía bajo tierra?
Lentamente caminó hacia su casa, a su nueva vida, sola; pensaba que tendría que aprender a cambiar las pilas del mando a distancia y a cambiar una bombilla, pues todo lo había hecho siempre su marido. Tomó fuerzas para vaciar armarios y regalar su ropa a los más necesitados, ¡a alguien le vendría bien esa chaqueta con la que siempre había estado tan guapo!

© Estrella. (Blog de estrella de Campoamor)




 A ESA SEÑORA
A ti, Señora, que en la plenitud del silencio
te acercas a nuestras almas
tomándolas sin previo aviso y sin consideración.
Cómo odio verte a mi alrededor.
No sabes que no es mi hora,
no sabes que no me voy.


En los senderos de la vida voy sorteando peligros
los que tú premeditadamente me impones.
Llevo en mi equipaje la esperanza,
la seguridad de que nunca me verás caer…
…..por ahora …¡No!


Cada paso que dé, será un logro más…
un día más.
No voltearé mi cabeza al pasado,
los recuerdos irremediablemente ahí están,
nadie los borrará jamás.


Me servirán de experiencias,
de guías de ruta para no perderme
en este nuevo paseo por mi vida.
Y cuando llegué el día
de nuestro irremediable encuentro
me entregaré a ti dichosa por lo vivido.

Nadie habrá ganado, nadie habrá perdido.

© Isabel Soriano. (Nonna)


ESTE VERANO, NO SERÁ IGUAL
Este verano, no será igual. Te recuerdo el año pasado con tu pantalón corto caído…Las piernas desnudas de vello y ¡tan delgadas! Siempre ibas unos pasos delante de mí. Cruzabas los brazos por la espalda como nuestro padre hacía y yo, observaba tu cansancio. Casi no podías caminar, pero ahí estabas acompañándome.
- Esta sandía suena bien- decías mientras la golpeabas con los nudillos. –Estará rica. Melocotones no compraremos. No huelen a árbol…
Te dejaba hacer con tu olfato de huertano. Me reía con tus ocurrentes recetas y los originales retoques culinarios que se te ocurrían en la cocina… Sabía que a ti no te salía la risa. No sentías alegría. Desde que ella se fue, no tenías ganas de nada. Ahora ya no caminarás más delante de mí. Tu estampa será ilusión en humo y…¿sabes?: casi me alegro de tu marcha, hermano mío.

© Carmen Sabater. (Perlita)


ÁNGEL NEGRO
Te noto sobre mí,
sobrevuelas mi Alma
rozándola con tu aliento siniestro,
cruel sino que acompañas
mi vida.
Ángel de negras alas
que ennegreces mi mirada.
La cubres con el velo del viaje sin retorno,
dame de una vez el beso del
sueño eterno.
Reposa tus garras en mi lápida.

© Vicente Murcia Cosin.




ENIGMÁTICA GUÍA
Así, sin previo aviso,
con visos
de eternidad,
la hace volar involuntaria,
hacia penumbras
de filiación inabarcable,
donde los ojos
no son fanales,
sino  borrosa visualidad
en agujero
impenetrable de oscuridad.

Trémula advierte
la opacidad de ese viajar
vertiginoso
cuando en susurros
le van dictando
una dirección
como a zarpazos.

Mira su piel 
ahora de erizo
y en sus cabellos
electrizados,
una caricia fuerte,
sin dedos
la hace aferrarse 
a un último aliento,
tal vez suspiro
irremediable
ante el suceso
espeluznante.

Siente delante
una presencia cautivadora
a la que persigue.

Sombra latente
de larga capa
por la que asoma
en claro perfil,
un instrumento poetizado
entre temblores,
sudores fríos,
desde el albor
de la humanidad.

Una guadaña, 
pico afilado,
le advierte al fin
de la identidad
de esa guía
tan diferente
como especial…

© Marinel Rumicof.



LA SEÑAL
Me dirijo a ese lugar en el que nada importa, vienes lleno de preguntas, pero ninguna respuesta sale de mis labios sellados.
Me miras y las lágrimas inundan tus bellos ojos. Daría cualquier cosa por evitarte el dolor. Sé que un abrazo calmaría esa desolación que ahora te hace su presa, siempre pude con ella durante los meses que duró este vía crucis. Hoy que todo acabó,  también siento que te alegras, deseabas mi descanso sobre todas las cosas. El tiempo nos faltó, no pude decirte lo que significas para mí: cuánto agradezco tu dedicación, tu amor; ya todo pierde nitidez.
Ahora nada importa, me invade una niebla espesa que va devorando mis recuerdos. Cuando volvamos a vernos, ni nos reconoceremos.
He guardado una señal, algo que no olvidarás: al encontrarnos mirarás mis ojos; descubrirás en ellos ese brillo que te transportó directamente a mi corazón.
 Nuestras almas sí recordarán.

© Maribel Martínez (Yashira)



PROPÓSITOS CHAMUSCADOS
«Dejaré de fumar…», se repetía todas las mañanas a modo de mantra, cuando la tos le asaltaba la voluntad y le ahogaba el primer hálito en fluidos espesos… Hasta el siguiente cigarrillo; en la espesura del humo se encaramaba el brujo del olvido y según aspiraba con fuerza el peligroso placer, se evaporaba el propósito matinal convirtiéndose en cenizas… Todo quedaba resumido en aquel oxidado y maloliente cenicero.
«Ya no fumaré más…», le decía a uno de los bomberos que acababa de sofocar el último rescoldo de las llamas que habían convertido su casa en escombros y pavesas; algún cigarrillo mal apagado en aquel corroído y mefítico cenicero fue a parar a la basura… Un humo negro, nada placentero, le invadió sus oscuros pulmones y le ayudó a elevarse por encima de las anaranjadas y grises fauces… Su mano atravesó el recio hombro del bombero que ya no podía escucharlo.

© Mar Solana. (Mar adentro)

COMO AGUA ENTRE SUS MANOS
Dejó de formar parte de su vida aún sabiendo que no había un lugar mejor. Las promesas eternas nunca consiguieron ofrecerle consuelo. Él solo sabe que no fue capaz de retenerla a su lado. Que se fue,… como agua entre sus manos. Los recuerdos no bastaron para mantenerla viva. Son mentiras para ilusos y sus lágrimas no consiguen mojarle el corazón. Todas las respuestas son palabras sin sentido y él sólo comprende que el negro es más negro que nunca porque lo lleva por dentro. Se fue como agua entre sus manos. Se llevó toda una vida de recuerdos compartidos y sólo dejó noches vacías y risas no correspondidas. Se fue. Se fue.
Se fue como agua entre sus manos.

© Ángeles Mora.




UNA CANCIÓN TRISTE
Se convirtió en una canción triste.
Una melodía susurrada que contaba
la verdad de su búsqueda ...
la búsqueda de su verdad.
Tarareaba desde la sombra del desamor,
haciéndose acompañar por lágrimas borrosas
y besos difuminados que volaban
hasta la mirada de los que oían su blues.
Su voz ronca se transformaba en melodía
oculta tras las teclas del piano
y su canción entonada volaba
ocultando un llanto
que aún no había sido superado..
Se convirtió en canción triste
y dejó de ser persona para remontar el vuelo
como alma melodiosa que huye
del mundo que la atormenta.

© Ángeles Mora.




LA FIESTA
Con la sonrisa en los labios,
la satisfacción en los ojos
y el dolor en la conciencia.
Los vítores en el aire,
el público enaltecido
y el sol templando la fiesta.
El aire seco, arañando su garganta,
la arena removida, formando pequeñas sombras,
las miradas de la gente , reflejadas en el hierro.
El momento más sublime,
la distancia más corta,
los olores confundidos.
Su postura retorcida,
su mirada ya no estorba.
No se cruza con la mía,
se ha apagado con la sangre,
con la sangre de la vida,
que discurre por las venas
de la patria dolorida.
Que  para olvidar su pena,
grita y aplaude,
canta y corea
a ese hombre que en el ruedo
se siente Dios en la tierra.

© Jorge del Nozal.


DESPLEGANDO VELAS
La Esperanza no tiene puerto.
No hay suspiros en el viento.
Se despliegan sueños de velas,
velando hermosas fantasías,
surcando el Mar de Quimeras.

Recuerdos son flotantes algas.
Las aguas discurren mansas,
no golpean el malecón;
sin ruido susurran
cuentos en suave canción.

En el lejano Horizonte
se divisa un alto Monte.
Los barcos de la Ilusión
flotan sin ser amarrados,
sin anclas...con dócil timón.

Tocan los rayos la cima,
siendo el Sol la colina.
La Luna en la Noche
se aferra a ella
con dulzura en derroche.

En este hermoso compás
de silencio relax;
marineros y pasajeros transitan
con equipaje ligero,
sin pertenencias que remitan.

Huellas y borrones,
premios y carbones
quedan en el Arenal,
acariciados por el agua,
formando un coral.

© Pedro Luis López Pérez (PL.LP)
http://poesiayvivencias.blogspot.com.es/



LLÉVAME A LA ETERNIDAD (TEXTO FUERA DE CONCURSO)
Oscuro final, ven cuando quieras. Aquí he vivido ochenta y tres años y siento la decadencia en mis fuerzas; también en mi ánimo.  Los viejos volvemos a ser niños cerrando el círculo de la vida y, de veras, echo de menos a mucha gente que se fue antes que yo y que, seguro, me están esperando.
Mi querida Berta, pronto volveremos a estar juntos. Y Luis, nuestro hijo, me abrazará de nuevo y querrá dormirse en mis brazos, entre cuentos, como hacía antes de aquella leucemia que acabó con él. Y a ti, madre, volveré a colmarte de besos. Y jugaré con mis abuelos y mis primos. Y estaremos todos juntos otra vez. Y recuperaré a mis amigos de tertulias y cafés. Y leeremos en alto a los que quieran escucharnos. Oh sí, por favor, apaga la luz y llévame con ellos a la eternidad.

© Ceferino Otálora (Mos). Junio 2012.



DÉJAME TERMINAR LA FUNCIÓN
 (POEMA FUERA DE CONCURSO)
Cuando en el teatro de la vida
nos llega la última función,
se baja el telón para siempre.
Para siempre.
Muchos tienen la esperanza puesta
en nuevas giras por otros lugares
donde perpetuarse sobre las tablas,
solo con comedias de final feliz.
Anhelan ser los protagonistas
en representaciones festivas, alegres,
donde todo el mundo ría y aplauda.
Para siempre.
Perdona que tenga mis dudas:
este humilde actor solo conoce
este escenario de éxitos y fracasos,
de comedias y dramas,
de tragedias y bufonadas.
Y no reconozco más público
que a mi público.
Así que tú, espectadora siniestra
que bostezas en las sombras,
vete y déjame terminar la función.

© Ceferino Otálora (Mos). Junio 2012.









LA INNOMBRABLE

No se puede nombrar esa palabra.

¡¡¡Por favor!!!
 no se os ocurra hacerlo,

además de su mal fario,

es una regla del juego.
Esperemos no se escape
y me quede sin mi premio.

Sus adjetivos sí valen
por eso diré que es negra,
negra como la boca de lobo,
como la más honda pena.
Se califica de triste,
y... siempre, siempre, certera.
Se la tacha de vil, cobarde,
y también de traicionera.

A veces llega despacio,
con un  sigilo tremendo.
Otras llega por sorpresa
dando zarpazos crueles,
que te tiran a degüello,
sin dejar que reacciones,
ni puedas alinear las vivencias  y recuerdos,
que sin duda, te ayudarían a pasar,
 el Rubicón del silencio.

Y cuando todo esté acabado,
pura energía seremos
para ayudar a los nuestros,
a todos los que queremos. 
 Deseo que tarde mucho
en llegar este momento,
que aún me quedan por contar 
historietas a mis nietos. 


© Cecilia de Molina Ortiz.
   
http://tracycorrecaminos.blogspot.com.es/






PERSEVERANCIA
La noche resulta inquietantemente oscura. De repente, me sobresalto al escuchar el timbre de casa: no espero a nadie. Nunca lo hago.
Al abrir la puerta, una mujer de negro y ojos azules, me dice que ha venido a buscarme. Dice que me ha llegado la hora. Yo insisto, a pesar de su espectacular belleza, en que no la conozco, que se está equivocando, que nadie me visita nunca. Y ella reitera que ha venido a buscarme.
No entiendo nada, pero la invito a entrar. Le ofrezco un café pero lo rechaza. Insiste en que su único objetivo es llevarme a su mundo.
Viendo que es tan cabezota y que no tengo mejor plan, le digo que aceptaré su proposición cuando sea capaz de ganarme una partida de ajedrez.
Acabamos de empezar la vigésimo tercera. Y todavía, con su refulgente segadera a la espalda, no se da por vencida.


© David Moreno.


TENGO GANAS DE TI
Me levanté bien temprano para evitar el calor,
y besándote en la frente, allí te deje dormida...tenía ganas de ti...pero  fue más la ternura que me impidió despertarte...Era un lunes de verano, seco, ardiente, de secano, en este pueblo andaluz. Con mi sombrero de paja y mi bastón artesano. Me subí por la vereda pedregosa y empinada, hasta la finca del cerro donde tenía las colmenas, era tiempo de cosecha, que ya la miel rezumaba...Me abrumaba la fatiga... y una punzada en el pecho...nunca había sentido eso...y me senté a descansar en el tronco de un olivo...Y soñé que allí en mi cama, abrazado a ti dormía...Y la luz se hizo la noche, y la noche, la tiniebla...y yo me perdí en las sombras...teniendo ganas de ti. 
Y tú seguiste dormida...sin saber que ya no estaba...,
ni nunca regresaría.

© Rosa Martínez. (Niebla)



ASCENSIÓN
Primero fueron mis manos; frías, marchitas, insensibles.
Sucedió que mis pies mudaron a inerte vida de un sueño color cian.
La piel fue separándose de mi cuerpo a un tiempo acompasado
por ruido de campanas flotando en el silencio;
el gentío se arremolinaba sobre mí, escudriñando mi rostro exánime.
Yo los contemplaba a todos a través de un fino velo invisible.
Los sentía alrededor acariciar mi tez alba, suave, como de porcelana;
y reía. Reía ante tal extraño comportamiento
de emociones lívidas, mientras mi pecho abierto en total plenitud
quedaba igual que una muda inservible bajo mi ser etéreo
que se alzaba en leve baile hacia el otro lado.
¡Adiós! , exclamaba en susurros.
¡Adiós!
Y todos quedaban clavados, inmóviles, presos por la insoportable gravedad
de sus almas; las pupilas apuntando hacia el suelo,
mientras yo, despojada de miserias, ascendía
integrándome en el abismo infinito de todo cuanto es. 

© Carol Munt.



REENCUENTRO
Partió sin despedirse, todo sucedió tan rápido, venía adormilado, el camino estaba mojado, en un momento abrió los ojos pero ya la curva estaba encima, fue un instante. Allí parada en medio del camino la vio. Tenía los brazos abiertos como esperándolo, recuerda que cuando llegaba de la escuela y ella siempre lo recibía así.

Ella tampoco se despidió, ese día no lo esperó, el entró a la casa y todos estaban allí, llantos, penas, muchos se preguntaron ¿Por qué?, su tía favorita lo abrazó llorando y solo dijo: ¡Pobre mi niño!
Pasaron muchos años, hoy iba a encontrarse con sus hijos, había partido hace una semana, y recién retornaba.
Al alejarse vio su cuerpo inerte sobre el volante, el rostro desfigurado, volteó hacia la luz y allí estaba ella, sonrió y dijo: Hola mamá. 

© Luis Molina. (el Moli)



LUZ QUE DA PASO
Tu nombre, a algunos asusta
ante la creencia que tu llegada
es la meta de un camino,
sin saber si habrá más senda
por recorrer que la ya vivida,
saboreada y compartida
con familia, amigos y conocidos.

Recuerdos cuyas voces
se cuentan en tercera persona,
tras la ausencia de quien los vivió.
Ojos que recorrieron los caminos,
que dejaron de mirar,
para observar desde el más allá,
a través del velo del destino.

La ausencia y la memoria
juegan con los momentos ya vividos
siendo recordados en el corazón
en todos los sentidos.
Comienzo o final,
luz que da paso,
a la vida en una nueva dimensión.

© María Eugenia (Dolce voce)





LO INTENTA, DE MOMENTO NO HA VENCIDO
Una sombra me acecha,
he sentido su frío,
cuando miro a mi derecha
me recorre un escalofrío.

Sigilosa cada noche se presenta,
me mira y cambia de dirección,
sabe que la espero atenta,
que no cabe la resignación.

Intenta asustarme
con alguna situación increíble,
pretende atacarme,
olvida que es invisible.

La presiento, la percibo,
rozándome la piel que tiembla
cuando su nombre escribo;
para mí, solo es niebla.

Controlada la tengo
en cada movimiento,
si me ronda la detengo;
y oigo su triste lamento. 

Está frustrada, cansada,
con suerte la alejo
para que no tenga entrada
y renuncie a mi reflejo.

Consigo lo que quiero, 
llevo días que no la siento,
se escondió en el trastero,
ahí dejarla encerrada pienso. 

Su enfado no lo temo,
conozco sus artimañas
me ofrecerá otro juego
aunque poseo sus guadañas.

Con sutileza sibilina
intentará superarme,
pero mi agudeza felina
siempre acaba con su ataque.

© Maribel Martínez. (Yashira)




UNA CERILLA POR TURNO
Escogeríamos una cerilla por turno, el que sacara la más pequeña de las cinco, debería hacerlo. A pesar de nuestra corta edad, ya teníamos una cabal idea acerca del peligro y del valor. Ninguno quería jugarse: era demasiado alto, habría demasiadas piedras. Ninguno quería retirarse: era demasiado vergonzoso, habría demasiadas burlas.
Marcos subió al acantilado, giró su cabeza hacia nosotros (sonreía), afectó una pose de clavadista y se arrojó. Entró al mar como una flecha, con sobrado estilo, pero nunca volvió a la superficie. Pasaron casi treinta años de aquella tarde y aún no nos atrevemos a decirles a esos ancianos padres que sólo fue una mala broma, que todos sabíamos cuál era la cerilla más corta y que hicimos que su hijo eligiera en último lugar.
© Humberto Dib.


SOLA ME LLEVARÁS
Dices que me llevarás a ninguna parte,
que desnuda me llevarás,
abandonando aquí mis huesos y mi carne
que mi sangre no querrás
ni mi nombre ni el de mi linaje
y no quieres mi oro y mis riquezas
no te detendrá ni mi intelecto, ni mis amores
ni mis caricias, ni mis tendones,
para ti mis palabras estarán vacías
aunque las diga sentidas en oraciones. 

Dices que me llevarás a dónde nada existe,
que a mí sola me llevarás,
abandonando aquí mi vida misma,
que mis recuerdos no querrás,
ni lo que soñé y realicé
y te es banal lo que aprendí,
no te detendrá lo que presté
ni lo que estoy aún por recibir,
para mi llegará un día sin amanecer
aunque no quisieras cubrirlo de eterna noche.


© María Caridad. (Mari Cari)

LA LADRONA

Llegó,

no la vi.

Me vio,

me llevó.

© Francisco Urbaneja Sánchez. (Fus)






55 comentarios:

Mos dijo...

Wooooooooooooooooh!!! Esto se anima, amigos.
Van llegando textos y de mucha calidad. Ya veo que no hay reto que se os resista. :):):):):):)

Me he permitido la licencia de corregir algún error ortográfico que he visto. Mi intención es que se lean lo más correctamente posible y no nos chirríe ninguna falta (al menos ortográfica).
He puesto el enlace de los que sé quién son y lo tienen. El resto supongo que no tienen blog.

Os doy encarecidamente las gracias por participar y por vuestro esfuerzo.
Esto no ha hecho más que empezar.
¿A que no es tan difícil?

Según vayan llegando ( y si mi tiempo lo permite), iré colgando más y más y más.

Qué buenas ideas estáis sacando con unas cuantas palabras y mucho talento: el vuestro.

Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

Teresa dijo...

Yo digo guauuuu ¡cuánta calidad! tienen los compañeros. Ha sido muy grato hacer este primer recorrido. Volveremos a este camino que seguro será kilométrico.

Besos.

Rafa Hernández dijo...

Mos te agradezco que me hayas puesto el relato, ya que sé perfectamente que será de los más flojos. Y perdona por lo de las faltas, yo he sido uno de ellos, ya me dí cuenta después de enviártelo que había colado alguna. He visto otra por si la quieres corregir; quise decir figura del toreo y pone torero. Perdona amigo pero ya sabes, cosa de la vista y la edad. Gracias y un fuerte abrazo.

TriniReina dijo...

Todo un lujazo de entrada.
Felicito a todos los participantes hasta ahora y animo a los demás a participar.

Abrazos

MAMÉ VALDÉS dijo...

Un placer participar y mayor placer leer las colaboraciones, estaré atento, un saludo a todos, gracias MOS.

impresiones de una tortuga dijo...

Mos, Salvadora Camacho Cano es la tortuga, lo que pasa es que se me olvidó identificarme correctamente, si lo puedes arreglar... pues...eso.

Me ha encantado participar y, leerlos es un verdadero placer.
Hay algunos muy buenos.
Gracias por tu reto. Un abrazo.

Diazul dijo...

Hola Mos.. he dejado mi participación en tu correo "Despedida".. un gusto y un placer participar en esta iniciativa.

Besitos.

Ameny dijo...

Excelente reto Mos, felicidades

Besos

niebla dijo...

Mos, ya sabes que no soy muy ducha en esto de Internet....
y por eso como no sabia como mandarte mi escrito, primero lo subí a mi blog, te lo envíe por correo...y lo volví a borradores....uffff que lío.
Si no te ha llegado, dímelo y como hacerlo.
Un abrazo, eres genial¡¡¡¡

lichazul dijo...

felicitaciones a los participantes que se apunten

un abrazo y buena semana

Isabel Martínez Barquero dijo...

Bien interesantes que son.
Suerte a todos y un abrazo para ti, Mos.

José Manuel dijo...

Veo que el liston está muy alto, la calidad de los escritos es fantástica, pero aún así aportaré mi granito de arena.
Suerte a todos.

Un saludo

disancor dijo...

No sé si es aquí do0nde hay de dejar el relato. Pero aquí te lo dejo.
Un abrazo.
-------------------

Necesitaba whisky para mirar el frasco de pastillas que tenía encima de la mesa. Pensó que tendría que beberse media botella para tomarse la primera pastilla, y la botella entera para tragárselas todas. No tenía prisa. Por las prisas, por el miedo y por no estar bastante borracho había fracaso en otros intentos. Y como si estuviese de charla con un invisible amigo, hablaba y bebía. Entre palabras y tragos, contaba penas y justificaba su falta de valor para una cosa y su cobardía para otra.

Se vio caminando por un túnel de luz. De pronto una especie de coloso vestido de un blanco y con los brazos en cruz, gritaba: ¡PRUEBA DE ALCOHOL!

Abrió los ojos y se encontró con los de una enfermera que sostenía en la mano una bandeja con un vaso de agua y un frasco de pastillas que, recordó, había visto encima de alguna mesa.

Marta C. dijo...

¡Uf, menuda competencia! En lo que a mí respecta "alea iacta est" que dijo César antes de cruzar el Rubicón.
Osease, que ya te lo he enviado a tu correo.
Besos y ¡que siga el espectáculo!

impresiones de una tortuga dijo...

Gracias Mos, por areglar lo de la tortuga. Eres un SOL. Besos.

María Bote dijo...

POEMA DE LA AUSENCIA


Dejadme ser cantora de mi ausencia,
cuando la noche siembre mi saliva
y resbalen los tiempos por el surco.
Cuando la luna deje surtidores
de sangre en la frontera del latido

Cuando del otro lado esté mi nombre
mecido por las brisa de las sombras
y los sones inventen los silencios
vertidos en la inmensa soledad.

Dejadme ser cantora desde lejos
y que abonen mis cantos eriales,
herederos de las melancolías.

Dejadme ser cantora de mi ausencia…


María Bote

No sé si es aquí donde debo dejarlo.

Gracias y besos. María

María dijo...

Mos, te he enviado por email mi poema, ya me dirás si cumple con los requisitos.

Me encantan estas iniciativas que nos ayudan a pensar, a crear, a enriquecernos, pero sobre todo, a compartir con los demás, ójala hiciéramos más iniciativas de este tipo.

Un beso.

disancor dijo...

Feliz fin de semana.
Un abrazo.

lichazul dijo...

feliz fin de semana
un abrazoo y mucha energía

Ximo Segarra "ACAPU" dijo...

Mos, acabo de enviarte por mail mi participación, tiene forma de relato y si no me he descontado cumple con el máximo de 150 palabras.

He leído ahora los relatos y poema participantes y ya tengo un par que son mis favoritos.

Un abrazo para ti y para tod@s l@s participantes.

Mos dijo...

Esto se anima, amigos. la participación es muy buena y aún queda tiempo para presentar nuevos textos.
Id pensando en votar entre vuestros favoritos.
Dentro de unos días pondré la forma de votar y cuando hacerlo.

Algunos poemas y relatos son realmente muy buenos.

Gracias hasta la saciedad.
Mos.

Mos dijo...

A las 0 horas del día 16 de Junio hay presentados 20 trabajos con mucha calidad en varios de ellos.

No he podido "arreglar" (serán los duendes burlones de internet), los poemas de MARÍA BOTE y MAJECARMU y ponerlos como el resto porque no me deja el formato del blog. Así que se quedan así, con esa diferencia de letra que es un poco anti estético.

Woooooooooh! Calidad y más calidad. Difícil elección.

Pronto colgaré mi aportación aunque sea fuera de concurso, es decir, sin derecho a voto. (No me importa porque el reto lo he planteado yo y con vuestra participación, interés, compañerismo y ganas de darle al coco, me doy por satisfecho).

Mañana, sábado, estaré fuera todo el día. El domingo daré una vuelta por el blog y seguro que algo nuevo me encontraré.

Lo cierto es que ahora toca leer cada uno de los textos y los poemas. Valorar su calidad, su buen hacer, su originalidad.
Tela marinera, amigos. Para echar unos buenos minutos y decidir a la vez que disfrutar con las lecturas.

Increible pero cierto.
(Woooooooooooooohhhhhhhh!
Mos.

El moli dijo...

Te lo dejo acá porque no tengo tu mail.
Como siempre seré original. Un abrazo.



Suerte

No lo podía creer, saltaba de felicidad, ¡Por fin! Tanto había ansiado este momento que se sentía exultante. Se asomó a la ventana del tercer piso donde vivía, y allá en la vereda del frente su esposa departía con un par de vecinas.
La llamó a viva voz, sin importarle que todos se enteraran.
-¡Carmela!...
Esta giro su mirada interrogante hacia donde estaba su esposo. Este con gestos ampulosos y una sonrisa de oreja a oreja le gritó;
-¡Carmela, somos millonarios! ¡Gané la lotería!
La mujer quedó anonadada, con la boca muy abierta, balbuceando palabras inteligibles, pero al instante reaccionó y comenzó a saltar y abrazarse con sus vecinas.
Al salir corriendo para ir a abrazarse con su esposo, cruzó la calle sin mirar, el camión no pudo frenar y…
El marido desde el balcón al ver la tragedia comento;
-No hay nada que hacer, cuando estas con suerte…

niebla dijo...

Hola MOS, acabo de subir a mi blog un pequeño relato, para que te lo lleves, si quieres.
Se llama:TENIA GANAS DE TI...
Me llamo:ROSA MOLINA (no Martinez)
Mi correo:
rosauromartinez@gmail.com

Perlita dijo...

¡Allaaá vooyyy...!
_______________________

Este verano, no será igual. Te recuerdo el año pasado con tu pantalón corto caído...Las piernas desnudas de vello y ¡tan delgadas! Siempre ibas unos pasos delante de mí. Cruzabas los brazos por la espalda como nuestro padre hacía y yo, observaba tu cansancio. Casi no podías caminar, pero ahí estabas acompañándome.
-Esta sandía suena bien - decías mientras la golpeabas con los nudillos -Estará rica.
-Melocotones no compraremos. No huelen a árbol...
Te dejaba hacer con tu olfato de huertano. Me reía con tus ocurrentes recetas y los originales retoques culinarios que se te ocurrían en la cocina...
Sabía que a ti no te salía la risa. No sentías alegría. Desde que ella se fue, no tenías ganas de nada.
Ahora no caminarás más delante de mi. Tu estampa será ilusión en humo y...¿sabes?: casi me alegro de tu marcha hermano mío.


Venga, Mos. Luego haces una antología y la pagamos entre todos...¿No sería divertido?
Un abrazo, Carmen Sabater

Marinel dijo...

Madre mía, Mos, qué maravilloso paisaje de textos y poemas fúnebres se ha hecho extensivo en tu reto.
Qué difícil va a ser elegir para votar!
Magníficos todos.
Besos.

Angelical dijo...

Me ha parecido una iniciativa fantástica, así que correo enviado. ¡¡Y a hora a leer!!!

AMIN dijo...

¡¡¡Acabo de leer uno por uno todos los relatos y....son fantásticos!!!
Un abrazo a tod@s, me va a ser muy difícil votar, porque me llené de fuertes sentimientos que brotan de todos ellos.¡¡¡Qué bien participar en tu blog "cosechador", Mos!!!

Mos dijo...

¡Esto es lo más, lo más, lo más!

Gracias a todos por participar y seguir este reto que se está llenando de textos muy originales y con mucho sentimiento.

Lo cierto es que me está dando mucho trabajo para adecuarlos a la entrada y revisarlos y todo eso pero, a la vez, me llena de satisfacción y, como alguien ha dicho, es una forma de contactar entre nosotros y estar en pleno "rendimiento".

Hay mucho que leer y difícil será elegir a quién votar pero hay que hacerlo, amigos.
Esperaremos a que termine el plazo y votaremos. Aún no he pensado la forma de votar para hacerlo lo más democrático posible.
Siento no poder atender vuestros respectivos blogs como se merecen. No tengo tiempo para tantas cosas a la vez.
Sabéis que pasaré cuando pueda y comentaré.

WooooooooooooooH!!!

Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

Towanda dijo...

Mos, ¡qué bonita iniciativa de nuevo!
He leído cinco relatos y son verdaderamente buenos.
¿Vamos a poder votar los lectores?

Te diré que participé en una iniciativa anterior y ni siquiera salió mi mensaje... No sé.

Un abrazo.

Mos dijo...

Queridos visitantes. He colgado mi aportación a este reto "mortal". Ya dije que yo estaría fuera de concurso porque es lo más ético y porque el premio debe ser para cualquiera de vosotros que sois los que llegáis expectantes a la orilla.

En menudo reto me he metido yo, ¡mamma mía!

Sí que da para un recopilatorio en toda regla, sí.

Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

MAJECARMU dijo...

Mos,gracias por tu comentario y veo todo el trabajo,que has realizado y aún te queda amigo...Lo más bonito es que la gente te ha respondido y existe una buena comunicación entre todos...SUERTE A TODOS Y CREO QUE LO MÁS BONITO HA SIDO PARTICIPAR Y SENTIRNOS UNIDOS,ESO YA ES UN PREMIO.
Mi abrazo inmenso y feliz domingo,Mos
M.Jesús

Yashira dijo...

Ohhh, me he quedado con la boca abierta, cuántos relatos y poemas te han enviado Mos, genial participación, madre mía, esto siempre va a más. Será muy difícil si hay que elegir entre algunos de ellos.

Un abrazo,

Marta C. dijo...

Mos, cuento contigo para que animes a todos estos relatores entusiastas a participar en mi nueva experiencia literaria haciéndome un poco de propaganda. Ya sé que la publicidad en los blogs se paga, por eso te mando mil cien besos en pago a tu colaboración y ayuda.

Teresa dijo...

Todo un éxito tu llamada. Me alegro un montón. Muy pero que muy buenos textos circulan por esta orilla.

Me ha surgido algo importante y tengo que ausentarme unos días. Intentaré conectarme en cuanto pueda para seguir por aquí.

Besos y felicitaciones.

Tracy dijo...

Te acabo de mandar la poesía, quítale la ilustración porfa, que yo la he copiado tal como mañana saldrá en mi blog, sin acordarme de quitarla.
Millones de gracias por tus ideas y por invitarnos a jugar siempre.

El moli dijo...

Hola Mos, esto está muy bueno, ya tengo mis candidatos, lo ideal seria votar a mas de uno.
ademas te cuento que mi dirección de blog es; www.luismoli.blogspot.com

Tracy dijo...

Mos ¿no te llegó mi texto? Es que tampoco veo el comentario que te hice.
Si ha habido problemas dímelo y te lo reenvío. Gracias.

niebla dijo...

Hola MOS,
Que trabajo tienes¡¡¡¡
Como veo que aun no has subido
mi pequeño relato, he contado las palabras y veo le sobran unas 8 o 10
así que lo voy a corregir y lo vuelvo a subir, y aun así si no lo subes lo entenderé...
Menuda tarea te has echado encima¡¡¡
Gracias de todas formas.
Un abrazo.

Carol Munt dijo...

¡Genial iniciativa Mos! Yo también me animo. No sé cuál es tu mail así que te dejo mi poema aquí.
Un fuerte abrazo.

Primero fueron mis manos; frías, marchitas, insensibles.
Sucedió que mis pies mudaron a inerte vida de un sueño color cian.
La piel fue separándose de mi cuerpo a un tiempo acompasado
por ruido de campanas flotando en el silencio;
el gentío se arremolinaba sobre mí, escudriñando mi rostro exánime.
Yo los contemplaba a todos a través de un fino velo invisible.
Los sentía alrededor acariciar mi tez alba, suave, como de porcelana;
y reía. Reía ante tal extraño comportamiento
de emociones lívidas, mientras mi pecho abierto en total plenitud
quedaba igual que una muda inservible bajo mi ser etéreo
que se alzaba en leve baile hacia el otro lado.
¡Adiós! , exclamaba en susurros.
¡Adiós!
Y todos quedaban clavados, inmóviles, presos por la insoportable gravedad
de sus almas; las pupilas apuntando hacia el suelo,
mientras yo, despojada de miserias, ascendía
integrándome en el abismo infinito de todo cuanto es.

Carol Munt dijo...

Por cierto Mos se me ha olvidado poner título a mi poema; es el siguiente:

ASCENSIÓN

El moli dijo...

Hola Mos, te dejo este relato porque tu blog merece algo más serio.
Un Abrazo.



Reencuentro.


Partió sin despedirse, todo sucedió tan rápido, venía adormilado, el camino estaba mojado, en un momento abrió los ojos pero ya la curva estaba encima, fue un instante. Allí parada en medio del camino la vio. Tenía los brazos abiertos como esperándolo, recuerda que cuando llegaba de la escuela y ella siempre lo recibía así.

Ella tampoco se despidió, ese día no lo esperó, el entró a la casa y todos estaban allí, llantos, penas, muchos se preguntaron ¿Porque?, su tía favorita lo abrazó llorando y solo dijo; ¡Pobre mi niño!
Pasaron muchos años, hoy iba a encontrase con sus hijos, había partido hace una semana, y recién retornaba.
Al alejarse vio su cuerpo inerte sobre el volante, el rostro desfigurado, volteó hacia la luz y allí estaba ella, sonrió y dijo; Hola mamá.

María dijo...

Mos ¿cuándo se puede comenzar a votar? ya nos dirás las reglas de las votaciones, la verdad es que son todos muy buenos, y lo mejor de todo, es participar en este tipo de iniciativas, el mejor premio es compartir nuestras letras con los demás y la unión que se crea entre todos.

Tú eres el gran ganador, por hacernos de este mundo virtual un mundo enriquecido.

Por cierto, te invito a mi blog a que compartas uno de tus poemas con mis lectores, semanalmente tengo una sección en la que los autores de otros blogs comparten sus poemas en el mío, si quieres, me mandas a mi email, un poema tuyo, con una imagen, tu nombre y el enlace de tu blog ¿ok?

Un beso.

Mos dijo...

PERO BUEN, PERO BUENO, ¿ESTO QUÉ ES?

Siguen llegando textos y muy buenos. La cosa se complica.
A leer toca y a elegir favoritos.

Mañana cuelgo la forma de votar.

Un abrazo a todos aunque...,no sé, no sé... me estáis dando mucho trabajo.

Mos.

Marta C. dijo...

Mos, ya sé que estás desbordado, pero es que he detectado un pequeño error en mi relato y es importante para el ritmo de la frase, si puedieras corregirlo te lo agradecería. En esta frase falta un DE donde te lo he puesto:

Seguía un monaguillo balanceando el incensario con la cadencia DE sus pasos.

Gracias y ¡Qué no te pase nada...en vaya lío te has metido!
Pero es un gusto ver lo participativa que es la gente cuando se hacen BUENAS propuestas.
Besos.

Tesa Medina dijo...

Madre, mía, por aquí hay mucha calidad literaria, he leído la mitad, tendré que venir en otro rato.

Soy de las que piensa como Epicuro que decía el hombre...

...que "la muerte es una quimera: porque mientras yo existo, no existe la muerte; y cuando existe la muerte, ya no existo yo"

Lo único que temo de ella es que se lleve a gente que amo más que mí misma.

Mos, estoy desconectándome de la blogosfera por un tiempo, así que te deseo un buen y emocionante verano. No te olvides de mimarte y de seguir escribiendo.

Un abrazo,

fus dijo...

La que has liado amigo, como siempre dando tu entrega para que este mundo bloguero tenga nuevas sensaciones y retos. Enhorabuena.

un abrazo

fus

Humberto Dib dijo...

Ojalá haya llegado a tiempo, no quiero 'fallarle' a este blog.
Muy bueno, Mos.
Un abrazo.
HD

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Hola Mos, vine tras Tracy... espero que nos conozcamos un poquito... te dejo mi colaboración en forma de poesía... espero que os guste...


Sola me llevarás

Dices que me llevarás a ninguna parte,
que desnuda me llevarás,
abandonando aquí mis huesos y mi carne
que mi sangre no querrás
ni mi nombre ni el de mi linaje
y no quieres mi oro y mis riquezas
no te detendrá ni mi intelecto, ni mis amores
ni mis caricias, ni mis tendones,
para ti mis palabras estarán vacías
aunque las diga sentidas en oraciones.

Dices que me llevarás a dónde nada existe,
que a mí sola me llevarás,
abandonando aquí mi vida misma,
que mis recuerdos no querrás,
ni lo que soñé y realicé
y te es banal lo que aprendí,
no te detendrá lo que presté
ni que estoy aún por recibir,
para mi llegará un día sin amanecer
aunque no quisieras cubrirlo de eterna noche.

Patricia Carvajal dijo...

Me encanta "Sin tu oxígeno" . Saludos, Paty

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Hola Mos, muchas gracias por dejarme participar, solo un pequeño detalle, mi blog es Un Jardín para MariCari en http://caridad65.blogspot.com

Gracias por ser tan amable con todo el lío de participaciones, enhorabuena por tu trabajo. Bss

Morimó dijo...

¡¡Zuuuuuuuuuuuuuuuuups!!
En busca de la fantasía he caido en este lindo lugar. Donde la calidad de los textos o poemas que he leido son geniales. Es dificil escoger ya que todo me gusta, pero quiero dar mi voto preferentemente a: "El Fan"(con 3 puntos), y el segundo a "Clemencia" (con 1 punto), todos de Teresa (dejo aquí los votos, pues no se muy bien donde se tienen que poner). He repasado varias veces detenidamente el "El Fan" y "Clemencia", y para mi humilde opinión los encuentro magníficos.
Bueno perdonar amig@os, me presentaré tal como soy, "MORIMÓ" la brujita buena de los peques de 7a 100 años, os dejo mi página web: www.cuentosdemorimo.com. En este lugar os invito entrar, averiguando un poquito más de mi. ¡¡Muchas gracias y... os espero con gusto!!
Un beso grande para todo@os, de la brujita MORIMÓ.
¡¡Petraaaaaaaaaaaa mi linda turbo- escobita, ven pá cás, que nos piramos al país de la ilusión!!
Dabadabaduuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu

Morimó dijo...

¡¡Zuuuuuuuuuuuuups!!
Desde ayer estoy intentando dar mis votos para Teresa, no hay manera. Por eso pidos disculpas y los dejo otra vez aquí.
1º para "El Fan" con 3 puntos
2º para "Clemencia" con un punto.
Todo lo que he leido es estupendo, pero mis votos son para Tere. ¡¡Perdon y gracias por todo!!
Un beso de la brujita MORIMÓ.

Morimó dijo...

¡¡Zuuuuuuuuuuups!!
Estoy intentando votar y no hay manera. No se si saldrá algo, pero si es así se los doy a Teresa.
1º para "El Fan" 3 votos
2º para "Clemencia" con 1 voto
Un abrazo de la brujita MORIMÓ.

Volarela dijo...

Qué buen rato he pasado. Me lo he leído todo. Hay calidad y mucha imaginación.
Votar no voto porque los que más me gustan me gustan por igual (y no son pocos, incluído tu texto fuera de concurso), y me resulta imposible decidirme.

Ha sido un placer conocer tu blog, que me ha llegado a través de Trini.

Un cordial saludo :)

Maite