VEN A LA ORILLA Y QUÉDATE CONMIGO. PODRÁS CONOCERME A TRAVÉS DE MIS RELATOS Y MI POESÍA. TAMBIÉN CON ALGUNOS DE MIS PENSAMIENTOS Y OPINIONES. SIEMPRE QUE VENGAS ENCONTRARÁS ALGO DE CULTURA Y ARTE. Y TODO AQUELLO QUE CREA QUE TE PUEDE INTERESAR.
SE ME OLVIDABA PRESENTARME: SOY MOS Y ESTA ES LA ORILLA DE LAS PALABRAS; EL LUGAR DONDE SIEMPRE SERÁS BIEN RECIBIDO.

Seguidores

domingo, 29 de mayo de 2011

TRES CITAS SOBRE LA JUVENTUD

Derechos de imagen: elmundo.es/agencia Reuters
1. "La juventud sabe lo que no quiere antes de saber lo que 
      quiere" 
     JEAN COCTEAU (1889-1963); ESCRITOR FRANCÉS.

2. "La arcilla fundamental de toda obra revolucionaria es
      la juventud"
     ERNESTO CHE GUEVARA (1928-1967); REVOLUCIONARIO ARGENTINO.

3. "Es mejor ser un joven abejorro que una vieja ave del
      paraíso"
      MARK TWAIN (1835-1910); ESCRITOR Y PERIODISTA AMERICANO.

domingo, 22 de mayo de 2011

COMO MADRID BAJO LAS AGUAS


Imagínate Madrid bajo

las aguas. Inundada por

el último tsunami de los

telediarios: una ola 

gigantesca asolando la

Puerta del Sol, cubriendo 

el Palacio Real; anegando El Retiro en segundos...
 Y así, violentamente,


toda la ciudad.


¿Puedes imaginarte


tanta destrucción?,


¿tantas vidas truncadas? No, tal vez no; sin 


embargo, yo sí.


Porque tú ahogaste


todos mis sueños y


ahora, ya lo ves, 


marcho a la deriva,


padre.



© Texto: Ceferino Otálora (Mos).  Marzo de 2011.
© Imágenes: Jaime Gallardo Cozar.






domingo, 15 de mayo de 2011

UNA ORILLA INUNDADA DE MÚSICA (6): IT´S FIVE O´CLOCK, APHRODITE CHILD

APHRODITE´S CHILD
Debido a las revueltas estudiantiles que hubo en mayo del 68 en París tres amigos griegos, (Vangelis, Demis Roussos y Loukas Sideras), que buscaban fortuna fuera de su país,  no pudieron viajar hasta Londres y tuvieron que firmar su contrato discográfico deprisa y corriendo en la capital francesa con el nombre de Aphrodite´s Child  (El niño de Afrodita).
La banda vendió 20 millones de álbumes en  apenas cinco años de existencia. Vangelis y Demis Roussos siguieron con exitosas carreras en solitario. Incluso Demis, al día de hoy, sigue cantando temas del grupo en su repertorio personal dentro de su carrera artística, no exenta de varios altibajos.

“Creo, casi estoy seguro, que yo tenía doce años cuando escuché por primera vez IT´S FIVE O´CLOCK. Era en esas noches de radio que me mantenían en vela hasta las tantas y que hacían que me despertara por la mañana con ella encendida. Por supuesto esto se daba en verano; en el verano de 1972, cuando no había que madrugar para ir a la escuela.
Ni qué decir tiene que no entendía nada del significado de la canción. Ni siquiera del título o de sus autores. A no ser por algún presentador radiofónico que comentara que IT´S FIVE O´CLOCK significaba “SON LAS CINCO”. Lo cierto es que aquel tema me transportaba, como tantos otros, a vivir otra realidad, a soñar despierto, a sentir sensaciones únicas que yo, un crío delgaducho, tímido e idealista me fabricaba en mi habitación con la sola compañía de un pequeño transistor sobre mi almohada y la complicidad amiga de las noches estrelladas de  verano”
Un abrazo a todos desde mi orilla.
Aquí os dejo el video para el recuerdo:


domingo, 8 de mayo de 2011

LA SENTENCIA DE SU DESTINO

“Ni aun permaneciendo sentado junto
  al fuego de su hogar, puede el hombre
  escapar a la sentencia de su destino”.
  ESQUILO DE ELEUSIS (525-456 a. de C.)
  Dramaturgo griego.



1). Nochevieja de 1962.


Cuando Bruno Spiteller entró por la puerta del casino de Bariloche, en la nochevieja de 1962, no sabía las consecuencias trágicas que aquello le iba a suponer.
Esa noche, después de las campanadas, la ciudad festejaba con alegría la llegada del nuevo año. La gente se abrazaba, reía, bailaba por todos los rincones. Los fuegos artificiales, junto al lago Nahuel Huapi, iluminaban el cielo estrellado y su reflejo en el agua hacía del acontecimiento, un espectáculo multicolor inigualable. La Navidad coincide con el verano austral en esa parte del mundo pero no por ello se celebra con menos entusiasmo. Bariloche, ciudad nevada en agosto, de bajas temperaturas y paisaje invernal, se encuentra en diciembre y enero con los días más limpios y las noches más cálidas de todo el año.
La apertura del casino era un acontecimiento muy esperado entre la población más adinerada de toda la provincia de Río Negro.  Bruno Spiteller se podía considerar uno de esos privilegiados; por eso, después de celebrar con los suyos la llegada del nuevo año, se dirigió al Gran Casino que se inauguraba esa misma noche. Su esposa prefirió no acudir con él y ultimar, junto a sus amigas, los preparativos del baile de Año Nuevo que anualmente recogía fondos para las familias más necesitadas de la ciudad.


2). La llegada.


Había llegado a Argentina con treinta y seis años de edad en febrero de 1947. Formaba parte de una partida de emigrantes suizos como tantos otros europeos, que arribaron en busca de una vida mejor a las prósperas tierras americanas.
Ya en el Principessa Giovanna, el buque italiano que le trajo desde Génova hasta Buenos Aires junto a cerca de doscientos suizos y otros tantos alemanes, contactó con un grupo numeroso de paisanos que le hablaron de las colonias suizas y alemanas de San Carlos de Bariloche, en la Patagonia. Esos mismos pasajeros, entusiasmados, le transmitían todo lo que sabían de esa región. Decían que era como no haberse movido de Suiza: cumbres nevadas, grandes lagos y bosques, verdes prados, casas de madera y piedra en un entorno natural inmejorable. Pensó que ese podía ser un buen destino para él. Allí podría dar clases de alemán y francés a los hijos de los colonos, o trabajar en cualquier actividad ganadera en la que destacara la provincia.
Así pues, sus comienzos fueron de profesor en la Escuela Alemana de Bariloche, hasta que se casó en septiembre de 1948, con Estela Saavedra, hija de un ranchero criador de ovejas de la zona que le introdujo en el mundo de la ganadería ovina y la industria textil de la lana. Después vinieron los hijos, Bruno y Graciela, con los que formaban una familia muy querida y respetada en la ciudad. Se podía decir que los  Spiteller, perfectamente integrados, seguían el curso de los años teniendo una existencia placentera y honorable en Bariloche.
Todo eso cambió en unas cuantas horas; justo cuando Bruno Spiteller se quitó la vida. 
PINCHA AQUÍ SI QUIERES SEGUIR LEYENDO