VEN A LA ORILLA Y QUÉDATE CONMIGO. PODRÁS CONOCERME A TRAVÉS DE MIS RELATOS Y MI POESÍA. TAMBIÉN CON ALGUNOS DE MIS PENSAMIENTOS Y OPINIONES. SIEMPRE QUE VENGAS ENCONTRARÁS ALGO DE CULTURA Y ARTE. Y TODO AQUELLO QUE CREA QUE TE PUEDE INTERESAR.
SE ME OLVIDABA PRESENTARME: SOY MOS Y ESTA ES LA ORILLA DE LAS PALABRAS; EL LUGAR DONDE SIEMPRE SERÁS BIEN RECIBIDO.

Seguidores

sábado, 3 de diciembre de 2011

MIENTRAS DORMÍAS

Me he despertado inesperadamente por algún impulso que ahora ignoro. Alzando la cabeza, he mirado el reloj luminoso que hay a tu lado; marcaba la una y diez. Después, he intentado averiguar la forma de tu cara en la penumbra de la habitación. He notado como mis labios sonreían al sentirte dormir tan plácidamente con tu brazo rodeando mi cintura. Me han desvelado mis pensamientos girando en torno a ti. Mi cabeza se ha inundado con tu nombre y con recuerdos de los dos; del tiempo que llevamos juntos construyendo nuestra historia.
Muchas veces me has dicho que te escriba algo bonito como hacía antes. Tienes toda la razón, he dejado pasar mucho tiempo sin dedicarte unos renglones que expresaran el amor que me das y el que siento por ti.
Te he vuelto a mirar mientras dormías, pegado mi cuerpo junto al tuyo y, bajo el calor de las sábanas, te he abrazado dándote un beso suave sobre el cuello. A continuación, silenciosamente, me he levantado para escribirte.
De camino al salón, me he detenido unos instantes en el dormitorio de las niñas. Contemplarlas en silencio es una experiencia gratificante. Estaban destapadas, serenamente dormidas. ¡Cómo crecen!, Cristina es casi una mujercita. Al paso que va  tendremos que comprarle una cama más larga. Estoy muy orgulloso de ella, de sus notas escolares, de la madurez que demuestra para los once años que tiene. Si sigue así, llegará a ser una mujer admirable. Siempre que sea capaz de frenar ese genio que saca en algunas ocasiones y que tanto puede perjudicarla a lo largo de su vida. ¡Ah!, y si se lava más los dientes e intenta no morderse las uñas por culpa de los exámenes. Cuando pase algún tiempo se acordará de estos consejos que le repito tan a menudo.
Y de Silvia qué te puedo decir que tú no sepas. Tenemos un torbellino de cinco años en casa que siempre me saca una sonrisa con sus gracias; que me engatusa constantemente y, lo confieso, me cuesta negarme a la mayoría de sus requerimientos. Me encantan las explicaciones que da con su lenguaje pequeño.
Ambas son mi más preciado tesoro. Y te lo debo a ti, cariño mío. Como todo lo demás que me has dado en estos dieciocho años que te conozco.
¿Recuerdas?, juntos despertamos al amor fundiendo nuestros cuerpos adolescentes. Aprendiendo un poco más en cada unión. Superamos nuestra timidez inocente con el deseo de amarnos y complacernos. Y así, lentamente, hemos cumplido años juntos; siempre juntos. En los buenos y en los malos momentos. ¡Me ayudas tanto estando a mi lado!; compartiendo y apoyando mis proyectos, suavizando mis errores; entregándote a nosotros día a día, sin vacilaciones.
Sabes que enseguida me derrumbo cuando algo va mal, pero tú con tu optimismo no me dejas caer. Buscas siempre el lado positivo de los problemas. Cuánto envidio la vitalidad, la perseverancia, la fuerza de voluntad que posees.
Sí, ya sé; dirás que me valoro poco, que yo también valgo mucho. Que me dejo llevar algunas veces por mi pesimismo pero es igual: sigo pensando que eres la pieza más valiosa que conforma nuestro hogar.
Llevo ya dos cigarrillos escribiendo estas líneas. No puedo evitar este estúpido vicio que tanto me recriminas. Y no sé cuando seré capaz de dejarlo pero lo seguiré intentando por ti, luz de mis días, mi norte, mi acierto, mi suerte, mi descanso, mi guía, mi recompensa, mi alma; por ti, alegría, pasión, entrega, cariño, sonrisa, aliento, esperanza. Bellas palabras que apenas marcan tu encanto, que apenas te definen, mi amor.
Vuelvo ya contigo, a nuestro lecho. Dentro de unas horas sonará el despertador avisando que son las seis de la mañana. Y me dirás tiernamente que arriba. Y tú lo harás conmigo. Para prepararme el café, para despedirme con un beso y decirme que me abrigue. Y yo te diré que no hace falta, que te quedes en la cama. Y contestarás, como siempre, que no te importa hacerlo.
Mientras dormías, te he escrito esto mi vida. No he encontrado otra forma más sincera de decirte que te quiero.


© Ceferino Otálora (Mos)
Noviembre de 1995

38 comentarios:

Mos dijo...

Siguiendo la estela de noviembre y las celebraciones hoy traigo a mi orilla un relato escrito también en noviembre pero de 1995. No me importa decir que es un relato muy real escrito en plena noche y tal como lo expreso. También diré que años más tarde, en 2001, lo presenté en un concurso literario de una asociación cultural del barrio y ganó el segundo premio. Eso me dio el ánimo suficiente para seguir escribiendo, algo que comencé a hacer en septiembre del 94 en unos talleres literarios municipales y que hoy aún continúo en mayor o menor medida. Lo que va en aumento es el amor y el agradecimiento a Tere, la mujer de mi vida, la mayor de mis suertes.
El cariño, el amor a las personas que queremos, hay que demostrarlo con hechos. También, por qué no, con palabras. Todos necesitamos sentirnos queridos y saber que somos importantes para alguien. Yo siempre digo que la comunicación es muy importante al igual que expresar los sentimientos.
Un abrazo de Mos desde mi orilla sentimental.

PD: He colgado unas fotos más o menos de la época en que escribí esta historia.

Ximo Segarra "ACAPU" dijo...

No es sencillo construir algo así, algo así como el relato, pero sobre todo algo así como lo vuestro, desde fuera lo veo muy hermoso.

Yo no he tenido la suerte, o no he sabido, o no se han dado las circunstancias de poder compartir la vida con alguien a ese nivel, pero cuando percibo que ese milagro (porque lo es) se produce y se renueva día a día en gente que conozco, me hace sentir bien y siempre me provoca una sonrisa, porque son paisajes dignos de admirar.

Felicidades a los dos (a los cuatro, mejor dicho).


Un abrazo :)


P.D: Se me olvidaba... quiero agradecer tus comentarios en mi blog esta semana, sobre todo el de la W fue genial, me hiciste reír. Gracias.

derechoyfamilia-páginas libres dijo...

Mi querido nuevo amigo, porque supongo que si Dios quiere y te puso en mi camino, así será.
Mos, eres un ser super especial,que además de escribir hermoso, tienes un alma tierna y dulce, me he emosionado hasta las lagrimas, al leer con el amor que le escribes a tu amada compañera, esposa, amiga y madre de esas guapísimas pequeñas, que se ve son la luz de tus ojos. !Qué gratificante es saber que aún existen seres humanos como tu, hogares y familias como fueron las de mis padre, la mía que perdió a mi amado esposo hace dos años, luego de 40 años de un maravilloso matrimonio con un hombre fuera de serie, aún no supero su partida inesperada.
!Qué suerte haberte conocido!,eres madrileño como mi padre, aunque nació en unas vacaciones en la casa familiar de La Ilustre Villa de EL Espinar, tengo doble nacionalidad, ya me conoeras un poco más cuando visites mis blogs, en "El Cofre de mis Recuerdos", uno de mis cuatro blogs, tengo un poco de historia de mi familia, y en éste, tengo una semblanza de mi amado esposo con fecha 2 de setiembre de 2009, a un mes de su partida.
Bueno, no quiero cansarte con mi perorata, cuando hablo o escribo, no paro,jajaja.
Te deseo con mucho cariño un feliz fin de semana desde San Isidro.-Perú.
Qué Dios te bendiga a ti y a tu hermosa familia, un beso a esas guapísimas chavalas, y saludos cariñosos a tu guapísima mujer, tiene unos ojos preciosos.
Un grande y fuerte abrazo para todos, seguiré poco a poco, deleitándome con tus lindas entradas.
María del Carmen.

Luisa dijo...

Hola, Mos.

Ya sabes que este texto me encanta. Creo que es una buena forma de expresar lo que sientes por Tere. Ella es un tesoro de mujer, no me cansaré de decirlo, y tú un gran hombre que la merece.

Creo que el premio fue merecido. Es un texto lleno de ternura y admiración. Qué buenos son algunos galardones cuando llegan en el momento preciso, otorgándonos esa seguridad que nos falta a veces.

Cuántos años en las letras, compi. Parece que fue ayer cuando te conocí en La Buena Letra y ha llovido ya, ¿eh?

Un beso muy fuerte para ti y los tuyos.

Mos dijo...

Amigo Ximo; Escribí este texto desde el corazón; reflexionando que lo mejor que tengo es mi compañera. Cuando haces un balance y miras atrás, te das cuenta del camino recorrido y de quien nunca tre ha fallado.
Gracias por pasarte y por valorar mis comentarios en tu blog. Eres un tío grande. Recuerdos a Cactus.

Un abrazo de Mos desde mi orilla sentimental.

Mos dijo...

Estimada Mari Carmen : Agradezco enormemente tus palabras de reconocimiento hacia mí pero no te creas. Soy un tipo normal con mis rarezas y mi genio que, de vez en cuando, vuelca su corazón entre los papeles.
Visitaré tus blogs de vez en cuando. De hecho me ha gustado el de tus escritores favoritos.
Un abrazo para ti y un saludo a Perú, tierra hermana.
Mos.

Mos dijo...

Amiga Luisa: Decía la canción de Víctor y Ana que para la ternura siempre hay tiempo. Y si no lo hay, hay que buscarlo. Y Tere merece toda la ternura del mundo.
Debemos saber valorar a las personas que comparten su vida con nosotros. Todos debemos sentirnos queridos y, si algo falla, hay que hablar, hablar mucho.

Mucho tiempo ya en las letras y tú, amiga y maestra, sigues creciendo en ellas gracias a tu talento y esfuerzo.
Estaré siempre cerca para apoyarte y oír las ovaciones que te dé la gente.
Un abrazo de Mos desde mi orilla sentimental.

TriniReina dijo...

Recuerdo haberte leído antes este precioso texto.
Sí, no hay mejor manera de decir "te quiero" que estas que aquí has plasmado.

Abrazos para ambos y, claro, también para las niñas.

Besos

josefina dijo...

Que decirte Mos, que me he emocionado, de ver cuanto la quieres.
Un beso para los dos

Mos dijo...

Amiga Trini: Me has recordado que este texto lo colgué en el blog de "Esfera de Letras". Por eso lo conocías.
Gracias por estar siempre ahí y por tus palabras. Recuerdos de Tere.
Un abrazo de Mos desde mi orilla sentimental.

Mos dijo...

Amiga Josefina: Emocionarse es bueno. Yo también me emociono con algunas de tus entradas en las que hablas de ti y tus experiencias vividas.
Un beso de los dos también para ti.
Tere y Mos.

disancor dijo...

Al escribirlo pensando en la mujer que comparte tú vida, lo dictó el amor y siempre tendrá vigencia. Un relato lleno de amor y de futuro.
Un abrazo.

María dijo...

¡Qué ternura, Paisano!, me ha encantado leerte, me gusta ese lado tuyo tan íntimo, tan tierno.

Merecidísimo el premio por supuesto pero yo creo, sin temor a equivocarme, que tu mejor premio fue ver su cara mientras ella lo leía.

Besos

Mos dijo...

Amigo Disancor: Gracias por tus palabras y por pasarte por mi orilla donde siempre serás bien recibido.
Un abrazo para ti también.
Mos.

Mos dijo...

Amiga María: Donde hay amor tiene que haber ternura y dejar que el corazón hable.
Cuando Tere lo leyó comprobó lo importante que es para mí.
Un abrazo de Mos desde mi orilla sentimental.

Maruja dijo...

Un tecto lleno de amor y ternura. Me ha encantado tu blogs, pasaré aquí a menudo.Un coordial saludo

Concha Signes dijo...

Me ha encantado tu relato Mos, seguir los dictados del corazón, es lo mejor que hay. Tienes razón al decir que los sentimientos hay que expresarlos, aunque sea con pequeños detalles.
En noches de insomnio es cuando quizás uno expresa mejor aquello que siente, al menos eso creo.
Un abrazo para ti y tu familia, tienen que sentirse muy orgullosas de ti, estoy segura.

Mos dijo...

Hola Maruja: bienvenida a mi orilla y me alegro que pienses en volver por aquí. Ya sabes donde estamos. Iré por tu blog dentro de un rato.
Un abrazo de Mos.

Mos dijo...

Estimada Concha: Escribir desde el corazón se hace necesario cuando quieres expresar amor; un amor sincero a la persona que te acompaña en tu vida. Y así hice. Y sigo haciéndolo.
Gracias por venir a mi orilla.
Mos.

Rafa Hernández dijo...

Mos enhorabuena por ese premio y este excelente relato. La familia es lo más importante que tenemos y por lo que merece la pena luchar día a día. Te he enlazado a mi lista de blog. Saludos amigo, y muy pocos abren su corazón y alma mostrando como tu muestras a la familia.

Mos dijo...

Hola Rafa: Sé que no es un relato al uso, a lo que estamos acostumbrados porque en él no hay ficción ni apenas creación literaria. Simplemente fue un impulso necesario de sinceridad, de amor a la persona que más me quiere. Nada más. Creo que no hay que esconder nuestros sentimientos y demostrar lo que sentimos.
Un abrazo desde mi orilla sentimental.

Tesa dijo...

Mos, no me hagas llorar más, bueno, sí, me encanta cuando es por algo así.

Es que soy una romántica y me emociona este texto tan lleno de amor, admiración y ternura.

Sobran las palabras, las mísa quiero decir.

Que siempre estéis juntos y vuestro amor y complicidad siga creciendo.

Un abrazo, Mos.

Mos dijo...

Amiga Tesa: Ya sé que eres una romántica, que te emocionas fácilmente y que te gusta este lado mío tierno, sensible y sincero. Así me conociste y así sigo siendo. De ti sabes que me gusta tu talento, tu pensamiento, tus ideas, tu creatividad y otras cuantas cualidades que te hacen una mujer espléndida.
Que esta mutua admiración dure mucho tiempo.
Un abrazo de Mos desde mi orilla sentimental.

fus dijo...

Amigo Mos todo un aplauso por dejarte desnudar tus sentimientos.Eres todo un campeòn.

un fuerte abrazo


fus

TriniReina dijo...

Mos, siempre será bienvenido a cualquiera de mis blogs. Es cierto, este está más activo y es más fácil para todo.

Abrazos

Isabel Martínez Barquero dijo...

¡Es precioso, Mos! Sentido, sincero, sin excesos de tópico sentimentalismo.

Pues llegados aquí, no tengo dudas: te enlazo con gusto.

Un fuerte abrazo.

Mos dijo...

Amigo Fus: Todos somos un poco campeones y un poco perdedores. No nos debería costar tanto hablar de sentimientos.
Un abrazo desde mi orilla sentimental.

Mos dijo...

Hola Isabel: Me alegra tu paso por mi orilla. Cuando he pasado por tu cobijo he visto que ahí hay valía, calidad, literatura con alma. Y eso me ha gustado.
Gracias por enlazarme y por tus palabras hacia mí.
Un abrazo de Mos desde mi orilla sentimental.

Resu dijo...

Mis felicitaciones por este aniversario; que bueno poder celebrar tanto y con felicidad.
Que cierto es que tu Tere es un bellísima persona y que tenéis dos hijas que son vuestra alegría. Con todo esto no es de extrañar que te hayan hecho mejor persona como tú dices.
Todo hace, aunque se tiene que llevar en los genes, porque tanta ternura, amor, romanticismo, etc, de algún lado tiene que salir.
Que seáis felices por mucho tiempo.
Besos miles

Mos dijo...

Amiga Resu: Tú que nos conoces algo, sabes que es así. Hay ternura sin llegar al empalago almibarado. Pero lo que más hay es complicidad en casi todo.
Un abrazo de Mos desde mi orilla sentimental.

Humberto Dib dijo...

Es un texto muy tierno, se nota la sensibilidad del artista.
Muy bueno que subas textos que tengan su tiempo, pues uno no los conocía.
Un gran abrazo.
HD

disancor dijo...

Con mis mejores deseos, feliz fin de semana.
Un abrazo.

JValentina dijo...

Que manera mas hermosa y mas tierna de decir..TE QUIERO..
Una bellas palabras las que has escrito, te felicito
Un abrazo

Mos dijo...

Amigo Humberto: Gracias por tus palabras. De vez en cuando cuelgo escritos antiguos porque todos son hijos míos y los quiero por igual.
Un abrazo de Mos.

Mos dijo...

Amiga Valentina: Te agradezco tu paso por mi orilla y tus palabras. He pasado por tu blog y veo que hay mucho arte y también sensibilidad ahí metidos.
Te visitaré con más calma.
Un abrazo de Mos desde mi orilla sentimental.

Narci dijo...

Qué hermosura, Mos, y no me refiero sólo al relato o carta que nos has dejado, sino a los sentimientos que compartis y a la sinceridad y generosidad con que nos los ofreces haciéndonos partícipes de vuestra felicidad. Os felicito a ambos por lo que habéis consturido y por lo que sois el uno para el otro, os felicito, os admiro, y lo reconozco, también os envidio un poquito.

Gracias por compartir un texto tan entrañable y personal y por llenarnos el corazón de ternura por un ratito, con lo escaso que parece andar el mundo de ella en estos tiempos.

Un abrazo.

Mos dijo...

Amiga Narci: Te agradezco tus palabras porque sé que son sinceras. Me alegra que pienses que muestro generosidad al compartir este relato con vosotros. La verdad es que fue un relato-carta dirigido a ella pero para compartir porque yo quería decirle al mundo la extraordinaria mujer que tengo a mi lado.
Un abrazo de Mos desde mi orilla.

Teresa dijo...

Paseando por tu orilla, he encontrado este bello escrito.
Lleno de amor y adoración hacia esa familia tan maravillosa que tienes. Me alegro muchísimo. Tus hijas son muy guapas y tu mujer igual. Sigue así queriéndolas y demostrándoselo siempre.

Gracias por compartir sentimientos.

Besos.