VEN A LA ORILLA Y QUÉDATE CONMIGO. PODRÁS CONOCERME A TRAVÉS DE MIS RELATOS Y MI POESÍA. TAMBIÉN CON ALGUNOS DE MIS PENSAMIENTOS Y OPINIONES. SIEMPRE QUE VENGAS ENCONTRARÁS ALGO DE CULTURA Y ARTE. Y TODO AQUELLO QUE CREA QUE TE PUEDE INTERESAR.
SE ME OLVIDABA PRESENTARME: SOY MOS Y ESTA ES LA ORILLA DE LAS PALABRAS; EL LUGAR DONDE SIEMPRE SERÁS BIEN RECIBIDO.

Seguidores

domingo, 24 de abril de 2011

HUMILDAD

Dios (al Diablo): No, no insistas. Tú y yo nunca hemos coincidido en
                             nada. Siempre te has creído superior; desprecias a
                            los débiles. No toda la humanidad sigue tu ejemplo.
(De  "Los siete pecados capitales y las virtudes")

                        

                           HUMILDAD

Mañana, cuando te levantes,
abre tu ventana y contempla el sol.
El astro rey es grande, poderoso,
fuerte, brilla con luz propia,...
pero no deja de ser algo minúsculo
en la inmensidad del universo.
Después, piensa en ti y recapacita.
Seguro que eres un ser único,
extraordinario, lleno de energía.
Intenta que tu orgullo y tu ego
no pavoneen tus cualidades,
tampoco subestimes a los demás;
seguro que siempre habrá alguien
por encima de ti y, por supuesto,
alguien por debajo.
De todos ellos podrás aprender
algo útil y valioso.
Disfruta de tus logros y tus planes;
agradece todos los días
las oportunidades que te brinde la vida.
Ofrece tu inteligencia y tu experiencia
sin ostentación ni arrogancia;
porque no tienes que demostrar
lo que eres, ni lo que tienes,
a cada momento.
Si sabes verte, desde la sencillez,
como un pequeño grano de arena,
puede que los demás aprecien
toda tu verdadera grandeza.
Recuérdalo y mañana,
cuando te levantes...,
contempla el sol.

 © Ceferino Otálora Rubio (Mos).
     9 de Junio de 2003.
Imagen tomada de Internet.


29 comentarios:

Mos dijo...

"Los siete pecados capitales y las virtudes" fue el nombre de una exposición conjunta en la que pintura, fotografía y literatura se unían para tal evento. En aquellos tiempos yo pertenecía a "La Buena Letra", asociación literaria que se encargó de poner textos a las imágenes y fotografías de la exposición. Se nos ocurrió utilizar como hilo conductor un posible diálogo entre Dios y su rival el Diablo. En dicho diálogo, ambos discutían sobre los humanos, sus debilidades y sus valores. Y, a través de los relatos y la poesía, nosotros argumentábamos con ejemplos tales pecados y virtudes.
Recuerdo que a mí me tocó en el reparto la caridad, la humildad y la lujuria. No quedó mal del todo dicha exposición que, con los diversos trabajos y puntos de vista, estuvo expuesta en el centro cultural de la Paz todo un mes.
Yo creo que todos tenemos alguna virtud y más de un pecado, mejor dicho debilidad. ¿No?
Un abrazo de Mos desde mi orilla.

María dijo...

Paisano, yo lo digo siempre, tengo todos los defectos conocidos y alguno de mi invención, jajaja.

Hoy vengo sensible, o más sensible de lo habitual y me has "tocado", con la preciosidad del poema, con el diálogo y con tu explicación. Me ha gustado muy especialmente.

Besos

Tesa dijo...

Cuando incluyo a la figura humana en una foto de paisaje, tiendo a dejarla pequeñita, porque es así como me veo delante del mar, una puesta de sol, un camino de montaña...un artista genial...

Mos, el proyecto debió ser muy interesante.

Nos quedan tu poema, versos para reflexionar y tomar buena nota, me apunto a disfrutat de lo que tengo, de la vida, y a sentir empatía por los demás.

Un abrazo, Mos.

Ximo Segarra "ACAPU" dijo...

Sabios consejos para levantarse cada mañana y caminar la vida.
Es difícil pero nada que valga la pena es fácil, nunca está todo hecho, hay que seguir trabajando cada día.

Un abrazo Mos :)

Gladys dijo...

Un hermoso poema sin duda todos tenemos defectos pero tambien virtudes muy linda entrada, me gusto mucho.
BESOS QUE TENGAS UNA LINDA SEMANA.

Luisa dijo...

Interesante cita y preciosa la poesía. No recordaba haberla leído. Imagino que fue antes de mi incorporación a La Buena Letra.

La verdad que estos versos parecen dirigidos hacia la humanidad entera. Todos podemos vernos reflejados en un momento dado. ¿Quién no ha pecado de orgullo? ¿Quién no ha hecho de menos al prójimo? Pues todos, de una manera o de otra.

Vamos a aplicarnos el cuento no vaya a ser...

Un beso muy fuerte, compi.

TriniReina dijo...

Lo haré Mos, lo haré mañana tal como suelo hacerlo todos los días.
Comprendernos para hacernos comprender. Caminar en la grandeza de lo sencillo. Vivir y dejar vivir y gozar de la vida, a pesar de sus desaires...

Me ha gustado mucho el poema y te felicito.

Abrazossss

Mos dijo...

Amiga paisana: Defectos tenemos todos. Sólo si somos capaces de verlos nosotros mismos, es probable que sepamos cambiarlos y mejorar.
Gracias por estar siempre ahí.
Un abrazo de Mos desde mi orilla.

Mos dijo...

Querida Tesa: Tú eres grande lo mires por donde lo mires. Y a mi entender, poco o nada orgullosa o soberbia.
Puedes estar tranquila porque tus virtudes superan a tus pecados-defectos.

Un abrazo desde mi orilla.

Mos dijo...

Amigo Ximo: Ya lo creo que es difícil caminar por la vida sin pecar de prepotentes o de engreídos.
Ser humildes y poco altivos es muy difícil porque también está el ego propio de cada persona.
Con tenerlo en cuenta y pararse un poco a reflexionar, es suficiente.
Un abrazo desde mi orilla.

Mos dijo...

Apreciada Gladys: Con que intentemos ser cada día un pelín buena persona, ya tenemos mucho ganado.
Me alegra saber que te ha gustado mi poema.
Un abrazo desde mi orilla.

Mos dijo...

Querida Luisa: Por entonces aún no habías llegado a "La Buena Letra". Es cierto que fue una exposición bastante lograda y muy reconocida por la gente que la visitó.
Es fácil tener ciertos pecados que, para mí, no lo son. Si acaso son defectos, comportamientos inadecuados, errores muy humanos. Porque ser orgulloso, glotón, perezoso, ambicioso, etc es más común que no serlo. Ahí es donde radica el analizarse cada uno y ver si algo deberíamos cambiar en nosotros mismos.
Un abrazo desde mi orilla.

Mos dijo...

Querida Trini: No te conozco demasiado pero sí lo suficiente para saber que eres sencilla y que no proclamas tu valía a los cuatro vientos. Dar gracias cada mañana y aprender un poco de los demás es algo enriquecedor y valioso.
Un abrazo y me alegro que te haya gustado el poema.

Resu dijo...

A veces se nacesita tan poco para ser feliz y como lo complicamos. Me gusta la tontuna de: No es más feliz el que más tiene sino el que menos necesita. Tal vez deberíamos aplicarnos el cuento; una sonrisa, un beso, un guiño, unas letras, una amapola, tararear una música, un amanecer(incluidas las ojeras),estrechar una mano,
hacer el camino, tantas pequeñas cosas que olvidamos que existen, y sobre todo no debemos dejar de contemplar el sol.
Me ha emocionado, besos.

disancor dijo...

Un hermoso canto a la humildad y a la vida.
Un abrazo.

Mos dijo...

Amiga Resu: cierto es lo que dices. Tantas pequeñas cosas que olvidamos y que, realmente, son las que nos hacen estar bien.
Un abrazo desde mi orilla.

Mos dijo...

Disancor: Bienvenido a mi orilla y gracias por tus palabras. Sé que tú eres un ejemplo de humildad.
Un abrazo desde mi orilla.

Perlita dijo...

Qué trabajico cuesta de vez en cuando hacernos pequeños y humildes, querido Mos...!
Pensamos poco en nuestra insignificancia y a poco que nos adulan...Vamos a decir que somos humanos, pero ¡nos da un gusto ser centro de atención!
Estos días atrás, viendo la gran tragedia de Japón, los tornados ahora por América y tantas y tantas desgracias, es cuando nos damos cuenta de nuestra pequeñez e insignificancia.
Un poema para meditar y sacar sus enseñanzas, paisano.
Un abrazo, Carmen.

impresiones de una tortuga dijo...

Que bonito consejo nos dás sin proponértelo, Mos.
Qué facil sería todo si lo siguiésemos de verdad, pero nos puede el egoismo.

Aquella esperiencia sería estupenda.

Un abrazo.

Perlita dijo...

Querido Mos:
Ahora mismo tengo mi espíritu resentido. Sí señor.¿Por que no salen mis comentarios? ¿Tienes aprobación de texto? Pero yo soy "güena" y no digo nada malo de la gente; primero porque no tengo motivos y después que nunca lo haría hacia ti que, aparte de ser más "güeno" que yo, creo seguir esos consejos o aseveraciones de tu poema y no me creo nada de ser "la mejor" hasta corriendo en carrera a pata coja y con el juanete ese incipiente que ya va dando la cara.

Bromas aparte, ¡qué buenas reflexiones para tener siempre presente...! Quieras que no, estamos abocados a mirar nuestro ego en un brocal de pozo donde nuestra imagen siempre está algo crecida en la lupa del agua. Se refleja agrandada ante nosotros y es muy difícil pensar en que esa proyección es errónea. Entonces, es bueno pensar en eso tan hermoso que nos presentas en tu prosa poética y dar marcha atrás. Volver a tener los pies pegados a tierra.
Los pavos reales que miran por encima de la coronilla, tratando de ver hasta nuestras calvas, me dan pena y no sé por qué.
Bueno. Admíteme con tu aprobación que con permiso de tu señora, ya sabes que te admiro.

Un abrazo, Mos.-Carmen.

Mos dijo...

Querida Perlita. Qué cierto es que nos gusta que nos adulen, ser el centro, caer bien y ser necesarios y admirados pero....todo en su justa medida y con un toque de humildad. La gente que mejor me cae es precisamente la más humilde sin tener por qué serlo.
Un abrazo desde mi orilla.

Mos dijo...

Amiga Tortuga: Somos humanos y nos pueden nuestros defectos, nuestras debilidades y nuestro querer sobresalir de los demás. Es perfectamente comprensible. Aunque, a veces, recapacitamos y vemos el camino equivocado que recorremos con nuestra actitud altiva.
Un abrazo desde mi orilla.

Mos dijo...

Querida Perlita. Yo soy más malo que la quina. Tú, aparte de buena gente, eres toda una intelectual, moderna y que pisa con los pies en el suelo. Todo un encanto de señora, te lo digo yo.
Lo de no salir tu comentario hasta no ser admitido por el dueño del blog, osea yo, es por preservar el blog de posibles indeseables que van por la red metiendo la gamba y riéndose de cuanto dejamos escrito.
Sé que mis visitas son gente admirable y respetuosa pero, de momento, prefiero que sea así. No te desesperes ni cojas berrinche por ello porque estás en la lista de mis preferidas. No faltaba más.
Este poema, más bien prosa poética, se hizo o ideó desde la reflexión interior que pude hacer en su día. No somos perfectos ni lo seremos nunca. La humildad no es una característica humana generalizada pero sí el saber que deberíamos tenerla más en cuenta. Difícil lección, difícil virtud.
Un abrazo grandote desde mi orilla.

Ada dijo...

Bello poema, Mos y sabio.
Estoy contigo en que todos tenemos pecados, algunos inconfesables, y todos poseemos virtudes aunque a veces no las mostremos, sabemos que están y siempre hay alguien que se fija en ellas.
Importante lo que dices sobre disfrutar de la vida, de esa vida que a ratos nos hace sombras.
Besos

Mos dijo...

Amiga Ada: La vida es lo que tiene: gozos y sombras.
Nosotros los pecadores bastante tenemos con suavizar los defectos y cuidar nuestras virtudes. Siempre con las ganas de ser honestos y procurar no defraudar al prójimo.
Un beso grande desde mi orilla.

La cuentera Idaluz dijo...

Apreciado Mos: Recuerdo aquella exposición de "Los siete pecados capitales". Me impresionó gratamente.
En esta entrada tuya "Humildad" invitas a reflexionar de lo bella que es la vida, de disfrutar de las pequeñas cosas. De todos aprendemos, al fin al cabo somos un grano de arena en este desierto que es la vida.
Me gustó, Mos como todo lo que escribes. Un abrazo

Mos dijo...

Apreciada Cuentera: Me alegra recordar que estuviste en aquella exposición. Tú puedes corroborar que era interesante y que tuvo repercusión y público.
Bienvenida a mi orilla.
Un abrazo de Mos.

Oréadas dijo...

Hola Mos, precisamente ayer escuché recitar una fábula a una señora mayor, su contenido se basaba en la falta de humildad que llevo a su fin a una mariposa algo vanidosa.
:-)Podrá haber algo más bonito que el sol por las mañanas?
Un besito

* Inés * dijo...

Me gusta este poema, porque recuerda en cierta manera a los de mis días claros.
Hoy mi sol parece que fué cubierto de nubes y no lo ví o mis cosas no me dejaron verlo, no sé.
Me gusta mucho, solo que hoy no me llega.
Hay días que una, no está aunque lo parezca.
Gracias por pasarte por mi rincón.
Un saludo afectuoso.