VEN A LA ORILLA Y QUÉDATE CONMIGO. PODRÁS CONOCERME A TRAVÉS DE MIS RELATOS Y MI POESÍA. TAMBIÉN CON ALGUNOS DE MIS PENSAMIENTOS Y OPINIONES. SIEMPRE QUE VENGAS ENCONTRARÁS ALGO DE CULTURA Y ARTE. Y TODO AQUELLO QUE CREA QUE TE PUEDE INTERESAR.
SE ME OLVIDABA PRESENTARME: SOY MOS Y ESTA ES LA ORILLA DE LAS PALABRAS; EL LUGAR DONDE SIEMPRE SERÁS BIEN RECIBIDO.

Seguidores

domingo, 16 de enero de 2011

UNA ORILLA INUNDADA DE MÚSICA (3): MORE THAN A FEELING, BOSTON.


BOSTON
El grupo Boston publicó su primer disco en septiembre de 1976. El LP fue reconocido mundialmente haciendo que esta banda modesta de rock tuviera la aceptación de público y crítica. De hecho, fue premiado como álbum del año, mejor canción rock con “More than a feeling”, grupo revelación, mejor banda de rock y multidisco de platino con más de 17 millones de discos vendidos en muy poco tiempo.  Llamaba mucho la atención la original portada del disco: En el espacio, una serie de platillos volantes en forma de guitarra, parecían acercarse a la Tierra para invadirla.
El buen trabajo de su líder, Tom Scholz, guitarrista y compositor y los increíbles tonos de soprano del cantante Brad Delp son la marca registrada del grupo que sorprendió aquel año a todo el planeta.
Después del álbum debut vinieron otros cuatro más dispersos en el tiempo. De ellos rescataré la canción “Amanda” de su tercer disco “Third Stage”, que consiguió volver a los primeros puestos de las listas radiofónicas y nos hacía vibrar de nuevo con los matices vocales de Brad.
En marzo de 2007 murió Brad Delp y con ello parte de la esencia del grupo que, a pesar de ello, sigue en la brecha pero ya con otros aires menos influyentes y alejados del hard rock que les hizo famosos.

MORE THAN A FEELING (MÁS QUE UN SENTIMIENTO)

Fue en el verano de 1977. Nos dieron las vacaciones en el internado y todos volvimos a casa. Yo andaba siempre pegado a la radio y, desde hace un tiempo, sonaba insistentemente una canción de un grupo nuevo americano: Boston. “More than a feeling” tenía algo que llegaba y te hacía vibrar. Me compré la cassette de aquella banda y la escuchaba a todas horas contagiándome de todos sus ritmos y melodías. Ese mismo verano, pasé unos días en casa de mi amigo Víctor en Ciudad Real. Me llevé conmigo la cinta de Boston y los dos, adolescentes idealistas y soñadores, íbamos a todas partes con el radio-cassette a cuestas y el volumen bien alto dando la nota. Luego cuando volvimos al internado, insistiendo bastante, logramos que los salesianos compraran el disco y nos despertaran con él algunas mañanas. Eso fue para nosotros “más que un sentimiento”.


Copyright: Ceferino Otálora (Mos). Enero 2011.

 

23 comentarios:

La cuentera Idaluz dijo...

Muchos recuerdos se agolpan en mi cabeza con esta música. La escuchaba igual que tú, en mi casa. Mos, descubro que tenemos en común el internado. En mi caso nos despertaba la voz de la educadora a gritos: "¡Arriba!" golpeando las puertas de las habitaciones. Ten buena entrada de semana. Un saludo.

Trini dijo...

Recuerdo aquellos tiempos de radiocasset al hombro y decibelios altos:)
También recuerdo esta canción, cómo no.

Abrazos

Mos dijo...

La música siempre trae recuerdos, cuentera.
Me da la impresión que tú y yo compartimos muchas más cosas que el internado.
Qué tiempos aquellos.
Un abrazo de Mos desde su orilla.

Mos dijo...

Ya han pasado unos años, Trini. Pero lo del radio-cassette al hombro era muy común entonces.
Vivan los recuerdos aunque nos hagamos mayores.
Viva la música buena.
Un abrazo de Mos desde su orilla.

Narci dijo...

Muy buena reseña del grupo, y mejor aún la anécdota de juventud o adolescencia que nos narras. Sí que eran comprensivos los salesianos, desde luego no podríais quejaros.

Besos

Mos dijo...

Narci, la verdad es que entre los salesianos había algunos curillas más jóvenes que eran también más modernos y sabían adaptarse a los tiempos. Pero no todo el monte era orégano...
Un abrazo de Mos desde su orilla.

María dijo...

¿Sabes, Paisano?,te he imaginado con el "loro" al hombro y me has arrancado una sonrisa.

Besos

disancor dijo...

Francamente, es buna música.
Feliz semana,
Un abrazo.

Luisa dijo...

Hola, Mos.
A mí también me trae muy buenos y variados recuerdos Boston. Mi hermano mayor tenía el disco y siempre estaba escuchándolo. A la fuerza ahorcan, que se dice. Me pasó algo parecido con mucha de la música de su época. La hice mía.

Un beso muy fuerte, compi.

Mos dijo...

Hubo un tiempo de mucho "loro" al hombro, Paisana María.
Tiempos de juventud a borbotones. Y de descubrimientos.
Un abrazo desde mi orilla.

Mos dijo...

Luisa: Tienes que huir menos de la música. Aunque ya tengas empacho por tu familia y ahora con tu hijo, musiquero también. Encuéntrale el punto y disfruta de ella.
No hay que negarse a nada.
Un abrazo de Mos desde mi orilla.

Resu dijo...

Muchas horas de discoteca también tenían su recompensa, escuchar y bailar música tan buena. Buena época aquella de "loro" y cualquier momento en el cual la quieras volver a recordar. Besos grandes de Resu.

"ACAPU" dijo...

Mos, gracias. ¿Por qué?

Escuché esta canción hace muchos años (¿quince, veinte? no recuerdo) por la radio, no la escuché completa, ya estaba empezada y me dió tiempo a grabar un trozo en cinta de cassette, pero no dijeron el nombre del grupo, ni el título de la canción... con el tiempo ya aquella cinta de cassette se perdió en algún cajón y no volví a escucharla... hasta ahora. La he reconocido al instante, por poco me da un shock. Es preciosa. Lo que más me impactó entonces fueron esas guitarras eléctricas. Jo, así que "Boston" (no conocía este grupo, aunque el nombre me suena haberlo oído antes), ahora ya podré volver a escucharla, y buscar más canciones de ellos.

Buah! Muchas gracias. Qué sorpresa!

Un abrazo :)

carlota dijo...

Ay, chico, qué recuerdos! Yo soy muy mala para los nombres. Me he puesto la canción y la he reconocido al instante. Y se te viene a la cabeza una vida que no parece la mía sino la de otra u otras personas. Cómo hemos cambiado, que dirían los Presuntos (implicados).
Muchos besos

Mos dijo...

Amiga Resu: Qué tiempos aquellos de los loros, las pandillas y sobre todo, la juventud y la frescura.
Y la música siempre presente.
Un abrazo desde mi orilla.

Mos dijo...

Querido Acapu: No sabes cuánto me alegra haberte servido de guía musical. Je,je, je.
Pues sí, se trata de Boston y su primer disco. Toda una joya de voces y guitarras.
Viva la música forever.
Un abrazo de Mos desde mi orilla.

Mos dijo...

Querida Carlota: Cómo pasan los años y nos agarramos a viejas anciones que las hicimos nuestras. Tampoco por eso descartamos las nuevas y más modernas. Claro que hemos cambiado pero en el fondo, somos los mismos.
Un abrazo de Mos desde su orilla.

Ana Márquez dijo...

Es curioso, hubo una época, "hay" una época en la vida de todo ser humano en que todo se reduce a música. Yo también fui una adolescente pegada a una radio, pegada a un sueño fabricado con la materia prima de los arpegios. Un abrazo.

Mos dijo...

Bienvenida a mi orilla, Ana Márquez.
Es curioso como uno se mueve por los blogs y otros vienen al tuyo.
La música es un antídoto para el alma. Es la pantalla donde se reflejan un sinfín de sensaciones, unas gratas, otras tristes.
Un abrazo de Mos desde mi orilla.

Perlita dijo...

Fíjate, Mos, yo creía que el estilo de ellos era más de los ochenta; un estilo más melódico...Una en su "antigüedad" ha oído toda clase de músicas aunque mis nostalgias van por el camino de los Brincos o los Beatles...¡Y del Rock! Anda que no he dado volteretas...Para mi pobre madre, pecaminoso total aquel estilo. Una pena no haber hecho más cabriolas porque ahora, como no baile "Angelitos negros" de Machín...Bueno...exagerando un poco.
Un abrazo.
Por cierto: Se usaban transistores de metro casi que se lo cargaban al hombro los más bailarines...Una horterada, pero era lo que había.

Mos dijo...

Paisana Perlita: Sí que me creo que fueras una bailonga rockera, sí. Porque ya ha pasado tiempo y se te ve todavía todo un torbellino. Y eso es bueno y de envidiar.
Un abrazo de Mos desde su orilla.

MAMÉ VALDÉS dijo...

Esta entrada podría haber sido mía, porque a mi me pasó lo mismo con el grupo y la canción, la cinta de Bostón casi por poco la gastamos mi hermano y yo, y eso que también teníamos el LP, es una de mis favoritas, un saludo y tiene muy buen gusto musical je je je

Mos dijo...

Gracias Mamé Valdés por tu comentario. Ya veo que somos amantes a tope de la buena música.
Un abrazo desde mi orilla.