VEN A LA ORILLA Y QUÉDATE CONMIGO. PODRÁS CONOCERME A TRAVÉS DE MIS RELATOS Y MI POESÍA. TAMBIÉN CON ALGUNOS DE MIS PENSAMIENTOS Y OPINIONES. SIEMPRE QUE VENGAS ENCONTRARÁS ALGO DE CULTURA Y ARTE. Y TODO AQUELLO QUE CREA QUE TE PUEDE INTERESAR.
SE ME OLVIDABA PRESENTARME: SOY MOS Y ESTA ES LA ORILLA DE LAS PALABRAS; EL LUGAR DONDE SIEMPRE SERÁS BIEN RECIBIDO.

Seguidores

domingo, 23 de enero de 2011

SONETO ROTUNDO

Plantar un árbol, no contaminar,
mares azules, cielos con ozono,
proteger la selva, salvar al mono.
Lo nocivo tratar de eliminar.

Ecología para caminar
por el planeta Tierra con buen tono.
Pero, por favor, que no haya abandono
de esa humanidad con tanto penar.

Pienso: “Si hubiera solidaridad,
ya no hablaríamos de Tercer Mundo,
de marginados, ni tercera edad”.

Con sus voces mi corazón inundo
para empaparlo de fraternidad.
¡Hambre no! Es mi soneto rotundo.


© Ceferino Otálora (Mos). Febrero de 1995.
    Imagen tomada de Internet. Copyright: Su autor.


29 comentarios:

Mos dijo...

Desempolvando el cajón de los primeros escritos apareció este soneto.
Lo resucito porque, aunque ahora lo veo un poco simple, sigo pensando lo mismo que hace quince años: está muy bien la ecología y hay que salvar al planeta pero, primero están los seres humanos inocentes que no se merecen el olvido ni el destino que les ha deparado no se sabe quién.
Un abrazo de Mos desde su orilla.

Luisa dijo...

Mos, para que eso no ocurriese tendríamos que volver a inventar el mundo. Según voy creciendo creo que menos me gusta lo que veo. Somos egoístas y lo seguiremos siendo, por mucho que sepamos que hay gente pasándolo mal. Creo que el problema es que casi todos nos hemos resignado. No luchar es más fácil.

Un beso muy fuerte, compi.

disancor dijo...

Buen soneto y el tema siempre será oportuno. Tenemos parecidos problemas a los de hace 15 años.
Un abrazo.

josefina dijo...

Un soneto precioso y llega muy adentro.
Pero siguen las desigualdades y parece no importar.
Un beso Mos

impresiones de una tortuga dijo...

Tercer mundo ¿qué es el tercer mundo, Mos?.
Sólo hay uno y estamos todos dentro de él.
¿Quién se inventó esa frase? ¿los del primero? y el segundo mundo ¿cual es?.
Podemos hacer mucho, pero no depende sólo de nosotros, los débiles, los pobres, los de a pié, depende de los cinco señores que miran más por sus propios intereses y por su poder.
Nosotros sólo somos números y nos engañan con la facilidad que se engaña a un niño comprándole un helado.
Todos sabemos cómo se puede arreglar y quién lo puede arreglar, pero...
Un abrazo, amigo, un abrazo solidario.






























¡Quién se inentó

Trini dijo...

Rotundo en lo que dice y en cómo lo dice.

No he podido más que pensar que han pasado 15 años y todo sigue igual, por no decir peor:(

Aún así, que no se calle el poeta.

Abrazos

María dijo...

No es simple, paisano, encierra mucho tu soneto. Personalmente no entenderé jamás como se pueden dedicar tal cantidad de recursos a salvar al Bonobo (por ejemplo) y tener las narices de ver esos seres humanos, sobre todo los niños, muriéndose de hambre.

Besos

Narci dijo...

Puede que este soneto sea antiguo, Mos, pero desgraciadamente, aun siguen vigentes las mismas cuitas, los mismos problemas de la humanidad y del planeta, por eso me uno a tu rotundo canto.

Un abrazo.

MAMÉ VALDÉS dijo...

Ya estoy de vuelta, poco a poco me iré poniendo al día un gran saludo.

Oréadas dijo...

Que ese soneto sea recitado una y mil veces, cantado hasta quedar sin voz y escuchado en todos los rincones del mundo.
Que alguna vez se haga realidad.
Un beso Mos :-)

Mos dijo...

Y el mundo sigue, Luisa. Con los mismos problemas y algunas veces acrecentados. Somos egoístas y solidarios en contadas ocasiones.
Un abrazo desde mi orilla.

Mos dijo...

Disancor: Pasan los años y siguen los mismos infiernos en la tierra.
¿Dónde está el progreso? ¿A costa de quién?
Un abrazo desde mi orilla.

Mos dijo...

QUerida Josefina: El futuro para los nuestros no queremos que sea así. Hay que fomentar la solidaridad y procurar que las desigualdades no crezcan.
Un abrazo solidario desde mi orilla.

Mos dijo...

Eso me pregunto yo, Tortuga: ¿Qué es eso de Tercer Mundo, Tercera Edad,...? Supongo que es una forma despectiva de poner categorías. Como ser ciudadanos de tercera.
Ya veo que sigue vigente mi rotundo soneto.
Un abrazo solidario desde mi orilla.

Mos dijo...

Que no se calle el poeta, Trini.
Me recuerda esto un poema de un tal Rivero, poete cubano, que decía que el poeta tiene mucho que decir.
Que hablen los poetas, que denuncien y propaguen las injusticias que ven .
Un abrazo, poeta, desde mi orilla.

Mos dijo...

Los niños, María, son los que más sufren el deterioro que crean los mayores. Hay mucha ONG pero están con las manos atadas con los superpoderes mundiales.
Un abrazo desde mi orilla, paisana.

Mos dijo...

Me uno a tu grito de rabia y denuncia con este mi soneto rotundo. Porque es verdad que sigue lamentablemente vigente.
Un abrazo solidario desde mi orilla.

Mos dijo...

Bienvenido a mi orilla. Pasa y quédate un ratito, quillo.
Un abrazo de Mos.

Mos dijo...

Gracias Oréadas por unir tu voz a la mía en este soneto reivindicativo.
Ecología sí, pero antes salvar la humanidad.
Un abrazo solidario desde mi orilla.

Ada dijo...

Me ha encantado, muy cierto todo lo qe dices pero falta que todos nos concienciemos, ojala eso fuera posible.
Un beso

Ada dijo...

Precioso mensaje, ojalá se hiciera realidad, pero para eso tendríamos que tener esa 'parte' concienciada, esa 'parte' que algunos ni siquiera poseen.
Bello soneto.
Un beso

"ACAPU" dijo...

Por desgracia tu bello soneto sigue siendo actual, porque en solidaridad, compasión y comprensión vamos para atrás. Todos vivimos en el mismo mundo, no hay personas de primera ni de segunda (ni mucho menos terceras) categoría.

Un abrazo Mos :)

Mos dijo...

Amiga Ada: Hasta que no nos concienciemos todos y los estados con sus gobernantes al frente dejen de mirar cuentas de resultados, no será posible acabar con las desigualdades.
Un abrazo desde mi orilla.

Mos dijo...

Acapu: Sigue siendo actual por lo que tú afirmas y con razón.
Difícil gente esta de la humanidad. Las ambiciones personales y colectivas hacen que se olviden los valores personales más importantes.
Un abrazo desde mi orilla.

Resu dijo...

Incierto futuro el que estamos creando y manteniendo. Tenemos que pensar si nuestros hijos tienen una conciencia más reivindicativa o simplemente caminan. Fácil no lo tienen, haremos todo lo que podamos mientras tanto.
Un beso grande,

Narci dijo...

Hola Mos.
En mi blog, A verso abierto, tienes un premio.
http://aversoabierto.blogspot.com/

Besos

Tesa dijo...

Creo que hay que empezar a salir de ensimismamiento, de mirarnos el ombligo y que nos importen los demás, los que tenemos al lado y los de más allá.

Desterrar el consumo loco e injustificado. Sentirnos parte de la naturaleza y no olvidar que lo que le hacemos a ella nos lo hacemos a nosotros, y sobre todo a nuestros hijos y nietos.

No tenemos excusas, sabemos que en África la esperanza de vida máxima alcanza los 45 años en los mejores casos; que mientras un trocito de mundo derrocha compulsivamente el resto malvive o se muere lentamente.

No tenemos ningún mérito por estar en este lado, deberíamos aprovechar este golpe de suerte y ser más solidarios humanos y comprometidos. Deberíamos desterrar la indiferencia y la apatía.

Un abrazo, Mos.

Mos dijo...

Gracias Narci por tu premio que recojo con mucha ilusión.
Un abrazo de Mos desde mi orilla.

Mos dijo...

Teasa, amiga, siempre bienvenida: Tienes toda la razón. Tenemos mucha suerte de estar a este lado y eso debería hacernos pensar más en los demás. Y actuar en consecuencia.
A veces me cabreo con el consumismo que nos hipnotiza y hace sentirnos bien mientras gastamos.Luego veo las labores humanitarias de algunos y comprendo donde está la verdadera satisfacción.
A la mayoría nos domina la fiera capitalista y nos acomodamos en el sofá.
Este es el futuro que dejamos a los que vienen detrás.
Está bien removernos del asiento de vez en cuando.
Un abrazo de Mos desde mi orilla.