VEN A LA ORILLA Y QUÉDATE CONMIGO. PODRÁS CONOCERME A TRAVÉS DE MIS RELATOS Y MI POESÍA. TAMBIÉN CON ALGUNOS DE MIS PENSAMIENTOS Y OPINIONES. SIEMPRE QUE VENGAS ENCONTRARÁS ALGO DE CULTURA Y ARTE. Y TODO AQUELLO QUE CREA QUE TE PUEDE INTERESAR.
SE ME OLVIDABA PRESENTARME: SOY MOS Y ESTA ES LA ORILLA DE LAS PALABRAS; EL LUGAR DONDE SIEMPRE SERÁS BIEN RECIBIDO.

Seguidores

domingo, 30 de enero de 2011

CON TROZOS DEL ALMA



























CON TROZOS DEL ALMA

A veces, se empiezan poemas
con trozos del alma
esparcidos por el suelo.
Desolado por las heridas,
retiras la vista del papel,
miras a tu alrededor:
no puedes perder
ni el más minúsculo
de los fragmentos.
Por eso, antes de seguir escribiendo,
te agachas, buscas,
rastreas en cada rincón.
Recoges con las manos
cada porción dispersa
de tu espíritu quebrado.
Después, lo posas sobre la mesa
e intentas recomponerlo.
Cada pedazo que unes
te recuerda cómo eres,
de qué están hechos tus sentimientos,
tus prioridades y te afirmas
 en que nada, ni nadie,
podrá destruir del todo tu esencia.
Cuando pones la última pieza
compruebas que el alma
que tienes no es perfecta.
Aún así, la aceptas como tuya,
deseas que siga contigo
como compañera inseparable
de tu cuerpo.
Y el ser que eres
se completa de nuevo.
Al instante, una extraña señal
te devuelve al papel en blanco.
El largo invierno
parece disiparse.
El sol de marzo
se cuela por la ventana,
acaricia tu rostro.
Lentamente alejas tus pesares,
restauras la esperanza,
renuevas alientos:
¡venga!, ¡vamos!, te dices,
¡hay que seguir!;
sientes un gran alborozo por dentro,
brillan tus ojos, sonríes,
vas sembrando palabras
en aquel campo sin vida.
Y todo fluye. Y todo cambia.

A veces, se terminan poemas
con trozos del alma
abrazándose a los versos.

© Ceferino Otálora (Mos). 10 de marzo de 2009.
Imagen tomada de Internet. © Su autor.

24 comentarios:

María dijo...

Yo siempre he sostenido que la poesía la escribo con el corazón y la prosa con la cabeza aunque, como siempre hay excepciones que confirman la regla y yo soy un poco payasa, he hecho sonetos de broma, desde al pulpo Paul hasta a unos berberechos.

La tuya, paisano, es de lo que no te deja indiferente.

Besos

"ACAPU" dijo...

Este poema alienta a seguir caminando por más frío que sea el invierno, porque hay veces que es así: necesitamos escribir para recomponernos.
Ya falta menos para la primavera, es verdad :)
Bellos versos Mos.

Un abrazo.

Trini dijo...

Creo que siempre, Mos. Siempre llevan los versos, más de un trocito de alma.
Con qué desazón los comenzamos y qué alegría nos provoca el punto final, cuando ya nos hemos desangrados en ellos y sólo queda el resurgir...Al menos, hasta el próximo...

Abrazos y versos

Narci dijo...

Así es, Mos, hay días que así empiezan y así terminan, y quizá no sea así como se escriben los mejores poemas, pero sí los que más nos pertenecen, aquellos en los que más ponemos de nosotros mismos.

Muy buena disertación en verso sobre el verso mismo.

Besos

Mos dijo...

María: Yo también suelo escribir versos con el corazón; más que los relatos.
Es que creo que la poesía invita más a ser intimista y mirarte por dentro.
Un abrazo, paisana, desde mi orilla.

Mos dijo...

Cierto es, ACapu: Invita a seguir adelante y a olvidarse del frío invierno recomponiéndonos a nosotros mismos.
Un abrazo desde mi orilla.

Mos dijo...

Trini, maestra, desde luego que sí; siempre dejamos parte del alma en cada poema. Después la satisfacción de ver los resultados.
Un abrazo desde mi orilla.

Mos dijo...

Tienes razón, Narci. Puede que no sean los mejores versos pero salen de más adentro. Es el tipo de poesía que más me gusta y la que, a veces, más conecta con la gente.
Un abrazo de Mos desde mi orilla.

Luisa dijo...

Hola, Mos.
Es verdad que la poesía se escribe con trocitos del alma. Con las cicatrices y las heridas todavía sangrantes. El alma es algo que se nos rompe a diario, y hay veces que el hilo de sutura no puede unirla sino con verdaderas dosis de ánimo y calor humano.

Un beso muy fuerte, compi.

carlota dijo...

Sí, Mos, la escritura ayuda a recomponer lo que somos, a recordarnos nuestra esencia. Me siento identificada con lo que dices.
Más besos

Mos dijo...

Amiga Luisa: He leído varios poemas tuyos y entiendo que es ahí donde más deja uno el alma y se vuelca en ellas.
En eso creo que estamos de acuerdo.
Un beso desde mi orilla.

Mos dijo...

Querida Carlota: Por lo que escribimos se nos puede reconocer porque en ello se filtra nuestra esencia. Y más en la poesía.
Un abrazo desde mi orilla.

Cita dijo...

Es cierto, muchísimas veces, cuando nos ponemos a escribir vivimos en otro mundo por un instante, experimentamos sensaciones que sólo nosotros mismos somos capaces de proporcionarnos, es mágia.

Un saludo

Cita

disancor dijo...

Maravilloso poema. Dictado desde el corazón, aunque lo escriba la cabeza.
Un abrazo.

Mos dijo...

Cita: La mayor parte de mi poesía la considero intimista y por ello, sale de muy adentro de mí.
Eso no quiere decir que te pones mano a mano con las musas y salga algo que ni te imaginabas diez minutos antes.
Un abrazo de Mos desde mi orilla.

Mos dijo...

Así es, Disancor. Debió ser el corazón quien dictaba los versos. La negritud del invierno y la proximidad de la primavera también ayudaron.
Y las ganas de resurgir y olvidar tiempos peores.
Un abrazo, Disancor, desde mi orilla.

OZNA-OZNA dijo...

esta asturiana se queda de tu seguidora sin esperar ser molestia por el embrujo y hechizo de tus poemas, un besin.

Mos dijo...

Hola Ozna-Ozna: Se agradece tu visita y el hecho de ponerte como seguidora.
Visitaré tu espacio detenidamente en cualquier momento.
Un abrazo, asturiana, desde mi orilla.

La cuentera Idaluz dijo...

Tus versos no dejan indiferente, pones el alma al escribirlos. Se nota su gran elaboración y sentimiento al realizarlos. Si tuviera que definirte lo haría como "poeta contemporáneo" ya que tus poemas llegan directos al corazón. En serio, me gusta más tus versos que tu prosa. Cuestión de gustos. Bueno, paisano me voy a cenar. Es grato siempre pasar por tu orilla. Besos.

Anónimo dijo...

No me he olvidado de mi promesa, he estado liada en el hospi, ya sabes,
Estos son los artículos que te dije:

Artículo 154.

Los hijos no emancipados están bajo la potestad de los padres.

La patria potestad se ejercerá siempre en beneficio de los hijos, de acuerdo con su personalidad, y con respeto a su integridad física y psicológica.

Esta potestad comprende los siguientes deberes y facultades:

Velar por ellos, tenerlos en su compañía, alimentarlos, educarlos y procurarles una formación integral.

Representarlos y administrar sus bienes.

Si los hijos tuvieren suficiente juicio deberán ser oídos siempre antes de adoptar decisiones que les afecten.

Los padres podrán, en el ejercicio de su potestad, recabar el auxilio de la autoridad.

Artículo 155.

Los hijos deben:

Obedecer a sus padres mientras permanezcan bajo su potestad y respetarles siempre.

Contribuir equitativamente, según sus posibilidades, al levantamiento de las cargas de la familia mientras convivan con ella.

Un beso majo!!!

Mos dijo...

Hola Mª Ängeles, ya ni me acordaba de ese tema que hablamos hace un tiempo. Ha sido una sorpresa tú por mi orilla. Supongo que no tienes mi correo y por eso...
Gracias por los artículos y deseo y espero que vaya todo bien en casa.
Un abrazo de Cefe-Mos desde su orilla.

Mos dijo...

Querida Cuentera. Cómo se nota que me admiras y por eso te parece que todo está bien pero no creas; hay muchas ocasiones que no está uno satisfecho con el resultado.
Es cuestión de trabajo y suerte. Pero más de trabajo.
Un abrazo desde mi orilla.

Angeles dijo...

yo me paso muchas veces por tu orilla majete, que no te sorprenda, sabes que soy una admiradora fiel
no me olvido de mi pasado en que que habeis sido parte muy importante. y recuerda siempre que os quiero. majete!!!!

Mos dijo...

Qué bueno que pasaste por mi orilla, Ángeles.
La verdad es que me alegra que así sea. Reconozco que tenía que haberte llamado para ver qué tal va todo pero bueno. Terminaré haciéndolo en cualquier momento.
Un abrazo para ti y tus mozos.
Mos-CEFE.