VEN A LA ORILLA Y QUÉDATE CONMIGO. PODRÁS CONOCERME A TRAVÉS DE MIS RELATOS Y MI POESÍA. TAMBIÉN CON ALGUNOS DE MIS PENSAMIENTOS Y OPINIONES. SIEMPRE QUE VENGAS ENCONTRARÁS ALGO DE CULTURA Y ARTE. Y TODO AQUELLO QUE CREA QUE TE PUEDE INTERESAR.
SE ME OLVIDABA PRESENTARME: SOY MOS Y ESTA ES LA ORILLA DE LAS PALABRAS; EL LUGAR DONDE SIEMPRE SERÁS BIEN RECIBIDO.

Seguidores

domingo, 17 de octubre de 2010

APAGÓN AL DESPERTAR


El reloj. ¿Ya son las seis? Qué sueño tengo. Me quedaría en la cama toda la mañana. ¿Qué pasa con la luz? Esto sí que es bueno: el barrio completamente a oscuras. No se ve un pimiento. La linterna. Creo que está en un cajón de…¡ay!, joder qué golpe. Juraría que anoche dejé la puerta abierta. Tranquilo Juan, no pasa nada. ¡Ahhh!, la chincheta. ¡Me cago en la leche! Anoche no aparecía. Esto me pasa por andar descalzo. Lo que faltaba: la linterna sin pilas. Tampoco tengo velas. Soy un desastre. No veo nada. Me estoy meando. Atina, levanta la tapa y no salpiques. Cualquiera se ducha. Me lavo los dientes y un poco la cara y ya está. ¿A qué le he dado? ¡Zas! Huele a colonia. No me jodas, adiós frasco de Eau Sauvage. Estaba enterito. Más de cinco mil pesetas por el suelo. ¿A que me corto con los cristales? Será mejor que salga con cuidado.
¡Me cago en la mar!, vaya día, hoy ni el desayuno en condiciones. Vísteme despacio que tengo prisa. Llamaré a Luis para que…¡mierda!, tampoco hay teléfono. ¿Dónde dejé las gafas? Creo que en la mesilla. No, no, estuve leyendo en el salón. ¡Ay, qué dolor! Con el pico de la mesa en toda la pierna. Ya no aguanto más. Cartera, llaves, dinero. Llevo todo. Me voy de aquí. De ascensor ni hablar, claro. Ahora seis pisos para abajo a oscuras. Venga, venga, no pasa nada, una mano en la barandilla y bajando con tiento, despacito Juan. ¿Qué es esto? Me cago en…, un chicle pegajoso. ¡Maldito apagón! Vaya lunes se presenta por delante.
© Ceferino Otálora (Mos). Mayo de 1995.
Imagen tomada de Internet. © Su autor.

19 comentarios:

Mos dijo...

Revolviendo en el cajón de los primeros escritos encontré éste. Me pareció simpático y más que nada porque entiendo que la gente no lee relatos muy extensos (que precisamente son los que más tengo).
Tengo un problemón: En las últimas entradas, cuando quiero editarlas, no puedo poner el color negro al texto. Siempre me sale el texto en verde con el mismo tono que el título. Intento cambiar a negro y siempre se edita en verde. Por eso he optado por colores oscuros (azules, morados, etc)por no poder hacerlo en negro. Sigo todo el proceso pero nada. Si alguien sabe cómo solucionar esto, se lo agradecería.
Un abrazo queridos blogueros.

Luisa dijo...

Sí qué debe de hacer años que escribirte esto, Mos. No me acuerdo de haberlo leído. Pero claro, como llevamos a cuestas más años que Matusalén en la brecha… Desde luego que te ríes un rato. Es un texto dinámico, mitad monólogo interior, mitad… ¿? Me ha resultado divertido. Pobre Juan. Y es que estamos tan acostumbrados a la electricidad que no podemos hacer nada a derechas sin ella.

Le preguntará a Pandora sobre lo que te pasa en el blog, seguro que es una chorrada que se soluciona enseguida. Si hallo solución te la mando por corro.

Un besazo, compi.

TriniReina dijo...

Creo recordar este relato de hace un tiempo. Divertido y estresante es, no lo vamos a negar:):)


Pues no sé, has mirado en DISEÑO y luego en AVANZADOS ? Ahí cambio yo los colores.

Espero que lo siluciones.

Un abrazo, Mos y que tengas un lunes más sereno que el que describes:)

La cuentera Idaluz dijo...

A pesar del tiempo que dices que tiene el texto, es atemporal. A cualquiera le pasa eso, un lunes negro (por lo oscuro).

Es cierto que en internet la gente no le gusta leer textos largos, te sugiero que pongas haikus, poemas, o micro-relatos como este que sólo sugiere su antigüedad porque se habla de "pesetas" no de "euros".

Saludos, Mos. Soy adicta a tu blog. De los problemas técnicos no puedo ofrecerte ninguna ayuda. Lo lamento.

disancor dijo...

Muy bien relatados los problemas provocados por el apagón. Me ha encantado la entrada.
Un saludo.

Patricia dijo...

Gracias por regalarme una sonrisa! lindo post, las cosas graciosas que pueden pasar por un apagon...y te sucedio antes pero sucede todo el tiempo...
saludos

Ada dijo...

Que hombre tan torpe, lo normal es que te sepas tu casa de memoria, incluso sin luz. Me he reído un rato, la verdad es que lo divertido es ver la imagen que tu tan bien has diseñado.
Besos

Mos dijo...

Amiga Luisa: No creo que conocieras este texto porque estaba "perdido" entre viejos papeles.
Es de mis comienzos en 1995. Cuánto tiempo ya.
Un abrazo.

Mos dijo...

Amiga Trini: Este relato es inédito. Se parecerá a cualquier otro que haya podido colgar pero imposible haberlo leído antes. Sigo con mi problema para cambiar el color de los textos.
Un abrazo de Mos.

Mos dijo...

Cuentera: Intenté plasmar el hecho de soportar un apagón cuando comienza una jornada cualquiera. Pelín torpe el protagonista y, desde luego la situación es atemporal. Gracias por seguir mi blog. Yo también sigo el tuyo.
Un abrazo de Mos.

Mos dijo...

Querido Disancor: Gracias por tu visita y el interés por comentarme y leerme. Si has pasado un buen rato, mejor.
Un abrazo de Mos desde su orilla.

Mos dijo...

Patricia: Gracias por sonreír y pasarte por mi blog. Que tengas un buen día.
Mos.

Mos dijo...

Ada: Sí que es torpe, sí. Pero hay tipos así que, a oscuras, no saben moverse sin toparse con algo.
Intentaba montar una situación algo cómica provocada por el apagón.
Gracias por pasarte por mi orilla.
Un abrazo de Mos.

Resu dijo...

La oscuridad no siempre es buena compañera, a la vista está. De todos modos, difícil lo tendríamos sin ciertas comodidades. Divertido y agobiante a la vez con tanta torpeza, vaya comienzo de semana. Esperemos que no todo se le de tan mal.
Besos miles, nos vemos esta tarde.

disancor dijo...

Feliz fin de semana.
Un saludo.

Oréadas dijo...

Hola Mos yo te puedo ayudar con el problema que tienes o bien retocas la plantilla en html o bien lo haces desde el diseño de plantilla es facil, si tienes correo, déjamelo en un comentario y te ayudo lo que has de hacer paso a paso por chat o por correo.
Sobre el relato, estamos tan habituados a la luz eléctrica que su falta nos resulta un grave problema para desenvolvernos jeje.
Un saludo

Tesa dijo...

Qué divertido, Mos.

He hecho el recorrido con Juan y tengo las espinillas amoratadas, pero son esas situaciones que a mí me hacen reír como una simple y tú lo cuentas de cine.

Muy bueno, Mos.

Muchos besos,

Narci dijo...

Hay días, que sin duda, es mejor no levantarse de la cama, jajaja.

Muy bueno.

Besos

Mos dijo...

Resu, Oréadas, Tesa y Narci: Gracias por pasaros, como siempre, por mi orilla.
Este es uno de mis primeros relatos. Intentaba plasmar lo torpes y dependientes que somos de la luz. Incluso en situaciones más o menos que se pueden controlar.
Un abrazo desde mi orilla.