VEN A LA ORILLA Y QUÉDATE CONMIGO. PODRÁS CONOCERME A TRAVÉS DE MIS RELATOS Y MI POESÍA. TAMBIÉN CON ALGUNOS DE MIS PENSAMIENTOS Y OPINIONES. SIEMPRE QUE VENGAS ENCONTRARÁS ALGO DE CULTURA Y ARTE. Y TODO AQUELLO QUE CREA QUE TE PUEDE INTERESAR.
SE ME OLVIDABA PRESENTARME: SOY MOS Y ESTA ES LA ORILLA DE LAS PALABRAS; EL LUGAR DONDE SIEMPRE SERÁS BIEN RECIBIDO.

Seguidores

jueves, 16 de septiembre de 2010

ACRÓSTICO PARA DESPEDIR AL VERANO

Sopla un aliento fresco sobre los agostados árboles.


Endebles hojas verdes caen, bailando su único vals.

Pronto las aceras vestirán ocres y marrones otoñales.

Tiempo de dura vendimia y aromáticos membrillos.

Idas y venidas de mochilas escolares repletas de sueño.

Etapas que comienzan; antídotos para la rutina.

Melancolía de ojos apagados y tristes pensamientos.

Bulliciosas ciudades, campos serenos, mares bravíos.

Retos e intenciones agitándose de nuevo en mi cabeza.

El sol se adormece; busca la calma tras el ardiente estío.


Copyright: Ceferino Otálora (Mos). Agosto de 2010.
Foto tomada de Internet. Copyright: Su autor

24 comentarios:

jordim dijo...

la calma no es facil de encontrar..

La cuentera Idaluz dijo...

Acertado acróstico del noveno mes del año, Septiembre. Manejas con soltura el difícil arte de escribir. Nos regalas poemas soberbios, relatos cargados de humor, bellos haikus…Mi más sincera enhorabuena, te sigo en tu orilla, de nuevo. Gracias por compartir. Saludos.

Luisa dijo...

Hola, Mos.
Septiembre es mucho mes.
Precioso acróstico. Siempre los he encontrado un poco difíciles. De hecho no he escrito jamás uno. Creo que me fuerza mucho el verso.
Me alegro de ver que de nuevo pululas por la red.
Bienvenido, y que todos esos sueños que lleves en la mochila vayan tomando forma.

Un beso, compi. Nos vemos hoy.

Trini dijo...

Nunca he escrito un acróstico y me veo incapaz de crearlo. Te felicito por el tuyo tan hermoso.

Siempre, para mí, el año comienza en septiembre.
No sé, cosas de cuando los niños iban al cole o cosas más profundas. Septiembre es mi mes favorito y, aunque no me coma las uvas, casi:)

Espero que ya tenga el PC a punto.

Abrazos

carlota dijo...

Ya tienes ordenador??
Retomas la pluma con un acróstico lleno de sensaciones, aromas, colores... Me preparo para el otoño, como tú. Y no me disgusta.
Eres un solete con tus comentarios. Mil gracias.
Como siempre, besos para ti y tu chica

josefina dijo...

Aqui en Lagunaseca, se adelana el fresco del otoño. Ayer lleguamos desde Lleida y mi marido nos esperava con la lumbre encendida !que maravilla¡
Besos Mos

Resu dijo...

Septiembre: retomamos la a veces deseada rutina, comenzamos el año después de la parada, nos reunimos de nuevo y me siento feliz. Un acróstico con tonos melancólicos, hacía mucho que no leía uno. Espero que el retorno sea productivo.
Besos.

Mos dijo...

Jordim: La calma es algo más fácil de encontrar con la llegada del otoño.
Un saludo desde mi orilla. Mos.

Mos dijo...

Cuentera, gracias por tus palabras. Septiembre es todo eso y mucho más. Volvemos a la carga después del verano.
Un abrazo desde mi orilla.

Mos dijo...

Luisa, es cierto que los acrósticos limitan y fuerzan los versos. He intentado plasmar algunas sensaciones que me transmiten los días de septiembre cuando el verano va desapareciendo.
Seguimos adelante. Un abrazo desde mi orilla.

Mos dijo...

Trini: tú dominas la poesía a todos los niveles. Tienes unos haikus maravillosos. Seguro que cualquier acróstico no te llevaría demasiado esfuerzo.
Ya tengo PC nuevo con el windows 7 y estoy trasteando un poco para saber manejarme.
Un abrazo desde mi orilla.

Mos dijo...

Carlota: Ya dispongo de PC nuevo. El otoño se acerca con todo su encanto y su melancolía. In vita a escribir y ponerse de nuevo en marcha.
Me encanta pasar por tu blog y disfrutar con lo que escribes. Tus versos, tan atípicos, llevan tu firma y un algo que seduce e inquieta.
Un abrazo desde mi orilla.

Mos dijo...

Hay lugares donde ya se nota el fresquito y, como en tu pueblo, se agradece el calor de la chimenea, Josefina. Y es que el verano ya nos dice adiós.
Un abrazo desde mi orilla.

Mos dijo...

Comenzamos otro año, otra etapa en la MESA DE ESCRITORES, querida Resu. Vamos a ver lo que da de sí y si todos nos esforzamos en ser más prolíficos.
A mí el otoño me produce melancolía pero, por otro lado, me invita a escribir y recogerme más tras el folio o el ordenador.
Un abrazo desde mi orilla y a escribir, compi.

Narci dijo...

Bello canto a septiembre, Mos. Y después de este tórrido verano, es cierto que vamos necesitando un poco de frescura otoñal.

Siempre me han gustado los acrósitcos y no son nada sencillos, pero tú lo has bordado.
Felicitaciones y besos.

Mos dijo...

No es para tanto, Narci. Reconozco que los acrósticos tienen su intríngulis pero no son demasiado complicados. Lo difícil es plasmar lo que quieres plasmar y eso, no siempre se consigue.
El otoño se acerca por fin.
Un abrazo desde mi orilla.

SOMMER dijo...

Un epitafio en toda regla..

Bienvenido el otoño¡¡¡¡¡

Un abrazo MOS.

Ada dijo...

Versos que describen muy bien las sensaciones que nos produce el final del verano, esa modorra que nos vamos sacudiendo a medida que la luz se acorta.
Muy bello
Besos

Mos dijo...

Sommer: Me alegra que te pases por mi orilla.
Gracias guaje por tu comentario. Sí, puede considerarse un epitafio para despedir al verano.
Mos.

Mos dijo...

Ada: Bienvenida a mi orilla. Me alegra saber que te ha gustado mi acróstico. He intentado decir o plasmar las sensaciones que recibo cuando comienza el otoño. También lo que para mí es septiembre.
Un abrazo desde mi orilla.

disancor dijo...

Maravilloso poema.
Feliz fin de semana.
Un saludo.

Tesa dijo...

Que quieres, soy de las que despide el verano con alegría, a mí dame septiembres que invitan a la melancolía, a empezar de nuevo o al menos a hacer planes, la luz matizada, el fresquito en la cara mientras paseo, la playa solitaria, el mar un poco más bravo, que en verano está de un soso que aburre a las gaviotas... Cerrar las ventanas por la noche oír de nuevo cómo suena el silencio...

Me apunto a tu hermoso poema, porque yo no pienso llamarlo "acrosnosecuantos" es un nombre horrible, sin ritmo.

Un abrazo, Mos.

Que me apunto a este

Mos dijo...

Disancor: Pasaré por tu blog igual que tú has venido a mi orilla. Gracias por hacerlo y por tus palabras.
Un abrazo de Mos.

Mos dijo...

A ti, Tesa, no hay estación que se te resista. Despides el verano con la misma vitalidad y alegría que acoges el otoño.
A mí, lo de llamarse acróstico a este tipo de poemas, también me parece horrible.
Un abrazo grandote desde mi orilla.