VEN A LA ORILLA Y QUÉDATE CONMIGO. PODRÁS CONOCERME A TRAVÉS DE MIS RELATOS Y MI POESÍA. TAMBIÉN CON ALGUNOS DE MIS PENSAMIENTOS Y OPINIONES. SIEMPRE QUE VENGAS ENCONTRARÁS ALGO DE CULTURA Y ARTE. Y TODO AQUELLO QUE CREA QUE TE PUEDE INTERESAR.
SE ME OLVIDABA PRESENTARME: SOY MOS Y ESTA ES LA ORILLA DE LAS PALABRAS; EL LUGAR DONDE SIEMPRE SERÁS BIEN RECIBIDO.

Seguidores

jueves, 8 de abril de 2010

AÑORANZAS


¿En qué rincón del tiempo
olvidamos nuestros sueños?
¿En qué baldosas de la vida
escondimos nuestros ideales?
Caminamos por el mundo a ciegas,
juntando surcos en la piel.
Vivimos el presente
con muy poco del ayer
entre las manos.



Echo de menos la mirada joven
de cielos solidarios;
estrechar otras manos
que renieguen del capital.
No tener que competir aquí, allá,
en todo momento.
Preferir hablar contigo
y apagar el televisor.




© Ceferino Otálora (Mos). Abril 2003.
Imagen tomada de Internet.

17 comentarios:

josefina dijo...

Echo de menos la mirada joven
de cielos solidarios;
Echo tanto de menos aquellos tiempos en que nos precupábamos de lo que le podia pasar a un vecino, y se hacian tertulias en los descansillos de la escalera.
Entre los amigos lo pasabamos muy bien sin tanto lujo y en fin eran otros tiempos.
Un abrazo Mos

La cuentera Idaluz dijo...

Recordamos que tiempos pasados todo era mejor. En algunos pueblos ni siquiera cerraban la puerta de la vivienda con llave. Cosa impensable ahora. En el tiempo actual vemos a alguien tirado en la calle, y pasamos de largo. (Por lo general). Este poema invita a reflexionar. Gracias por compartirlo.

TriniReina dijo...

Se echan de menos muchas cosas Mos, pero sin darnos cuenta, vamos "fabricando" más, que mañana, tambien añoraremos. La vida es un continuo añorar el ayer. Corren tan rápidas las horas...

Abrazos

Luisa dijo...

Yo echo de menos hablar más y que alguien apague la tele. Sobre todo si están retransmitiendo deportes. Y que alguien también me desenchufe a mí de la corriente alterna de los sueños. Que soy un electrodoméstico más que retransmite constantemente las mismas y gastadas ilusiones, los mismos cuentos chinos que le cuento una y otra vez al mundo.

Un besazo, compi.

Mos dijo...

Josefina,en los tiempos que dices se compartía más y bastaba muy poco para disfutar entre todos.
Un abrazo de Mos desde mi orilla.

Mos dijo...

Estoy de acuerdo contigo, Idaluz. Y siempre añoramos algo del pasado; pero hay que vivir en el presente y hacer el futuro.
Un abrazo de Mos.

Mos dijo...

Fabricamoa añoranzas continuamente, mientras vivimos.
Completamente de acuerdo contigo también, Trini.
Un abrazo maestra.

Mos dijo...

Luisa, cada vez se habla menos en pareja, con la familia, incluso con los amigos. Lo importante es darse cuenta de ello y poner remedio.
La solución es más fácil de lo que parece.
Un abrazo, amiga Luisa.

Tesa dijo...

No añores, querido Mos, practica lo que añoras. Se puede prescindir de un montón de trastos, empezando por la tele, yo sólo veo cine en vídeo y House.

Cada día busco un momento para compartir con mi pareja, un café y una charla. Jamás comemos con la tele puesta, y siempre que una amiga necesita hablar, aunque tenga mucho trabajo busco un hueco, porque creo que lo más importante son las personas y los sentimientos.

Y tienes razón que cuesta muy poco empezar a cambiar. Una sonrisa, una palabra, un momento que le dedicas a alguien tiene unos réditos increibles para hacerte sentir bien y está al alcance de cualquiera.

Un abrazo, Mos.

Mediterráneo dijo...

El añorar forma parte de nosotros.

Si nos sentáramos delante del televisor apagado... nos sorprendería lo que tenemos alrededor, hablaríamos más, escucharíamos atentamente...

Reflexiones para este miércoles!

Saludos!

Narci dijo...

Ciertas cosas es mejor no perderlas, así no las echaremos de menos nunca, y creo que los ideales nunca se pierden del todo, lo que pasa es que a medida que envejecemos nos sentimos más impotentes para perseguirlos, en parte porque nos sentimos más débiles y en parte porque somos más conscientes de la magnitud de las injusticias.

Besos
Narci

Mos dijo...

Sabios consejos los que me das, querida Tesa.
Te aseguro que algunos intento cumplirlos; otros se niegan a abandonarme y por otros me rebelo interiormente.
Siempre dije que la comunicación es muy importante.
Un abrazo de Mos desde su orilla.

Mos dijo...

Te agradezco tu visita Mediterráneo. Mantengo lo dicho: El televisor engancha y anula la comunicación con la pareja.
Un abrazo desde mi orilla.

Mos dijo...

Muy ciertas tus palabras, Narci. Queramos o no, nos hacemos mayores y vamos incumpliendo algunos de los sueños. Y aparecen otros que nos ilusionan de nuevo.
Las injusticias cuesta mucho erradicarlas. Al menos intentaremos no fomentarlas y rebelarnos contra las mentes obtusas que sólo defienden lo suyo.

Un abrazo desde mi orilla.
Mos.

Resu dijo...

Los sueños cambian al mismo ritmo que nosotros, aunque suelen volar más alto. Quizá debamos desechar los sueños más imposibles y cumplir los más cercanos o accesibles, pero nunca dejar de soñar y nunca dejar de intentar cumplirlos.

carlota dijo...

Y es que la vida (vivir de verdad) cuesta mucho esfuerzo. Las desilusiones y las pérdidas van dejando mella y nos abandonamos, nos rendimos. Aunque a veces nos damos algún tirón de orejas.
Besos

Mos dijo...

Me alegra tu vuelta por mi orilla, Carlota. La mayoría, con el paso del tiempo, nos rendimos. Por eso añoramos los ideales del pasado.
Un abrazo desde mi orilla.