VEN A LA ORILLA Y QUÉDATE CONMIGO. PODRÁS CONOCERME A TRAVÉS DE MIS RELATOS Y MI POESÍA. TAMBIÉN CON ALGUNOS DE MIS PENSAMIENTOS Y OPINIONES. SIEMPRE QUE VENGAS ENCONTRARÁS ALGO DE CULTURA Y ARTE. Y TODO AQUELLO QUE CREA QUE TE PUEDE INTERESAR.
SE ME OLVIDABA PRESENTARME: SOY MOS Y ESTA ES LA ORILLA DE LAS PALABRAS; EL LUGAR DONDE SIEMPRE SERÁS BIEN RECIBIDO.

Seguidores

jueves, 15 de abril de 2010

ABECEDARIO HUMANO DE UN INSTANTE


El mundo. El mundo es un misterio para mí. Demasiadas incógnitas: el agua, la tierra, la vida, el ser humano,... Demasiadas preguntas sin respuesta. ¿Imaginación?; ¿realidad?...¿Por qué no imaginarnos un instante real?...Ahora. Sábado 24 de Abril de 2004, diez y media de la noche. En este país; en este instante:
Antonia nace en este momento. Su madre, emocionada, llora de felicidad al contemplarla.
Bibiana abandona a su hijo de tres días, en un contenedor de basura. Nunca quiso ser madre.
Carlos va en un avión rumbo a Guatemala. Colabora como voluntario en los estragos ocasionados por el último huracán.
Daniel se dirige a un plató de televisión. Contará su idilio con una cantante de moda. Cobrará veinte mil euros por ello.
Elena prepara un examen de Química. Quiere ser médico y no quiere rendirse sin intentarlo.
Fabiola falsifica la firma de su madre en el boletín del instituto. Ha suspendido seis asignaturas.
Gustavo se relaja tras cuatro horas de entrenamiento. El próximo mes de junio tiene los campeonatos nacionales de natación.
Héctor bebe cerveza con sus colegas en el parque. Se lían dos canutos para todos. Forma parte de su fin de semana.
Isabel y su novio, abandonan el piso que han comprado hace poco. Necesita alguna reforma pero están ilusionados con él.
Joaquina es rescatada por dos bomberos. La vivienda de la anciana arde en llamas. Se ha quedado en nada.
Kepa conduce una furgoneta cargada de explosivos. cerca de la frontera francesa le espera su contacto.
Luis da las últimas pinceladas a su nuevo cuadro. Hay mucho sentimiento en él. Lo llamará "Libertad".
Mercedes prepara la maleta. Tiene una semana de vacaciones para recorrer la costa gaditana.
Nayra, subsahariana, ha llegado en una patera a la tierra prometida. Cuatro de sus compañeros, se ahogaron en el intento.
Ovidio ha ganado la batalla al cáncer de próstata. Sus ganas de vivir lo han hecho posible.
Pedro ingresa en urgencias. Por sobredosis. Lleva seis años enganchado a las drogas.
Quim abre un ventanal en su masía catalana. Ha llovido y quiere sentir el olor de la tierra mojada.
Ricardo respira gracias al oxígeno de una botella. Fuma desde hace cuarenta años. Y continúa haciéndolo.
Sonia hace el amor con su marido. Con pasión. Disfrutando los dos intensamente.
Tatiana sube a su cuarto con el tercer cliente de hoy. Y queda mucha noche por delante.
Ulises, viudo jubilado, se volverá a casar mañana. Está inquieto, nervioso horas antes de su boda.
Víctor habla por teléfono con su novio. Le dice que, gracias a este gobierno, podrán casarse muy pronto.
Wenceslao propina una brutal paliza a su mujer. Ha llegado bebido a casa. No es la primera vez que lo hace.
Xavier recibe los aplausos de un público entregado. El estreno de su obra ha sido todo un éxito.
Yusuf, en el suelo en posición fetal, intenta protegerse de las patadas y golpes de cuatro jóvenes ultras.
Y, finalmente, Zacarías; vagabundo, trotamundos ligero de equipaje, descansa en una playa cualquiera de Levante. Se recrea mirando las estrellas, sintiendo la brisa, oyendo el golpe ligero de las olas. Se pregunta si existirá Dios. Y, como siempre, sigue sin encontrar respuesta a la más terrible de las incógnitas.


Copyright: Ceferino Otálora (Mos).
Enero de 2004.
Imagen tomada de Internet.

15 comentarios:

josefina dijo...

cuantas cosas pueden pasar en un instante.
Muy buena la entrada.
Un abrazo

Luisa dijo...

La cantidad de vidas entrelazadas es infinita y contradictoria. Sólo en un bloque de pisos, las almas que albergan esos ladrillos, están regidas por diferentes sinos. Imagino un universo y me da vértigo. Mientras a unos habitantes les va de maravilla a otros les ocurren desgracias o son ellos mismos quienes las provocan. Y mientras tanto siguen naciendo y muriendo. Es la vida. Hermosa y cruel a partes iguales.

Buen relato.

Un besazo, compi.

TriniReina dijo...

Un diccionario muy particular. Cada nombre encierra un mundo.

Me gustó la primera vez que lo leí y ahora aún más.

Abrazos

Resu dijo...

Como los buenos libros que no nos importa releer, así es tu abecedario del mundo; porque eso ocurre aquí y en el resto del mismo: otra lengua, otro color, otra forma de pensar y sentir, pero en el fondo todos seres humanos, aunque a veces, muchas, nos empeñemos en vernos diferentes. Besos miles.

Mos dijo...

Así es, Josefina. Un instante, un sólo segundo, contiene un montón de historias.
Un abrazo desde mi orilla.

Mos dijo...

Así es Luisa: la vida misma con sus pros y sus contras, sus triunfos y sus miserias.
Lo cierto es que un día oyendo un CD del grupo Safri Dúo, grupo cañero de música dance, me sorprendió un tema instrumental que no era del estilo del grupo. Ese tema se llama ADAGIO. Escuchar tranquilamente esa música, hizo que mis pensamientos evocaran ese instante en la vida de las infinidad de personas anónimas que tenemos alrededor en nuestra ciudad, nuestro país, el mundo,...
De ahí surgió ABECEDARIO DE UN INSTANTE, al que después he titulado ABECEDARIO HUMANO DE UN INSTANTE.
Como tú sabes, lo he recitado, o leído, en algún recital con dicha música y la unión de palabra y música hizo una mezcla cuasi perfecta. A mucha gente le gustó.
Ahora, años después, si lo leo, se funde en mi mente con el Adagio de Safri Dúo.
Un beso, compi, desde mi orilla.

Mos dijo...

Trini: Me alegro de que te siga gustando. Es cierto que cada nombre encierra en sí mismo una historia que poder contar. No descarto que, algún día, escriba esas historias que llevan dentro.
Un abrazo de Mos desde mi orilla.

Mos dijo...

Hola Resu: Verdaderamente en el mundo hay historias para contar a patadas. La mayoría, vivas donde vivas, nos comportamos y padecemos parecidas situaciones. Sólo nos separa la lengua, la raza, el estilo de vida y poco más. Seres humanos con idénticos problemas y con idénticas satisfacciones.
Un abrazo compi y amiga desde mi orilla.

Darilea dijo...

Cada persona es un mundo y en cada uno de sus mundos, hay instantes compartiendo un mismo minuto con consecuencias diferentes.
La vida.
Un beso

Alma Mateos Taborda dijo...

¡Cuántas cosas diferentes suceden en el mundo, tan sólo en un instante y a cada instante y cuántas prguntas sin respuestas tenemos también a cada momento! Muy buen post. Me encantó visitarte. Excelente trabajo. Un abrazo.

Mos dijo...

Darilea está claro que he plasmado un instante muy real de la vida. De nuestra vida, de la vida que nos rodea a pocos metros de nosotros.
Un abrazo desde mi orilla.

Mos dijo...

Alma: Bienvenida a mi orilla. Me satisface que hayas pasado por aquí y te haya gustado lo que has visto.
Tus blogs están muy elaborados y son de categoría.
Un abrazo de Mos.

Tesa dijo...

Esa infinidad de posibilidades, de historias, de conexiones, de instantes, de finales... es lo que me maravilla de la vida, que puede ser brutal y tierna al mismo tiempo, que puede empezar y acabar en paralelo, que hay quien se niega a disfrutarla y quien ensancha los poros para que entre a raudales.

El acierto de este post son esas pequeñas historias que personalizas con un nombre concreto. Me gusta mucho.

Un abrazo, Mos.

Mos dijo...

Tesa: Estas y otras muchas más.Infinidad de historias e infinidad de posibilidades. La vida en las dos caras de la moneda.
Un abrazo de Mos desde su orilla. Me alegra saber que te pasas por la orilla de Mos. Es un honor que me leas y me comentes.

BACO dijo...

Qué bueno, Mos, cuánto me acuerdo de la primera vez que lo leíste, con aquella música.
Buenos recuerdos.
Fuerte abrazo