VEN A LA ORILLA Y QUÉDATE CONMIGO. PODRÁS CONOCERME A TRAVÉS DE MIS RELATOS Y MI POESÍA. TAMBIÉN CON ALGUNOS DE MIS PENSAMIENTOS Y OPINIONES. SIEMPRE QUE VENGAS ENCONTRARÁS ALGO DE CULTURA Y ARTE. Y TODO AQUELLO QUE CREA QUE TE PUEDE INTERESAR.
SE ME OLVIDABA PRESENTARME: SOY MOS Y ESTA ES LA ORILLA DE LAS PALABRAS; EL LUGAR DONDE SIEMPRE SERÁS BIEN RECIBIDO.

Seguidores

domingo, 21 de marzo de 2010

DESPEDIDA


DESPEDIDA

Adiós amiga luna, adiós.
Mañana, cuando vuelvas, no estaré.

Me llevan los hombres
a su fiesta de muerte.
---------------
Mi dolor será su alegría:
sonarán trompetas y ovaciones
cuando mi sangre de toro

tiña la arena.
--------------
Jamás pensé en defraudarles;
mi amo me crió, el público paga,
el matador necesita

triunfar conmigo.
--------------
¿Alguien puede cambiar el destino?
Nadie me preguntó por mis sueños;
sueños de vida larga

entre encinas y flores.
--------------
No sé..., aquí me siento extraño;
triste sin el murmullo del río.
En la ciudad no hay dehesas,

ni cantan alegres las aves.
--------------
Es inútil, deja al sol que venga.
Moriré con honor en la plaza.
Adiós amiga luna,

mañana, cuando vuelvas, no estaré.
--------------


© Ceferino Otálora (Mos).
Septiembre de 2002.


Imagen tomada de Internet.

15 comentarios:

Mos dijo...

No soy partidario de la fiesta taurina y menos que sea proclamada fiesta nacional de interés turístico. Respeto la opinión de cada uno pero no me gustan las imposiciones de ningún tipo.
Tal vez sería mejor plantearse otro tipo de "fiesta" donde el toro no sufriera hasta morir.
Difícil ponerse de acuerdo.

Un abrazo de Mos desde la orilla.

Tesa dijo...

Precioso el poema y la foto, Mos.

Los toros bravos me parecen muy bellos, pero no me gusta nada que les rompan el cuello nada más salir a la plaza, lo que hace que embistan de frente y aunque parezca que el torero se arrima mucho mientras lo haga por el lado no corre peligro.

Tampoco me gusta que los aterroricen, que los lanceen, que los atraviesen con una espada...

... el toro en la plaza sólo quiere escapar para evitar el dolor y el desconcierto.

En Barcelona sólo se llena la plaza cuando viene José Tomás y porque viene gente de todos los lugares de España, el resto está semi vacia con algunos grupos de extranjeros que se tapan la cara horrorizados.

Lo que no se cuenta por la capital es que la iniciativa para esta ley parte de 140.000 firmas recogidas en la calle, que en Cataluña tampoco se permiten los circos con animales, ni exhibirlos en un escaparate en las tiendas.

Cuando alguien apela a la tradición me río, no hay tradición más española que la Inquisición y la sin razón de esta última andamos todavía sobrados.

Un abrazo, Mos.

Mos dijo...

Insisto en decir que no me parece una fiesta que nos una a todos. Hay partidarios y detractores.
Tesa, estoy de acuerdo contigo en que dejen de apelar a la tradición.
La sociedad avanza y hay tradiciones que mejor dejarlas pasar.
Creo que habría que pensar en otro tipo de fiesta menos sanguinaria. Se ve que hay mucho dinero por medio y muchos intereses de grandes ganaderos y terratenientes.
Un abrazo desde mi orilla.

Darilea dijo...

Tu poema me hizo recordar una canción que yo tarareaba con mi padre.
Y no era "ese toro enamoraó de la luna"...
Decía algo así:
En los sembraos de los Miura
Vive solo un chavalillo
Que del “ganao” él se cuida
Sin tener miedo al peligro-

Un toro de pinta careto
Se hizo amigo del chaval
Y cuando entra y le lleva pienso
Le da con su cola queriendo jugar.

En la Maestranza al pobre
Careto lo van a lidiar.
Y el chaval que esta en la barrera
Llorando por dentro aplaude a la fiera.
No recuerdo lo que continúa lo que sé es que terminaba devolviendo el toro a la libertad por que se la había ganado por su grandeza.
Como tenía que ser.
Un besito Mos.

TriniReina dijo...

Tampoco soy partidaria de las "fiesta" de toros y si cabe, aun menos de esas fiestas de los pueblos en que se los martiriza más si cabe.

Es un poema muy bello y muy triste, si nos ponemos en la piel del toro...

Abrazos

Luisa dijo...

Mos, cuando leo este poema tu voz lo inunda todo. Y es que no hay nada como haber escuchado al autor recitarlo.

Ya sabes lo que opino yo de la fiesta. Sinceramente creo que hay muchísimo dinero detrás de toda ella. Es por eso que jamás se erradicará. Es un negocio de los más lucrativos de nuestro país. Y que se dejen de tonterías que todo se reduce a lo mismo.

Un beso, compi.

josefina dijo...

Yo soy partidaria de que no se haga sufrir a ningun animal.
Un abrazo

Mos dijo...

Darilea, no conocía esa canción que nombras pero seguro que la grandeza del toro merecía su libertad.
Los toros mejor en la dehesa.
Un abrazo de Mos desde esta orilla.

Mos dijo...

Trini, si nos ponemos en la piel del toro o la fiesta fuera al revés, sería tachada de horrible y violenta. (Que es lo que es).
Un abrazo desde mi orilla, maestra.

Mos dijo...

Luisa, amiga y compi, te agradezco que recuerdes mi voz recitando este poema. Qué tiempos aquellos!
Por supuesto que es un negocio de lo más lucrativo y que ha calado como espectáculo en gran parte de los españoles. pero creo que sería cuestión de plantearse alternativas menos dolorosas y violentas para el animal.
Un abrazo grande desde mi orilla.

Mos dijo...

Querida Josefina: Cataluña ha dado un gran paso con esto de la fiesta taurina y el maltrato a los animales.
Que respeten a los que piensan como tú y como yo.
Un abrazo desde mi orilla.

Narci dijo...

Yo tampoco soy partidaria de la fiesta taurina, pero si la fiesta taurina no existiese dudo mucho que a ningún ganadero le resultase rentable la cría de ganado bravo y tan hermosa raza acabaría extinguiéndose. De alguna manera es la pescadilla que se muerde la cola.

Eso sí, los toros me gustan en la dehesa, como a ti, rodeados de jara y encina mientras la luna se refleja en su piel de azabache.

Besos
Narci

Mos dijo...

Puede que no fuera rentable la cría del toro bravo. En sí lo que me molesta es el sufrimiento del animal y que de eso se haga toda una fiesta nacional. Tal vez podrían cambiarse los métodos y seguir festejando de otra forma. Polémico asunto.
Gracias por pasarte por mi orilla, Narci.

Anónimo dijo...

Regards to your family
This rather good phrase is necessary just by the way this clock
[url=http://ranumufa.comli.com/M-h-2E-y-539.html]geist indianapolis[/url]

i love you

Arturo dijo...

Mos:
Es tan bello tu poema, como triste.
Ya sabes que no apruebo semejante salvajada. Imagina que vivo en un país del tercer mundo, que ya en el Siglo XIX prohibió esas actividades. Mi bisabuelo, un madrileño que era carpintero ebanista, a principios del Siglo XX estuvo en la obra de construcción de la plaza de toros de Asunción, en el Paraguay; una plaza que nunca se inauguró como tal, pues se prohibieron las lidias.
Por todo ello, me llama poderosamente la atención que perdure esa actividad en España.
Durante mi vida he visto desaparecer costumbres que parecían más arraigadas que las corridas: los actores fumando en los filmes y la gente en todo lugar, el tango bailado en los clubes de barrio, la comida casera con ingredientes sanos y naturales, los aeroplanos a hélice, los incineradores de residuos domiciliarios, las parrilladas de los obreros en las obras de construcción, los abrigos de piel y un largo etcétera.
En poco tiempo, espero agregar esta actividad cruel a la lista.
Un gran abrazo.