VEN A LA ORILLA Y QUÉDATE CONMIGO. PODRÁS CONOCERME A TRAVÉS DE MIS RELATOS Y MI POESÍA. TAMBIÉN CON ALGUNOS DE MIS PENSAMIENTOS Y OPINIONES. SIEMPRE QUE VENGAS ENCONTRARÁS ALGO DE CULTURA Y ARTE. Y TODO AQUELLO QUE CREA QUE TE PUEDE INTERESAR.
SE ME OLVIDABA PRESENTARME: SOY MOS Y ESTA ES LA ORILLA DE LAS PALABRAS; EL LUGAR DONDE SIEMPRE SERÁS BIEN RECIBIDO.

Seguidores

viernes, 12 de febrero de 2010

OCÉANO MAR

Hay dos puertas en tus aguas azules
que me incitan a pasar,
a sumergirme en ti.
Tal vez sea un insensato o un necio
por entrar en tu inhóspito mundo,
por bucear en tus profundidades,
por sentirme bien en la calidez
de tus olas en calma.
Hay dos puertas, sí, y he entrado;
una de ellas, la más amplia,
me conduce hasta tu cuerpo,
al hechizo de tu cuerpo,
festín para los sentidos
que sacia la sed de mis instintos.
La otra, más reducida y limitada,
me introduce en tu alma,
a lo que yo entiendo por alma:
ese lugar donde conviven
los sentimientos, el espíritu,
la sensibilidad y la esencia de cada ser.
Créeme si te digo que tu alma
es una estancia acogedora
por la que me gusta deambular
y descubrirte.
Cuerpo y alma. Océano y mar.
Tú al completo. Y yo.
Yo me adentro entre tus aguas,
esas aguas azules con dos puertas
y, sin darme cuenta,
me vuelvo pez en ti.




Poema: © Ceferino Otálora (Mos). Febrero 2010.
Imagen: Océano Mar. © Antonio Alcázar.

10 comentarios:

Mos dijo...

Tocaba ya hacer un poema nuevo. Antonio Alcázar, compañero y amigo, me pasó hace tiempo las imágenes de varios de sus cuadros.
OCÉANO MAR me inspiró este poema que habla de amor, de sentirse bien con alguien, de la química que tiene que haber entre dos...

Espero vuestra opinión. prometo visitaros.

Un abrazo de Mos desde la orilla.

TriniReina dijo...

Pues te has lucido, Mos. No has podido hacer un poema de amor más hermoso que este que nos regalas.

El cuerpo como un océano bavo y el alma, mar en calma...

Abrazos

josefina dijo...

Muy bonito Mos, cuanta ternura.
Buen día de los enamorados.
Besos

Luisa dijo...

Te vuelves pez, Mos. Con un mar como el que te espera, tan azul, tan manso, tan pacificador, tienen que salirte aletas por narices.
Que disfrutes muchos años más del amor que os entregásteis en usufructo (como verás te parafraseo).

Feliz día de los enamorados (aunque no creamos en tonterías comerciales).

Buen poema, con ese toque al final que dibuja una imagen genial en la retina.

Un besazo.

Narci dijo...

Es una preciosidad Mos, me ha encantado este poema, esa entrega y esa búsqueda del cuerpo y del alma y la metamorfosis que supone el amor.

Una verdadera delicia.

Un abrazo
Narci

Ada dijo...

Buena imagen, el mar como metáfora del amor y todo lo que el mar mueve, adentra, sube o baja, lo que deposita y lo que se lleva. El mar que siempre permanece.
Bellísimo el cuadro.
Besos

salvadorpliego dijo...

Muy apasionados tus versos. Te felicito.

Un placer leerte.

Resu dijo...

Precioso Mos, muy de enamorados, de descubridores de nuevas tierras aunque ya hayas estado en ellas, pero que siempre encuentras algo nuevo que te atrae. Besos

Tesa dijo...

Me encanta esa evocación de las dos puertas y ese volverse pez.

"Océano Mar" es una poética novela de Baricco que a mi me tiene fascinada, esta llena de páginas dobladas, de párrafos marcados y de una dedicatoria muy entrañable de mi hijo que me la regaló hace muchos años.

No me extrañaría que ese cuadro estuviera inspirado por la novela. Te la recomiendo. Es extraña y bella. Hasta tu poema parece influido por ella.

Muchos besos, Mos,

Anónimo dijo...

yo he pensado en unos ojos azules....